#Política

“No haré nada contra la Biblia”… o el reduccionismo de los valores

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Diversas reacciones ha causado lo manifestado hace unos días por la candidata presidencial de la Alianza respecto a que “No haré nada contra la biblia”. Mientras los unos celebran una postura supuestamente valórica los otros rasgan vestiduras ante el aparente advenimiento de la religión en la política.

Diversas reacciones ha causado lo manifestado hace unos días por la candidata presidencial de la Alianza respecto a que “No haré nada contra la biblia”. Mientras los unos celebran una postura supuestamente valórica los otros rasgan vestiduras ante el aparente advenimiento de la religión en la política.

Recientemente, en el debate presidencial de la ARCHI, Matthei aclaró que su declaración apuntaba directamente a una postura contraria en el tema del aborto y del matrimonio homosexual. De esta forma, la candidata reduce su expresión “no haré nada contra la Biblia” a cuestiones generalmente llamadas “valóricas”. Sin embargo, la candidata desconoce otra serie de cuestiones valóricas también afirmadas por la Biblia, tan importantes como las anteriores,  con las que difícilmente la blonda candidata o el sector político al que representa estarían de acuerdo.

Sin ánimo de ser exhaustivo y a modo de graficar como la enseñanza bíblica se ha intentado reducir a cuestiones extraterrenas, manifiesto a continuación algunas de las cuestiones estructurales que debiera incluir una agenda política integralmente valórica basada en las enseñanzas bíblicas:

1.- La posibilidad de que todos los sujetos sean dueños de medios de producción: en tiempos bíblicos la tierra, principal bien económico ligado al cultivo y la tenencia de animales, estaba distribuida entre todos los miembros de la comunidad. Además, si alguien vendía su heredad, existían mecanismos de cambio social (y/o re-ascenso social) que permitían la recuperación de la heredad.  Esto quedaba asegurado a través de festividades nacionales periódicas, como el Jubileo y el año sabático, celebradas cada cincuenta, y siete años respectivamente, que aseguraba la redistribución de recursos en caso de haber caído en desgracia. De manera que todos tenían la posibilidad de ser poseedores directos de medios de producción. (Levítico, 25)

2.- El buen trato de los asalariados, junto a sueldos justos y dignos (Levítico, 19:13; Deuteronomio, 24:14)

3.- La empatía manifestada a través de hechos concretos hacia discapacitados. Así mismo, el respeto a los ancianos (Levítico, 19: 14, 32;  Deuteronomio, 27: 18)

4.- La integridad del proceso judicial (Levítico, 19:15; Deuteronomio, 16: 18-20)

5.- Medidas de seguridad para preservar la vida (Levítico, 19: 16; Deuteronomio, 22:8)

6.- La sensibilidad ecológica y la correcta administración de los recursos naturales (Levítico, 19: 23 y ss; Deuteronomio, 20:19 y ss; Génesis, 2.

7.- La igualdad ante la ley de las minorías étnicas (Levítico, 19: 33 y ss; Deuteronomio, 24:17)

8.- La honestidad en el comercio y los negocios (Levítico, 19:35 y ss; Deuteronomio, 25: 13 y ss.)

9.- Una política de inclusión y resguardo de aquellos inmigrantes que buscaran refugio de cualquier tipo de opresión (Deuteronomio, 23: 15-16)

10.- El rechazo a prácticas usureras, tales como los intereses y los embargos. Si bien en tiempos bíblicos se permitía tomar garantías como respaldo de préstamos, este derecho del acreedor estaba limitado al interés del deudor: la ley protegía la posibilidad de subsistencia del deudor y su dignidad (Deuteronomio, 24:6, 10-13)

11.- La limitación del disfrute de la totalidad de los beneficios producidos por determinada inversión. De acuerdo a la ley bíblica, no se debe tomar deliberadamente TODA la ganancia para uno mismo, a fin de que una parte de la ganancia se destinara al sustento de los pobres sin tierra. (Deuteronomio, 14: 28-29; 24: 19-22)

Ante esto, cabe preguntarse si la candidata de la Alianza tendrá conciencia de lo que efectivamente significaría gobernar de acuerdo a los valores bíblicos, o si lo señalado respecto a “no hacer nada contra la Biblia” responde al oportunismo y los ofertones electorales típicos de esta fecha.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es necesario definir un proceso de tecnología conveniente para un crecimiento más equilibrado, es decir, que supere aquella idea productivista neoliberal que no considera los indicadores políticos, socia ...
+VER MÁS
#Política

La democracia y el ´realismo` del duopolio.

Los medios han tomado la decisión de alivianar la carga. Tanto los canales de TV como los medios impresos ahora tienen su equivalente digital, con lo que pueden ofrecer contenido al minuto.
+VER MÁS
#Medios

La industria de los medios tiene salvación

Los requerimientos laborales para este Siglo 21 deben estar en coherencia con un mundo globalmente conectado
+VER MÁS
#Educación

Educación ¿Virtualizando nuestros sueños?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales comp ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)

Y de esta manera, es como la manifestación de la escena artística y cultural de un país, a partir de la inserción brutal de la casta neoliberal, nos va esclareciendo la matriz de lo vivido y aprendido, ...
+VER MÁS
#Cultura

Lo mercantilizaron todo, hasta nuestra memoria