#Política

Oposición colaborativa

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

¿De qué otra forma se puede entender esa suerte de oxímoron denominada oposición colaborativa que ha asumido el Frente Amplio, si no como una postura laxa, colmada de ambages y contradicciones? Ser una oposición colaborativa ante un eventual gobierno de Alejandro Guillier –según ha planteado ese conglomerado– huele a asumir una actitud pusilánime, una apuesta tibia y simplona que no sirve para nada. No apoyan ni rechazan de manera explícita la opción del senador; están contra Piñera, pero no llaman a votar por el candidato de Fuerza de la Mayoría. Si gana la derecha, aseguran que serán una férrea oposición, y si el elegido es Guillier, sostienen que serán una oposición colaborativa. Es decir, a Piñera le pondrán todos los palos en el camino y le negarán la sal y el agua a cada una de sus iniciativas en el Congreso; en tanto, a su adversario, le pondrían la mitad de los palos y en algunos casos evaluarían sacar unos pocos, pero de que habría palos, los habría. Algo así como un fuego amigui. 


¿Aún habrá que esperar que los muchachos del FA decidan sacar la pelota del envoltorio y tirarla a la tierra para jugar la feroz pichanga, o verlos cómo contemplan durante cuatro años su juguete inmaculado?

De seguro quienes votaron por algunos de los 21 parlamentarios electos del FA ya tendrán tomada su decisión, sin necesidad de esperar una instrucción iluminada desde el alto cielo. En verdad, la nueva fuerza política que emerge como respuesta a la creciente falta de consistencia ideológica que han venido experimentando las izquierdas y las derechas, hoy corre el riesgo de subsumirse en ese mismo desencanto, pero agravado por el hecho de hacerlo de manera consciente y sin reparos.

¿Cuál es la idea que administra esta nueva generación de políticos, si ella es amorfa como una ameba? De pronto se plantean como la mejor de las revoluciones democráticas, y tal vez tengan esa capacidad de subvertir el duopolio imperante desde los noventa. Pero de qué sirve la voluntad sin acción. En rigor, por estos días, esa inacción podría ser leída en clave: no llaman a votar por Guillier, con lo que su discurso rebelde sigue en pie, pero sí lo harán, como lo ha dicho el diputado (PL) Vlado Mirosevic, quien ha hecho público ese sentimiento: “En la intimidad de la urna yo sí votaré por Alejandro Guillier”, tal como lo harán por Sebastián Piñera los electores de José Antonio Kast, en la intimidad de sus urnas.

Los llamados frenteamplistas hoy están eufóricos por sus resultados, disfrutando su luna de miel. Habrá que esperar que se bajen de la pelota y entiendan que los cambios se hacen desde adentro y no solo enarbolando las banderas de la lucha sin sentido. Lo que hartó al pueblo y explica su alta abstención, fue la indefinición y la ambigüedad de los políticos, entre otros males.

De pronto Chile se vuelve un sueño tan irrealizable como tratar de rasguñar un vidrio. Tal vez al FA le convenga despertar de ese sueño y romper el vidrio, o limpiarlo, pero no seguir empecinado en creer que las cosas se mueven por inercia. Haberse hecho de una bancada en la Cámara de Diputados y conseguido un escaño en el Senado, es un capital político que requiere una cierta dinámica, entrar a la arena política y asumir los riesgos que ello implica. Perder es una posibilidad igual de cierta que ganar, por lo quedarse impávidos esperando que sea la sociedad electoral la que baraje el naipe es una actitud irresponsable. ¿Aún habrá que esperar que los muchachos del FA decidan sacar la pelota del envoltorio y tirarla a la tierra para jugar la feroz pichanga, o verlos cómo contemplan durante cuatro años su juguete inmaculado?

TAGS: #FrenteAmplio #Usach

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia