#Política

No queda nada: Apuntes a tres meses del Plebiscito constitucional

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El proceso de repolitización iniciado el 18 de octubre de 2019, y profundizado producto de la pandemia, ha sido impresionante.  No partió ese día, por cierto.  Los y las estudiantes, el movimiento “No + AFP”, los hombres y mujeres que vienen trabajando desde hace décadas en pos de una asamblea constituyente, los territorios que se alzan en contra del extractivismo, por nombrar solo algunos ejemplos de los muchos que hay en el país, han ido pavimentando este camino.  Pero aún así, es bueno celebrar los hitos.

Poco menos de tres meses faltan para la realización del plebiscito constitucional del 25 de octubre.  Tras su postergación por la crisis sanitaria, una serie de hechos políticos e institucionales han licuado el foco público que en los meses previos se tenía sobre el proceso que desembocaría en el referéndum del 26 de abril de este año.  Pero el temor a enfermarse dijo otra cosa.

Durante cuatro meses el Estado, los medios y nuestros entornos inmediatos nos han tenido atentos a todo lo relacionado con el Covid-19.  Su ámbito superó desde hace rato el terreno de la salud pública, generando terremotos en lo laboral, económico, educativo, de las relaciones humanas, de prospección del futuro. No tengo claro si el mundo nunca volverá a ser como antes, según algunos dicen, pero lo que sí creo es que el de ahora es bastante distinto a como lo conocimos.

Nuevas formas y tecnologías han acelerado el tranco, aunque no estoy tan claro que nuevos valores hayan nacido del confinamiento, el teletrabajo, el miedo al contagio, la vida social restringida, los viajes no esenciales indefinidamente postergados.  Nos gobiernan similares pulsiones a las que nos han acompañado durante décadas, incluso siglos, aunque más matizadas o exacerbadas, dependiendo de cada individuo y sociedad.  Ya algo adelantamos hace unos meses en La Humanidad Desnuda en Ciper.

La reforma al Código de Aguas sigue su curso en la Comisión de Constitución del Senado, así como una serie de proyectos de ley en que se enfrentan, ¡era que no!, la mirada que privilegia la noción de la naturaleza como una máquina de recursos con la que prioriza su sentido como fuente de vida actual y futura, necesaria de proteger.

La discusión sobre el retiro del 10% de los fondos de pensiones ha sido el mejor ejemplo del debate constituyente.  Las acusaciones del gobierno y parte de la derecha de que el proyecto era inadmisible (por ser el cambio al sistema de pensiones atribución exclusiva del Presidente) o porque no cumpliría los quórum requeridos para este tipo de reforma constitucional (aunque al final, tanto en la Cámara como en el Senado estuvieron mucho más que los 2/3 que es el quórum más alto) demuestran la importancia de cambiar la Constitución.    Donde los procedimientos son, a fines de cuenta, los que van definiendo los contenidos.

Esperanzador fue ver en los matinales discusiones sobre aspectos legislativos y constitucionales, e incluso los debates y acciones simbólicas que se dieron en el Congreso.  Que alguien que nunca había puesto atención en tales menesteres hoy comprenda un poco más la importancia de lo que ahí se razona, acuerda e, incluso, urde.   Porque más allá de las críticas por cierta pirotecnia, los ataques cruzados y el sofisma de muchos y muchas, es tal uno de los espacios institucionales donde se toman las decisiones que nos afectan.  En este caso la posibilidad de retirar en forma extraordinaria fondos desde nuestros ahorros previsionales, pero también si tendremos o no acceso al agua, si quedaremos a la deriva cuando tengamos alguna emergencia de salud, si las autoridades públicas regionales podrán tomar o no decisiones ejecutivas en situaciones de crisis como la actual.

El proceso de repolitización iniciado el 18 de octubre de 2019, y profundizado producto de la pandemia, ha sido impresionante.  No partió ese día, por cierto.  Los y las estudiantes, el movimiento “No + AFP”, los hombres y mujeres que vienen trabajando desde hace décadas en pos de una asamblea constituyente, los territorios que se alzan en contra del extractivismo, por nombrar solo algunos ejemplos de los muchos que hay en el país, han ido pavimentando este camino.  Pero aún así, es bueno celebrar los hitos.

Y uno de ellos, fundamental, se concretará el 25 de octubre.  Ese día dirimiremos si queremos como país cambiar la Constitución y, en caso de ser positiva la respuesta, si este cambio será por Convención Mixta Constitucional (50% ciudadanía electa, 50% legisladores) o por Convención Constitucional (100% ciudadanía electa).  Aún está en veremos el mecanismo de inscripción y elección de las candidaturas, pero incluso faltando aquello estos tres meses que restan son fundamentales para nuestro futuro.

Conversando con personas ligadas al sector privado, queda claro que en la banca, las salmoneras, las mineras, los grandes empresarios agrícolas, los dueños de los derechos de agua, las empresas eléctricas, hay incertidumbre de cómo seguirán desarrollando sus negocios (y en algunos caso acumulando) con un nuevo marco constitucional.  Están desde los que antes de invertir esperan que el panorama de una nueva Constitución esté despejado hasta los que apuran el paso para llegar a puerto con hechos ya consumados.

Estos meses son cruciales.

Informarse y difundir por qué es necesaria una nueva Constitución es parte de la tarea, así como movilizar a todos y todas quienes demandan el cambio.  Que ese día, al contrario de lo que se recomienda hoy por hoy, la concurrencia a votar sea masiva.

Tal es el desafío político actual.  Incluso con Covid-19, no vaya a ser que la crisis sanitaria nos robe la posibilidad de cambiar un sistema que en estos meses ha mostrado las profundas grietas del modelo neoliberal, extractivista, que como una gran estafa piramidal nacional y global se sustenta sólo en la medida que se come el futuro posible.

Por eso, #el25notequedesencasa.

TAGS: #NuevaConstitución #PlebiscitoConstitucional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras