#Política

´No puedo respirar` en Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El asesinato de George Floyd -hombre negro de Minneapolis- en manos de un policía blanco, tras un procedimiento injustificado y de brutalidad descarnada, se suma a una larga lista de muertes de personas afrodescendientes y latinas causadas por la policía norteamericana. Violencia policial que ha desatado una serie de manifestaciones en Estados Unidos.


En el actual periodo de pandemia, el relato gubernamental del “estamos preparados” acaba de ser sepultado por el “no tenía conciencia”. 

Los activistas del movimiento “Black Lives Matters” acusan que existe violencia racista institucional por parte de la policía, basándose en un estudio publicado en 2019 por la Universidad de Rutgers que sostiene que ser baleado la policía es la primera causa de muerte de hombres negros en Estados Unidos. Según Frank Edwards, líder del equipo investigador “aproximadamente 1 de cada 1.000 hombres y niños negros en Estados Unidos puede esperar morir a manos de la policía. Es un número que nos parece muy alto”.

“No puedo respirar” fueron las últimas palabras de Floyd antes de ser asesinado, y se ha vuelto una consigna para los manifestantes que participan de las protestas contra la violencia institucional. 

Pero la rabia no es solo contra la brutalidad y el comportamiento racista de la policía. Hay una sensación de injusticia y desamparo, pues las investigaciones se extienden por años y los oficiales culpables terminan recibiendo penas muy bajas que comprenden, como mucho, la desvinculación del cuerpo policial.

Los tuits del presidente Trump que respaldan el actuar policial y levantan sospechas permanentes contra los manifestantes, sólo aumentan el descontento y no contribuyen a disminuir la sensación de malestar. 

Estados Unidos es el país más afectado por el coronavirus, no sólo por liderar la cantidad de fallecidos producto de la pandemia, sino porque su economía ha sido tan afectada que llegan a los 41 millones de desempleados. Así, la incertidumbre económica, el miedo a la pobreza, el riesgo de desempleo, sumado a la sensación de injusticia, violencia y desigualdad, junto con el desprecio por una autoridad presidencial insensible y autoritaria, es una mezcla explosiva de sensaciones que se está alojando en la psiquis de la población norteamericana, la que manifiesta sus primeras consecuencias en forma de protestas violentas, al más puro estilo Jóker. 

Tan lejos pero tan cerca

En nuestro país podemos identificar un patrón similar al proceso de acumulación de malestar norteamericano. El estallido social de octubre y la respuesta represiva del gobierno dejó un saldo de 30 mil  detenciones ilegales, más de 2 mil personas heridas a bala o perdigón, 500 casos de torturas, más de 350 personas mutiladas y cerca 40 fallecidos en extrañas circunstancias que aún se investigan, donde solo conocemos el parte policial.

A 5 meses del informe internacional de Human Rights Watch, no se han cerrado estos procesos con sanciones que den una señal de justicia y condena a la violación de DDHH ocurridas en Chile. Casos emblemáticos de mutilados como Fabiola Campillay y Gustavo Gatica siguen sin culpables formalizados, bajo un manto de desinformación que ni la policía ni el gobierno han aclarado. Otro ejemplo, no menos grave, es el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, donde el carabinero imputado fue dado de baja con una indemnización sobre 21 millones de pesos y recibe una pensión de casi un millón mensual. Extraño castigo para un asesino.

El riesgo es que la sensación de impunidad e injusticia -al igual que en EEUU- por la falta de responsables de las violaciones de DDHH, se mezcla con el hambre, que se masifica ocasionando enfrentamientos en zonas periféricas y que ha revivido las ollas comunes; el colapso del sistema sanitario, que agrega un dramatismo que no conoce la generación postdictadura; el frío del invierno, incentivo que opera en contra del aislamiento social; y la letalidad de la pandemia, que hoy conocemos sin certezas y en forma de  cifras, pero que llegará a través de cadenas de whatsapp  que el gobierno no podrá disimular, poniendo rostro e imagen a la tragedia.


En política, el relato funciona cuando eres capaz de darle coherencia a partir de hechos -fortuitos o intencionados-, que lo dotan de sentido. Cuando no se tiene  la  confianza de la audiencia, ni la fuerza para persuadir que la interpretación propia es la mayoritaria, no hay posibilidad alguna de elaborar un relato consistente y creíble. Este el caso del gobierno de Piñera, que insiste en apostar por el espectáculo de repartir cajas o descargar ventiladores frente a las cámaras de matinales para sostener un relato de buena gestión, cuando muchos en Chile tenemos personas cercanas muertas o graves por Covid 19, como otro que está pasando hambre.

 En octubre, el “Chile Despertó” se instaló por la fuerza de los hechos, superando la capacidad de los dispositivos de construcción de sentido que utiliza el sistema político para instalar el relato de progreso y estabilidad que habían funcionado pro 30 años. En el actual periodo de pandemia, el relato gubernamental del “estamos preparados” acaba de ser sepultado por el “no tenía conciencia”.  Y si no hay un cambio drástico en la actitud del gobierno, que transmita con hechos una expectativa de seguridad económica y social basada en un plan factible, el hambre de comida -y de justicia- impondrá su propio relato, algo parecido a lo que vemos en EEUU, quizás hasta con fuego en cuarteles y medios de comunicación. Una  versión chilena del “No Puedo respirar”.

TAGS: #ViolenciaPolicial Violación Derechos Humanos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

ChileCompra ha exigido que, para seguir operando en su plataforma, las corporaciones falseen las declaraciones juradas, poniendo a los miembros del directorio como dueños, y adjudicándose arbitrariamente ...
+VER MÁS
#Sociedad

ChileCompra pide a sus usuarios cometer perjurio

Queda demostrado que la mano dura sólo trae réditos político electorales a quien la propone, pero no tiene ningún impacto efectivo en los niveles de delincuencia
+VER MÁS
#Justicia

El verdadero efecto de aumentar penas y la cárcel efectiva

Ante el mundo y ante Chile, la estrategia de China ya es visible y futuramente previsible, sin embargo, ¿Tiene Chile una estrategia? En una decisión como esta, ¿podrá Chile comprender, una geopolítica ...
+VER MÁS
#Sociedad

China; comprender su filosofía, para tomar decisiones políticas

Podrán inventarse distintos modelos participativos y punitivos, pero lo principal que tiene que estar presente es el aspecto ético, tan bien definido en el interés común por el buen vivir o “Sumak Kaw ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Derechos y deberes para el Buen Vivir

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

El pluralismo y la horizontalidad en el ejercicio del poder, es más recomendable que el achique y es lo que mejor se corresponde con los distintos tipos de redes y articulaciones que hoy existen en nuestra ...
+VER MÁS
#Política

Anillos y otros agregados