#Política

No hay que imitar al Presidente

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las imitaciones que hiciera Stefan Kramer a Sebastián Piñera, primero como candidato y luego como Presidente de la República, le encantaron e indignaron al caricaturizado. Nunca se había reído tanto, dijo el candidato. Y encontró “genial” al cómico. Nadie de su entorno criticó las imitaciones: era mejor estar que no estar en el Festival de Viña. Más aún, la imitación le aportaba una simpatía que el candidato no tenía; carencia que al parecer, continúa. Ya con banda presidencial, el sentido del humor disminuyó y los tics de la intolerancia volvieron a acentuarse. Como muñequitos de ventrílocuo, aparecen los indignados y dolidos (y los que hacen carambolas). Ya no se ríen ni encuentran que Kramer sea genial. La dignidad presidencial salió a colación ante esta paloma que ensució la estatua. 

Al parecer, a ciertos personajes el humor le gusta o no según las conveniencias. Les gusta reírse de los otros, con abuso de confianza; pero –luego de ponerse en ese plano- no encuentran que ellos deban ser objeto de risas. Y esta ambigüedad no es nueva en este caso: en 1990 la editorial del empresario Piñera publicó la revista El Humanoide, de sátira política, que se rió de varios (para eso era); pero cuando la revista Topaze publicó las caricaturas de “Los mentirositos”, aludiendo a Sebastián Piñera y Evelyn Matthei por el escándalo de la radio Kioto, la publicación –en ese tiempo de La Tercera– recibió reclamos del entorno familiar del caricaturizado. O sea, valga la sátira en la medida que no sea verdadera sátira. Reclamos que hoy, deben estar escuchando en TVN… y que llegan desde arriba. 
 
Creo que vale la pena reflexionar sobre esto. Hace un tiempo -en el 2004- escribí sobre el poder y la irreverencia, que aborda este tema de manera más general sin vincularlo a la coyuntura. Eso debe hacerlo el lector. 
 
Lo comparto.
 
——————————————————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gabanargo

12 de julio

Concuerdo plenamente.
Saludos.
Gabriel Arriagada

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President