#Política

¿Participación Ciudadana para unos pocos?

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La participación ciudadana, ha sido  un tema de debate durante los últimos años por parte de los Partidos Políticos, Gobierno, ONGs, opinión pública, entre otros.

No es una sorpresa que la ciudadanía adquiera lentamente espacios para participar en la toma de decisiones públicas. De a poco las autoridades comprenden que decisiones participativas generan una mayor legitimidad de los actos y una corresponsabilidad en los procesos y resultados.

La participación ciudadana ya no tiene vuelta atrás, y esto se justifica si entendemos que la Democracia (como sistema político) a medida que va madurando, requiere de una Sociedad Civil activa en su participación dentro del sistema político. En palabras de Cohen y Arato (1992), la Sociedad Civil se considera como fuente de legitimidad del orden Social y Político, entonces la participación en la comunidad política se impone como una necesidad de toda sociedad para ser considerada democrática.

El diagnóstico es claro, y de no mediar pequeños matices, es  compartido por todo el espectro político que recorre el eje izquierda-derecha.

Sin embargo hay un fenómeno que ocurre más habitualmente de lo imaginable. Este fenómeno puede denominarse como la “Elitización de la Participación Ciudadana”.

Generalmente quienes intentamos especializarnos en la temática de la Participación Ciudadana no profundizamos mas allá de la generación de los espacios para la participación ciudadana. Olvidamos lo fundamental que resulta que esos espacios de participación que tanto exigimos, sean efectivamente utilizados, que exista entonces un empoderamiento ciudadano de los espacios de participación.

Ese empoderamiento, en rigor sí existe, porque la ciudadanía utiliza los espacios. El problema es qué tipo de ciudadanía es la que efectivamente utiliza los espacios de participación ciudadana que se han logrado generar.

Nos encontramos en muchas ocasiones, que las organizaciones ciudadanas, o bien ciudadanos a pie que se empoderan de los espacios de participación, son los que han tenido un comportamiento de participación histórico, reconocidos por las autoridades y con un mayor acceso a la información que emana desde las instituciones. Finalmente ocurre que una “elite ciudadana” termina por utilizar los espacios de participación, cerrando la posibilidad -de manera involuntaria o quizás de manera voluntaria-  de participar a la mayoría de los ciudadanos.

Frente a lo anteriormente expuesto, surgen voces que sugieren que hay un desinterés manifiesto de la ciudadanía por participar, y que resulta entonces imposible convencer al “resto de la ciudadanía” a utilizar los espacios de participación (“no podemos obligarlos a participar”). Como consecuencia se termina perpetuando el fenómeno que denomino “Elitización de la Participación Ciudadana”.

El desinterés por participar no debe ser planteado como una “causa”  para la no participación, ya que eso lo transforma en una variable imposible de abordar. El desinterés debe entenderse como un efecto de la desinformación y fundamentalmente a los mínimos niveles de cultura cívica-política que existe en la ciudadanía chilena.

Si el desinterés es un efecto (tal como pretendo mostrar en este documento) debemos atacar las causas ya citadas.

La desinformación se debe revertir diversificando las estrategias de difusión que emanen desde los organismos públicos. No basta con la entrega de dípticos a directivas de organizaciones de la Sociedad Civil quesuelen participar en las convocatorias. Debe apuntarse a toda la ciudadanía, utilizando la mayor cantidad de herramientas, fortaleciendo la transparencia activa, acercando la institucionalidad a los barrios, utilizando fuertemente las Tics..

Los mínimos niveles de cultura cívica-política de los ciudadanos, son la causa fundamental del desinterés y debe ser abordado con una política de largo plazo. Educación Cívica en las escuelas y liceos, que fomenten el deseo de participar, de conocer sus derechos y deberes ciudadanos, de conocer la política y su importancia en la sociedad, de conocer la función de las autoridades, de conocer los canales existentes para participar y ser parte de la gestión del territorio en el que se habita.

Con certeza se requiere de una sociedad con individuos informados e interesados en participar, que tengan acceso igualitario a los espacios de participación.

Se requiere, por tanto, de una sociedad con un fuerte contenido político.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de marzo

Estimado Alvaro Jorquera,

Creo que has dado en el clavo respecto de la participación. En mi opinión, no participar es una irresponsabilidad, en la cual caen, desgraciadamente, la mayoría de los chilenos.

En efecto, la Ley contempla espacios de participación ciudadana, que no son aprovechados.

En mi opinión, no es un fenómeno de elitización, sino que es un tema de flojera, como en todos las actividades humanas. Me explico:

¿Que proporción de la población estudia realmente a conciencia? ¿Que proporción se capacita para poder participar? ¿Que proporción de los profesionales investiga acusiosamente antes de entregar una opinión? ¿Que proporción de los empresarios estudia a conciencia las leyes sobre participación?

Mi respuesta es: una escasísima minoría.

Te doy un ejemplo: el medioambiente, tema tan importante y con consecuencias para futuras generaciones. Cuando toca participar DE VERDAD, es decir, cuando hay que estudiar la Ley, los temas técnicos, ir a las reuniones y buscar soluciones a los infinitos temas que se plantean y cuando toca plantear soluciones uno por uno de ellos, y financiarlas, son unos pocos los que asisten, que son siempre los mismos, con real vocación de ciudadanos.

La gran mayoría se excusa o simplemente no asiste. Se queda en el reclamo fácil, pero a la hora de trabajar, “tiene algo importante que hacer”.

Desgraciadamente, es una irresponsabilidad y le deja el camino libre a los pocos que persisten y trabajan, quienes tomarán acuerdo sobre las materias en discusión. Los que no van no tienen derecho a reclamar, pero sus hijos si lo tienen y les echarán en cara su flojera.

Para peor, a los burócratas en realidad les incomoda la participación ciudadana, así es que nunca te van a rogar que uses tus derechos a participar. Te van a enviar UN aviso y punto. Con suerte.

Obviamente que la Ley no es perfecta, pero si los ciudadanos no usan lo que hay, nunca van a conocer sus deficiencias. Y menos podrán proponer mejoras.

Por otra parte, siempre lo que vale es lo legal, lo escrito, no lo conversado en un café, o lo gritado en la calle. Yo puedo conversar muchas cosas, hacer discursos, gritar consignas, mostrar pancartas, etc. pero eso no afecta en nada a lo escrito, y pasada la protesta, todo seguirá igual. Y las leyes se hacen en el parlamento y se hacen (se supone) en forma seria, con informes de expertos de por medio. Luego tiene que financiarse y además, tiene que ser aprobada por la Contraloría.

Aún así, el trabajo legal puede quedar incompleto o defectuoso, lo que se verá al ponerla en práctica.

Por eso, los muchachitos y no tan muchachitos que creen que van a mejorar las cosas con medidas de facto y sin trabajar ni estudiar, no tienen ninguna posibilidad de éxito. Después se extrañan de que las cosas siguen igual, como pasó con los “pingüinos”. Se hacen muchas expectativas de algo que no puede funcionar.

Es mejor capacitarse y participar en serio.

De los líderes que ilusionan a los jóvenes prefiero no opinar, sólo diré que casi siempre es para su propia promoción política y después “si te he visto no me acuerdo”. Hay contadas y honrosas excepciones.

06 de marzo

Gracias por comentar.

Yo veo que se da un fenómeno de elitización, producto al desigual acceso a la información pr parte de los ciudadanos. Puede ocurrir que dirigentes sociales prefieran evitar incluir mas gente para así no tener mayor contrapeso a sus opiniones.

Y concuerdo contigo, es necesario capacitar al ciudadano (o más bien hacerlo un ciudadano de verdad) para que participe constantemente, para vea la importancia de hacerlo.

No puede ser que la gente diga : “tengo cosas más importantes que hacer”.

Saludos.

peon

05 de marzo

Lo más lógico siempre ha sido que la participación ciudadana no es cosa de todos. Nunca participarán todos, más bien si las cosas van medianamente bien. Si fueran mal, peor de mal, el nº de participantes aumentaría. Si fueran excelentes, ese mismo nº se reduciría… Las causas de ello son obvias y ni siquiera creo que vale la pena comentarlas.

Lo que sí es necesario es un espacio de participación digital institucionalizado, porque mucha gente desearía hacer un comentario al menos respecto de algo, pero, no con “la burocracia” de todo un sistema de participación a través de juntas de vecinos o la pertenencia a alguna organización sin fines de lucro que pretende involucrarse en la vida cotidiana del grupo social al que pertenece o al que desea influir…

Así, creo que lo más adecuado, “y justo se me acaba de ocurrir”, es que la participación ciudadana tenga por columna vertebral la disponibilidad de una herramienta institucional como una CÁMARA CIUDADANA DIGITAL…

Ponerle más palabras al cuento, no sería más que redundar…

http://www.camaraciudadana.cl

fds

06 de marzo

Gracias por comentar.

Sin duda un espacio digital es una muy uena propuesta, en donde se puedan dar opiniones. Ahora habría que ver si esas opiniones serán vinculantes o no, com otambién qué relación tendrá con el legislativo.

Pero, con todo, el convocar a una cámara ciudadana digital presenta los mismos inconvenenites presentados en esta columna. Hay un desinterés manifiesto de la ciudadanía por participar, cómo también hay una falta de información sobre los espacios de participación existentes. ¿Cómo enfrentaría ambas cosas esta propuesta de Cámara Ciudadana Digital?

Saludos.

peon

08 de marzo

Ese espacio digital está propuesto como una Tercera Cámara Nacional, la de la ciudadanía, en donde quien quiera y/o pueda, pueda opinar o leer las opiniones de otras personas, apoyarlas o rebatirlas, solicitar más información, sugerir temas, etcétera, considerando una representación directa en el Congreso y en el Senado, una personalidad jurídica y todo orden de hechos o eventos que puedan darse dentro de la actividad de esa Cámara Ciudadana y dentro de la legalidad vigente o la necesaria para su creación y crecimiento…

En la medida que no se debatan temas importantes para la ciudadanía y los territorios, motivo por el que también se propone la participación de la universidades regionales del Consejo de Rectores, nuestro país crece a un ritmo inferior a su capacidad, visto desde todos los ángulos posibles, o utilizando los índices medibles o valores calificables que se deseen usar…

La existencia de una Cámara Ciudadana Digital no presentaría los mismos problemas que cita tu artículo, porque el desinterés por participar es producto de que no hay dónde hacerlo de forma institucionalizada, aunque y a pesar de ello, y corroborando el sí interés de la ciudadanía, cada vez hay más espacios digitales difundiendo la necesidad de la participación ciudadana de forma vinculante…

En cuánto a la difusión de tal Cámara Ciudadana Digital, ¿la gente no sabe que existe la Presidencia, el Congreso o el Senado?…

Aunque no lo supieran, hacerle llegar una carta a la gente con la información que maneja la Cámara Ciudadanía detonaría toda la explosión necesaria para la participación de la ciudadanía, de toda aquella que desee participar, se entiende… Si no una carta, un periódico, espacios publicitarios en radio o televisión, mensajes a grito pelado, señales de humo, etcétera…

Es decir, no me parece que sería un problema la difusión de una nueva Institución para mejorar la democracia y plantear toda clase de mejoras a nuestra legislación, formas de interacción, economía, usufructo de nuestros recursos soberanos, etcétera, porque esto se asemejaría, guardando las proporciones, a que fuera creado el sol de la patria y ¿de qué forma lo podrías ocultar?… Sería imposible no difundir la Cámara Ciudadana… Sería como la apertura de las grandes alamedas de la famosa frase aquella… ¿De qué forma podríamos vivir sin que una gran mayoría de la población transite por ellas?…

lkflkjfd

05 de marzo

Estoy completamente de acuerdo es que es necesario instar a la participación Ciudadana , y no conozco forma mas efectiva que hacerlo basado en reglas claras , transparentes y mas que todo vinculantes , en Chile en los últimos años sobre todo en los Gobiernos de la concertación se habló mucho de derechos , olvidando que Los ciudadanos tenemos derechos y también deberes y según mi forma de ver las cosas , si quieres tener derechos debes cumplir primeros tus deberes ; La concertación ,como una forma de lograr que la Ciudadanía recuperara la confianza en sus gobernantes , y lograra pasar el amargo trago de la dictadura y todas sus aberraciones que sumió a este País en el miedo, cometió el error de transformarse en asistencialista ,dejando como resultado una sociedad Chilena de flojos, que creyeron que todo lo podía arreglar el gobierno y sino sus dirigentes , que se las arreglan de cualquier manera para crear soluciones a los problemas comunitarios , haciendo beneficios, completos , papas fritas etc.etc , y mas encima los ciudadanos que nada hacen , pelan y ningunean a sus dirigentes creyendo , que siempre se aprovechan y buscan beneficiarse, critican y dicen debería hacer esto o esto otro , y cuando se les invita a trabajar por su comunidad son todas personas muy ocupados , pero si se les invita a recibir algún beneficio, son capaces de clonarse o hacerse alguna cirugía express con un medico chanta para tocar dos veces el beneficio ; Un proyecto que tengo el honor de dirigir , busca cambiar esta realidad ordenando las cosas desde la base misma y por medio de la gestión clara y transparente
recuperar la confianza en las organizaciones comunitarias , mostrando que se puede lograr mucho si se trabaja en forma organizada y sobre con visibilidad :- el proyecto está aquí http://sijuve.ubiobio.cl como rut de usuario en una cuenta de pruebas 888888888 y clave 888888888 es absolutamente gratuito y está corriendo hace cuatro años , es necesario que se haga difusión y se use y amplie, con requerimientos nuevos salidos de inquietudes de las comunidades , aquí cada organización tiene su propia cuenta, a la que puede acceder sólo esa organización ,no hay espacio para la autoridad , está hecho y pensado como un canal de comunicación para la ciudadanía, vean la pestaña archivos publicados y por supuesto todas las demás y se darán cuenta, lo poderoso que puede llegar a ser .-

06 de marzo

Sergio, concuerdo con tu diagnóstico. Desde el retorno de la Democracia, se ha hecho un esfuerzo sistemático por generar procesos de desmovilización, convirtiendo al ciudadano en un “Usuario”. Eso debe cambiar.

Pero quiero insistir que antes de todo proceso de participación, debe existir una formación ciudadana como política nacional. Eso nos dará a conocer, tal cómo dices tú, nuestros deberes y derechos ciudadanos.

Parece interesante la herramienta que presentas. Toda propuesta que apunte a mejorar la participación ciudadana, aumentar los niveles de capital social, entre otros, deben aplaudirse.

Gracias por comentar.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)