#Política

No hay progreso social sin paz

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Después de las masivas movilizaciones sociales de 2019, el mundo político se vio forzado a generar acuerdos que encauzaran, pacíficamente, el descontento y la explosión de expectativas populares. En estos más de dos años transcurridos, tuvimos que enfrentar el flagelo de la pandemia Covid-19, con su secuela de dolor y muerte. También tuvimos que enfrentar graves violaciones a los derechos humanos cometidos durante el gobierno de Piñera. En este mismo período, fuimos capaces de aprobar en plebiscito, una nueva constitución, y que esta la escribiera una Convención constituyente. Elegimos a los convencionales, y se ha desarrollado la labor constituyente, que concluirá el 4 de septiembre con un nuevo plebiscito para aprobar o rechazar el nuevo texto constitucional. También en este mismo período, se eligió como presidente al representante de una coalición de izquierda y centro izquierda, que propuso un programa profundo de transformaciones sociales.


No existe posibilidad alguna de concretar las aspiraciones de progreso social, que motivaron las multitudinarias movilizaciones pacíficas, si permitimos la violencia en las escuelas, en los liceos, en las universidades, en los estadios, en las calles

Si bien el encauzamiento institucional del descontento social, hasta ahora ha sido exitoso. Ya que existe un convencimiento mayoritario en la necesidad de una nueva constitución, ratificado por el 80% del apruebo en el plebiscito. No todo es miel sobre hojuelas. Teniendo por delante un enorme y ancho camino de esperanza y progreso, aún hoy en día, existen grupos minoritarios que se aferran a la violencia callejera, a la acción delictiva, como medio de expresión.

Probablemente, aun hoy en día, se alzarán voces para justificar a quienes salen a destruir el mobiliario público, o destruyen establecimientos educacionales. Algunos siguen creyendo que detrás de las acciones que ponen en riesgo la vida e integridad física, existe una causa social. Es un profundo error. Bajarles el perfil a las agresiones, sólo nos expone a otras. Y esta violencia está en los liceos y escuelas, aún subsiste en Santiago y las grandes ciudades. Ni siquiera se relaciona sólo con la política. Se busca como excusa cualquier cosa. Esta semana, inició con insultos y amenazas de muerte, a Cecilia Pérez, ex ministra del deporte de Piñera. Fueron escritas sobre los muros de la sede de la Universidad de Chile. Supuestamente, serían hinchas descontentos por la llegada de la ex ministra al directorio de ese equipo. La misma semana, trajo una agresión sufrida, ni más ni menos, por el equipo del presidente Boric. En su visita a la región de Coquimbo, un individuo lanzó una piedra hacia el Presidente, impactando en su Jefe de Gabinete que estaba a su lado, rebotando en la espalda del Presidente. El autor fue detenido, y dejado en libertad por el tribunal de garantía. Aparentemente, esa decisión se adoptó por la ausencia de querella del Ministerio Interior.  Y he aquí, amigos y amigas, donde a mi juicio, el Presidente enmienda una decisión inicial, y anuncia que el Ministerio del Interior, estudiaría las acciones a seguir. El Presidente se hace cargo, de una verdad más grande que una catedral. En la calidad que inviste, representa una institución de la República, por tanto, no es una decisión que pueda tomarse sólo por deseo personal.

Puede parecer de perogrullo, pero este criterio de Estado, debiera orientar, en lo sucesivo, la actuación del Gobierno, en materia de orden y seguridad pública. Es una materia peliaguda. Parte de la izquierda chilena tiene una especie de prurito o complejo sobre esto. En esa lectura, se entiende la ausencia de denuncia o querella ante el atentado sufrido por la Ministra del Interior, en Temucuicui. Fue en la primera semana del gobierno, y pese a la evidencia de la brutal amenaza, y al riesgo evidente de las autoridades de interior, no se efectuó denuncia alguna. Así también, se entiende los titubeos, incluso, para referirse a los grupos armados que operan en la Araucanía y en la provincia de Arauco. No es un tema menor, o el cual se pueda ocultar, u obviar. La violencia, tanto respecto a las personas, como a las instituciones, no son compatibles con el estado de derecho. Sin orden y seguridad pública, resulta estéril, el notable avance en derechos sociales, que se está logrando en la convención constituyente. No existe posibilidad alguna de concretar las aspiraciones de progreso social, que motivaron las multitudinarias movilizaciones pacíficas, si permitimos la violencia en las escuelas, en los liceos, en las universidades, en los estadios, en las calles.  Tengo el convencimiento, que el presidente Boric ha hecho una lectura apropiada de esta realidad. Es el primer responsable de la conducción del país, y debe tener una mirada amplia. Imagino su preocupación, viendo al equipo de la franja. La U. Católica del cual es hincha, nuevamente arrojó proyectiles a la cancha y a la banca de suplentes de Colo-Colo. Lanzaron bombas de ruido, hamburguesas, y al final, una silla plástica.  En las entrevistas posteriores, ni los jugadores, ni los técnicos ni los dirigentes, se refirieron a este asunto.

Así estamos en Chile amigos, nadie escapa a este engendro de la violencia. Y no se puede “tomar palco”, como dijo una conocida senadora. Se debe tomar posición, y no tener titubeo alguno. Son demasiadas las expectativas de nuestra población. La gran mayoría, tiene la esperanza de mejorar sus condiciones materiales de vida. Este mejoramiento, se va a producir paulatina y progresivamente, como ha sido los últimos 30 años. No va a ocurrir de un día para otro, mucho menos en el primer semestre del gobierno. Tampoco, la aprobación de la nueva constitución, va a significar de inmediato, el otorgamiento de los derechos sociales allí consagrados. Esta situación va a generar frustración, habrá quienes pretenderán sacar partido del descontento. Es por eso, que la conducción política del país, a cargo del presidente Boric, debe orientar, contener, dirigir, para convencer a todos y todas, que nuestro único camino viable, es el de la paz y el entendimiento. Y el rol nuestro, como ciudadanos de a pie, será respaldar, apoyar, aconsejar para que podamos avanzar hacia el progreso social.

TAGS: #DemandasSociales #EstallidoSocial #Violencia Protestas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
No es un modelo perfecto, porque no existen. Tampoco resolverá todos los problemas de la noche a la mañana, pero es un camino de salida a la crisis, y probadamente exitoso en el caso de los países que lo ...
+VER MÁS
#Política

Apruebo una nueva Constitución

Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Chile es un Estado Regional, plurinacional e intercultural y que está conformado por “entidades territoriales autónomas, en un marco de equidad y solidaridad entre todas ellas, preservando la unidad e i ...
+VER MÁS
#Política

Cómo se configuran las comunas autónomas en la propuesta constitucional

Nuevos

Es una etapa importante que concluye con un proceso ejemplar que nos hemos dado en Chile, para tratar y procesar nuestras diferencias, y para redactar un nuevo contrato social.
+VER MÁS
#Política

Vivir en paz en Chile

No es un modelo perfecto, porque no existen. Tampoco resolverá todos los problemas de la noche a la mañana, pero es un camino de salida a la crisis, y probadamente exitoso en el caso de los países que lo ...
+VER MÁS
#Política

Apruebo una nueva Constitución

¿Cuál es el sentido de destruir el Centro de la ciudad? ¿Es qué no hay consciencia que los únicos dañados son los sectores medios y los más pobres?
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un ethos y una ética deteriorada

La negación del derecho de la mujer sobre su cuerpo es un tema antiguo y de enorme impacto social.
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer marcada

Popular

Si sólo se ponen medidas de contención, pobres y sin valor real en la detención del delito, la violencia será imparable
+VER MÁS
#Política

Los 700

El exceso de normatividad en una Constitución, la transforma en un instrumento que petrifica el debate político al pretender imponer una sola visión sobre cómo resolver los conflictos sociales y políti ...
+VER MÁS
#Política

Los costos de no lograr acuerdos en la Convención Constitucional

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Lo que el sistema y la sociedad no entienden es que las soluciones las necesitamos “ahora”, porque cada día que pasa es un día menos de apoyo al crecimiento de nuestras hijas e hijos, a desarrollar su ...
+VER MÁS
#Educación

Hagan funcionar bien sus Programas de Integración Escolar