#Política

No se ría de su pueblo

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Señor Presidente,

Sus chistes cada vez me causan menos gracia, porque más allá de la forzada simpatía que usted intenta demostrar, empiezan a aflorar con mayor frecuencia los prejuicios desde los cuales entiende el mundo. En eso no se diferencia de mí ni de ninguno de sus compatriotas. Todos en mayor o menor grado nos relacionamos con los otros desde nuestros prejuicios y eso es inevitable.
 
No le voy a hablar de la necesaria dignidad del cargo que usted ocupa. En eso otras personas de pluma más elaborada que la mía han gastado tiempo y espacio para intentar explicar porqué usted no logra entender (o si lo entiende, no lo aplica) que la Presidencia de la República requiere de un cierto respeto (aunque solo sea aparente) por algunas reglas de comportamiento. No, de eso no le voy a hablar. 
 
Que usted mate a Nicanor Parra o diga que Pablo Neruda era curicano, sin duda será razón de burla en este país, en el que todos nos creemos más cultos de lo que realmente somos. Pero será algo menor, porque la erudición no es requisito fundamental para contribuir a nuestra convivencia. 
 
Pero cuando usted dice, ante la presencia de un niño de cabellera rubia, que eso es mejorar la raza, no solo está faltando el respeto a la inmensa mayoría del país (sí, en este caso estadísticamente es la inmensa mayoría, no una mera afirmación retórica en el fragor del debate político), sino que además a través de esa talla aflora lo que usted realmente piensa, como cuando no hace mucho hizo cierta comparación entre los políticos y las mujeres. Es, si me permite la metáfora, el sentido del humor del patrón de fundo, de esa persona que no conoce límites y que cree que todo le está permitido, desde saltarse una fila en el aeropuerto porque es dueño de la aerolínea hasta tener un terminal bursátil en el escritorio presidencial. 
 
Lamentablemente, esa manera de hacer reír, que no es más que una manera de reírse del mundo, de los otros, está en la base discursiva de nuestra desigual sociedad. Porque entre bromear que el pelo rubio mejora la raza y después contar un chiste sobre indios flojos y borrachos no hay frontera, son parte del mismo repertorio, uno que lleva varios siglos siendo usado y recreado en las casas, oficinas, colegios y exclusivos clubs de nuestra élite. En suma, en esos espacios en los cuales usted creció y prosperó hasta convertirse en una de las cien personas más ricas del mundo y el Presidente de una las sociedades con peor distribución del ingreso.
 
Entonces, señor Presidente, comprenderá que cuando leo en un vespertino (que alude a su comentario como muestra del buen humor que demostró en terreno) que usted ensalza cierto color de pelo, después me resulta muy difícil creerle cuando en su programa y sus discursos plantea que su gobierno está empeñado en hacer de Chile una sociedad de oportunidades. Oportunidades para quién, me pregunto, ¿para aquellos que hayan demostrado genéticamente cierta superioridad o hayan nacido en cierta cuna? 
 
Seguramente sus avezados asesores le dirán que la polémica que sus palabras han generado es artificial, que ha sido inflada por las redes sociales. Pero yo le digo que desconfíe de sus asesores. Usted no puede, en un país mestizo y con más de un millón de personas que se declaran pertenecientes a un pueblo indígena, bromear con el ADN. 
 
Léalo como un consejo para su gestión hasta marzo de 2014: si sigue por esa senda (¿qué vendrá después de burlarse de las mujeres y las personas de pelo distinto al rubio? ¿mofarse de la orientación sexual o de género?) usted no logrará salir de una dimensión en la cual cada vez más chilenos y chilenas lo tenemos: la de sentir vergüenza de quien nos gobierna y nos representa ante el mundo. Yo no vote por usted, pero tampoco lo hice por varias de las personas que ocuparon su lugar desde 1990 en adelante, pero en ninguno de esos casos sentí vergüenza. Sus dichos y actitudes podían enojarme, sus decisiones podía no compartirlas, pero nunca me hicieron avergonzarme. Y créame, cuando un país se avergüenza de sus mandatarios, el respeto por las instituciones sufre en su fibra más interna.
 
Termino señor Presidente. Sé que es imposible que usted se disculpe por estas bromas, porque usted es digno hijo de su clase, aunque ésta a sus espaldas también le critique su falta de tino y moderación. Pero sí creo, señor Presidente, que usted puede y debe a partir de ahora entender que gobierna para todos los chilenos, aunque muchos de nosotros no nos sintamos representados por su gobierno y muchos de los que votaron por usted hoy se arrepientan. Y gobernar para todos los chilenos parte de un principio básico: que usted no puede bromear a costa mía, ni de nadie, porque los presidentes no se ríen de su pueblo, se ríen con su pueblo.
 
Atentamente,
Darío del Puente
————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de febrero

Me imaginaba lo siguiente: Obama, en un día de relax ve un niños rubio, de lo más lindo y simpático y “en broma” dice: que está mejorando la raza. Ustedes creen que en USA la gente, los medios o alguien diría, “qué simpático el presidente”? Estoy segura que al menos se produciría un escándalo de proporciones y ni qué decir de las protestas que existirían en las calles, me atrevería a decir que hasta le podría costear el puesto.Pero, como estamos en Chile, no pasa nada, al revés, se lo celebran como una gracia! Insólito por decir lo menos, pelotudo, como dijo algún señor cientista político que alguna vez estuvo emocionado con que Piñera fuera presi. Vergonzoso dijo yo, y coincido con el autor, estos lapsus son los que nos hablan de lo que realmente cree este presidente y su gobierno. Gracias lapsus por iluminarnos sobre el nivel de racismo y clasismo del que hace gala el señor que tenemos por presidente. Y una pena que en Chile sólo pase como una broma de mal gusto, cuando en realidad es bastante más serio que eso. Pero en fin. estamos en Chile nada más, no nos alcanza para más.

25 de febrero

Aunque la política de Estados Unidos no es ningún modelo, existe una conciencia ciudadana mayor sobre lo que está dispuesta a tolerar de sus representante, y la ciudadanía ejerce un control que en Chile estamos a años luz. A esto se suma una prensa realmente independiente, que no le tiembla la mano cuando tiene que enfrentar al poder. En Chile, Watergate no sería posible.

25 de febrero

Hablar de incontinencia verbal queda chico, el Presi vive con diarrea verbal.
Sin embargo, lo peor es que lo que dice, muchos en su entorno lo piensan y calllan en público, son los típicos chistes que se escuchan en los círculos conservadores, cuando se sienten en confianaza. En otras palabras, las Piñericosas son un buen diccionario de cómo piensa en privado nuestra clase social dominante y cínica, que a pesar de deberle a Chile su fortuna, cree que su lugar en el mundo debiese ser otro.

25 de febrero

Ese es precisamente el punto (y por eso La Segunda no hace una crítica, todo lo contrario): no fue un lapsus, no fue un error, es una talla que está dentro de lo permitido, porque no se considera ofensiva.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)