#Política

Orgullosamente progresista

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cada vez que alguien cuestiona la existencia del progresismo, tiendo a pensar que esa persona no es progresista. Y casi siempre le achunto. Por alguna razón que no me explico, el deporte favorito de los no progresistas es negar la existencia del progresismo. Casi como una obsesión. Casi como un complejo. ¿Por qué no se dedican mejor a armar su propia narrativa? ¿Será porque el progresismo se construye, precisamente, en oposición a los privilegios que ellos desean conservar?

El progresismo es antónimo de conservadurismo, o sea, el arte y oficio de conservar los privilegios que de manera desproporcionada e injusta ha asignado el orden político establecido. Pero claro, uno no puede definir las cosas por lo que no son, porque si es por eso, el progresismo tampoco es dulce de membrillo. ¿Cómo definirlo entonces? ¿Cómo saber de qué se trata esta corriente política que tanta envidia genera? A mi juicio, son tres los elementos que definen a un progresista:

Primero, la lucha por el cambio social, lo que significa sentir malestar con el status quo. En el fondo, el progresista cree sinceramente que el mundo no tiene un orden natural y que el ser humano puede ser sujeto de su propio progreso. No hay nada –ni ley divina ni ley terrenal—que diga que los privilegios deben mantenerse o que no se puede cambiar la injusticia social. Y claro, el concepto evoluciona a lo largo de la historia. En el siglo 18, el progresismo era entendido como la lucha por las ideas de la ilustración en contraste con verdades y monarcas de origen divino. En el siglo 19, el progresismo lucha fuerte por la democracia, por el estado de derecho y las libertades personales. En el siglo 20 se incorporan los conceptos de clase, justicia social y el Estado como promotor del desarrollo y el bien común. En el siglo 21, sumamos a todo lo anterior el cambio climático y la protección ambiental.

En general, los progresistas se ubican del centro hacia la izquierda. Socialistas, socialdemócratas y laboristas son progresistas casi por definición, aun cuando a veces caen en formas sutiles de paternalismo estatal, el que, al no confiar plenamente en las capacidades de las personas, se aleja un pelito del ideal progresista. Los socialcristianos y su espíritu igualitario y comunitario son también progresistas, especialmente en aquellos países –como Chile—donde han liderado la defensa de los derechos humanos. Y hay también grandes liberales progresistas, como el amigo Obama y tantos otros que desafían, en el contexto de sus realidades, el orden establecido.

El segundo elemento que define al progresista es el pragmatismo. Significa que el progresista cree más en la reforma racional, gradual y constante (ojala acelerada), que en la solución mágica. El progresista recela profundamente del demagogo. Le gusta ganar votos y cariño, pero no a costa del atolondramiento o la torpeza. Cree que se puede ser popular sin ser populista, básicamente porque las ideas que defiende son justas y son mayoritarias.

El pragmatismo progresista se traduce en una fuerte preocupación por las políticas públicas bien fundadas. Prefiere evaluar los resultados más que juzgar las intenciones. Si termina bien, estuvo bien. Si funciona, no lo arregles. Si no tienes datos, no discutas. Son todas máximas del policymaker progresista.

Por alguna razón que no me explico, ser riguroso en las políticas públicas ha tendido a identificarse con ser poco izquierdista. Pero eso no debe ser así. Las regresiones multivariadas no son armas del imperialismo ni la econometría es caballo de Troya de la burguesía. Son herramientas para analizar realidades sociales que no se pueden desechar. El progresista jamás traicionará la rigurosidad en el análisis y la propuesta, porque el progresismo es constructo humano, racional y cartesiano, que persigue valores nobles, pero que se preocupa de que éstos se concreten efectivamente en la práctica y no queden en la perorata. 

Tercero, el progresista es y debe ser abierto y democrático. La diversidad forma parte de su esencia. La discusión de ideas es el aire que respira. La libertad de las personas es lo único sagrado que reconocen. Por eso, los autoritarios no pueden ser progresistas. Los que defienden la dictadura chilena no pueden ser progresistas. Los que no respetan las opciones de vida privada de las personas, no pueden ser progresistas.

En la dialéctica entre libertad e igualdad, el progresista busca la síntesis. Los que se olvidan de la igualdad, no son progresistas. Pero los que conculcan la libertad en nombre de la igualdad, tampoco son progresistas.

Ahora bien, hay un conservadurismo más sutil en la izquierda, uno de tipo paternal, no autoritario. Aquel que aun no se atreve a dar rienda suelta al poder de las personas. Aquellos que no entienden que los fines siguen siendo los mismos fines colectivos de antes, pero que la medida se construye a partir del individuo. En definitiva, el progresismo lo que hace es fusionar en una misma idea política las dos grandes narrativas justicieras del siglo 19 y 20, la liberal y la socialista. Fines socialistas, método individual.

A mi juicio, el progresismo es mayoría en el país. Por una parte, los chilenos valoran enormemente sus libertades personales así como la libertad para emprender económicamente y hacer lo que les plazca con sus vidas. Es el ideal libertario que se encuentra en todo progresista. Pero al mismo tiempo, los chilenos valoran que exista un Estado que los apoye en su esfuerzo. Valoran que se haya construido una red de protección social que los acoja en momentos difíciles y que hayamos dejado atrás el dogma individualista de las políticas sociales del neoliberalismo. Valoran que exista un Estado que nivele la cancha en favor de quienes no tienen privilegio alguno. Los chilenos se sienten orgullosos de la tradición comunitaria y solidaria de su pueblo, que a pesar de la doctrina neoliberal de dictadura, hoy florece en leyes e instituciones. Es el ideal igualitario que se encuentra en todo progresista.

Pragmatismo, justicia social y plena libertad. Empiria, sudor y lágrimas. Eso es el progresismo, aunque duela.

 

——————————————————————————————————————-

 

Foto: Lo que falta para empezar – Libertinus
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de Mayo

porque progresismo y no simplemente Izquierda?
porque el tema de la libertad me parece subjetivo y no suficiente.
Será por que en el pragmatismo no se avanza? Porque Piñera y otros tantos pueden decir que son progresistas sin discusión posible a ello?

el el progresismo la Izquierda en la medida de lo posible?

Mas allá de lo anterior, me parece interesante por lo menos hacer el intento de la definición, ya que la naturalización del concepto da su uso sin un sentido y se presta para todo.

Les dejo un articulo interesante al respecto:

UN COSA ES LA IZQUIERDA Y OTRA COSA ES EL PROGRESISMO
http://www.cronicadigital.cl/news/politica/17470.html

Saludos Pancho.

05 de Mayo

Creo que la necesidad de nuevas corrientes ideologica obedece a el resultado de otras que tuvieron esplendor en otra epoca, el progresismo es el resultado de la izquierda despues de la caida del Muro de Berlin, de la Rusia capitalista que arribo en el siglo 20 y de como se fue materializando los pasos de esa izquierda que negaba el capitalismo por se, a otra izquierda que se llamo socialdemocracia y convoco la sociedad social de mercados.
Hemos visto gobiernos declarados de izquierda utilizando herramientas de derecha para aplicar en las economias de sus paises, el problema de esas izquierdas es que hizo de su dogma, dogmas que eran del capitalismo y hoy no se discute si vamos a eliminar el mercado a cambio de un estado proveedor, ahora la discucion esta puesta si vamos a conservaro un Estado protector de los DDHH y el bienestar social de la sociedad, garante del bien comun, y fiscalizador de las leyes y normas que se establecen.
Los progresistas es la suma que converge, desde toda la gama de centro a izquierda, que rescata el denominador comun de sus propuestas, el bien comun y la libertad que aspira el hombre tiene que ver con su responsabilidad asumida, y no impuesta por iglesias o partidos politicos.
Los mercados sin control atentan contra nuestra libertad individual de una manera severa y determinante nunca antes visto, son otra carcel impuesta por la extrema derecha que la izquierda se ha visto imposibilida de combatir con las mismas herramientas que ayer las combatio, no tiene ni la fuerza ni el alcance para hacerlo en la practica con las FFAA, el poder economico y politico privatizados por la dictadura.
Es muy usual que la derecha y los comerciantes utilicen nuestros propios suenos para vendernoslos en productos y servicios, en politica envasada, en discursos libertarios del mercado, pero que nos condenan de por vida a trabajar para pagarlos.
La extrema derecha impuso un modelito en nuestro pais, que nos ha hecho prisioneros cautivos de sus monopolios, nos robo el agua, bien comun en todo el mundo, nos robo la energia, las comunicaciones, nuestros recursos naturales, nuestra educacion publica, nuestra salud fisica y medioambiental, ese es el resultado que tenemos a la vista.
En otras palabras Chile sufre hoy la segunda colonizacion, concretada por el gran capital mundial, a traves de sus tratados de libre mercado, desregulacion de sus mercados, de sus taxas, de sus DD Laborales y represion estatizada por el gran capital.
Aqui les adjunto un video que ha circulado desde el 2005 y no deja de tener completa vigencia y que grafica lo que esta pasando a nivel mundial con nuestros paises y sociedades. http://www.youtube.com/watch?v=LgZY78uwvxk&feature=related
El gran capital se mueve por los paises en donde puede producir sin pagar todos los costos reales que significa producir los productos que consumimos, nosotros los chilenos ponemos la materia prima, otros ponen la mano de obra por ejemplo China, todos ponemos el medioambiente, y ellos se llevan las ganancias, tienen el poder de controlarnos por nuestras tarjetas de credito y le llaman “libertad de consumir” pero lo cierto es que nos condenan a trabajar en condiciones injustas y nos amenazan con carceles si no cumplimos “nuestros compromisos”.
Con todo el poder a su favor, el gran capital, hoy con el poder politico, creo que la unica via es unirse en una ruta comun desde el centro a la izquierda y aqui juega un importante rol el desarrollo sostenible, porque es lo mas opuesto a la concentracion de la produccion que propone el gran capital, el desarrollo sostenible podria corregir este gigante desbalance producido artificialmente por politicas corruptas de la derecha impuesta por las armas. Saludeos fraternos, Fabiola

05 de Mayo

Debo agregar que el articulo es convocante y por fin de sale de la logica de la destruccion de la idea de otros para elevar las propias, Bravo!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Se requiere más para una actitud de verdad integradora, respetuosa, solidaria, las que cuando son reales, son permanentes en el tiempo, son cotidianas, se viven día a día, semana a semana
+VER MÁS
#Sociedad

Teletón y la lógica Salah

Así comienza a germinar un nuevo espacio -en la escuela y la familia- en que nos comunicamos con un sentido formativo de nosotros mismos, la situación-hecho y la noticia
+VER MÁS
#Medios

Generando diálogos en el aula a partir de las malas noticias

Como dijo el conde de Lautréamont hace más de 100 años: vivimos en la era en donde todos escribimos y nadie lee, y donde todos hablamos y nadie nos escucha, como si ya visualizara este tipo de sociedad p ...
+VER MÁS
#Política

Las razones de Boric, Orsini, Jiles y Teillier

El sentimiento de soledad como tal puede ser bastante subjetivo, basado en una experiencia y la interpretación de situaciones vividas como el rechazo o abandono por esa falta de vinculo de encontrarse solo ...
+VER MÁS
#Salud

El dolor de la soledad

Popular

En lugar de un Comando jungla en los barrios para erradicar la droga que consume el futuro de nuestros jóvenes y el sustento de familias modestas, se les ocurre un comando en la Araucanía donde hay 500 ...
+VER MÁS
#Política

500 años de lucha y resistencia

Tendremos un grave problema con los millones de toneladas de residuos de paneles solares una vez finalizada su vida útil
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Paneles solares: ¿Pan para hoy y hambre para mañana?

Así comienza a germinar un nuevo espacio -en la escuela y la familia- en que nos comunicamos con un sentido formativo de nosotros mismos, la situación-hecho y la noticia
+VER MÁS
#Medios

Generando diálogos en el aula a partir de las malas noticias

El sentimiento de soledad como tal puede ser bastante subjetivo, basado en una experiencia y la interpretación de situaciones vividas como el rechazo o abandono por esa falta de vinculo de encontrarse solo ...
+VER MÁS
#Salud

El dolor de la soledad