#Política

No por mucho madrugar

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Tenemos una tarea que cumplir y es bueno que nos pongamos en marcha. Hay que comenzar con el debate de ideas. Hay que darle forma preliminar a los planes de gobierno. Hay que preparar los argumentos, discutir las prioridades, pulir los detalles. Este año que queda, en vez de sacarnos los ojos, hacernos zancadillas y tendernos trampas, debemos trabajar en el marco teórico del próximo gobierno.

No por mucho madrugar amanece más temprano. Un sabio y antiguo adagio que el recién proclamado precandidato parece desconocer.

Las elecciones presidenciales ocurren dentro de un plazo de más de un año. Bastante tiempo para hacer una campaña razonable. Equivale a un cuarto del período presidencial.

El gobierno tiene por delante aproximadamente quince meses de gestión. Al mismo tiempo, tiene una larga lista de promesas por cumplir y respuestas que dar. Viene de recibir una seria advertencia de la ciudadanía, que desembocó en un cambio de gabinete. Debiera seguir un período de maduración, de concreción, de resultados que no debiera vivirse saturado de ruidos molestos, de descarnada competencia, de declaraciones inoportunas y descalificadoras.

Aclaremos algo: no estoy aconsejando a ningún candidato. Puedo anticipar que no votaré por ninguno de los dos candidatos de derecha o centro derecha, como ellos prefieren llamarse. Formulo las impresiones del párrafo anterior desde el punto de vista de un observador objetivo y en términos generales.

Al mismo tiempo, creo que el candidato aludido no escucha opiniones ajenas por principio, de manera que tampoco se sentirá interesado por una tan distante.

Resulta interesante observar el contraste entre el comportamiento de ambas coaliciones que disputarán la presidencia. Por un lado, una carrera prematura, con precandidato designado, una primaria poco probable y la equívoca premura por ganar espacios desde la largada. Por el otro lado, en cambio, se ha obrado con cordura. La protagonista está a salvo del ruido ambiente y desafía con éxito los torpes intentos de hacerla hablar. Ella está abocada a su trabajo actual -que no es menor- y se prepara en silencio para la gran tarea que está dispuesta a enfrentar. Es verdad, entre sus adeptos, incluyendo los tardíos, los arrepentidos, los que regresan o los que recién ahora la descubren, reina una alegre y ruidosa algarabía y aun no aparece la serena reflexión, los proyectos concretos y los planes de gobierno. Pero reconocerá el lector que en este caso el “timing” es más adecuado. Tenemos una tarea que cumplir y es bueno que nos pongamos en marcha. Hay que comenzar con el debate de ideas. Hay que darle forma preliminar a los planes de gobierno. Hay que preparar los argumentos, discutir las prioridades, pulir los detalles. Este año que queda, en vez de sacarnos los ojos, hacernos zancadillas y tendernos trampas, debemos trabajar en el marco teórico del próximo gobierno, en fijar prioridades, en escribir un programa que podamos cumplir.

Llegado el momento, libres de urgencias, sin necesidad de inventar realidades y formular promesas tentadoras a una ciudadanía que parece haber aprendido separar el grano de la paja, organizaremos las primarias y daremos la bienvenida a quien quiera participar de ellas y no caeremos en la nefasta tentación de seguir el canto de las sirenas. Aunque las apariencias indiquen que se podrían obviar, sería un gravísimo error hacerlo y desperdiciar la ocasión de iniciar la necesaria participación de la ciudadanía en los debates.

Tendremos [email protected] [email protected] oportunamente. Con tiempo para que él o ella pueda explicar su proyecto a la ciudadanía. Iniciaremos la campaña a su debido tiempo para que se pueda extender a todas las regiones, haremos manifestaciones de apoyo, tertulias, sesiones de trabajo, campañas puerta a puerta.

Todo, a su debido tiempo y de manera adecuada.

En los debates de televisión veremos cómo se enfrenta a un candidato que repite hasta el cansancio sus argumentos de supermercado y se apoya en una sonrisa de cartón que no convence a nadie porque no sale desde adentro. Confío en que la ciudadanía, esta vez, no se equivocará.

—–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?