#Política

Modo Te Deum

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este 18 de septiembre Chile celebrará 204 años de independencia, aunque nuestra declaración de independencia data del año 1818, y como sabemos, la independencia tuvo como espíritu construir una república laica.

Ya vivió la Presidente Bachelet un desaguisado en el Tedeum Evangélico, cuando se le cruzó un pastor fanático para increparla por las leyes seculares que incomodan a los cristianos fervientes.

Este aniversario patrio vuelven las hordas de políticos y autoridades, encabezadas por la Presidente de la República, Michelle Bachelet a cumplir con un rito colonial, que hasta resulta pintoresco por lo extemporáneo. Me refiero a la asistencia al Tedeum ecuménico que se celebra en la catedral metropolitana.

El gesto simbólico y político de que Chile celebre su independencia dentro de un templo católico es una muestra más del inmenso poder de la Iglesia sobre el Estado. Nuestro país todavía necesita de una segunda independencia. La independencia de la Iglesia Católica.

Tenemos que emanciparnos del intervencionismo político descarado de la Iglesia, que ha levantado un lobby gigantesco para modificar la reforma educacional y se las ha arreglado para que un Estado laico, siga subsidiando el adoctrinamiento de nuestros niños en un credo particular. Eso nos demuestra que nuestro “Estado laico” es de papel volantín.

No podemos seguir bailando como trompos cucarros, al ritmo de lo que se le venga en gana a la Iglesia. Si bien nuestras autoridades y todos nosotros podemos tener un credo o no, eso no significa que legislemos o tomemos decisiones de Estado o establezcamos políticas púbicas favoreciendo a una religión en específico.

La independencia de Chile debiese de ser uno de los días más laicos de nuestro calendario de festividades. Nos independizamos de un reinado de reyes católicos y pasamos a ser una república independiente y laica. Debemos respetar ese espíritu que nos hizo libres hace más de 200 años. Debemos sentirnos orgullosos de haber roto los grilletes del moralismo medieval que venía desde España.

Los presidentes de nuestro país no necesitan ir a arrodillarse a la Catedral para rezar por el bien del país, ni para que el arzobispo o cardenal de turno les aportille la cabeza con discursos valóricos vacíos.

Ya vivió la Presidente Bachelet un desaguisado en el Tedeum Evangélico, cuando se le cruzó un pastor fanático para increparla por las leyes seculares que incomodan a los cristianos fervientes. En el Tedeum católico son más sutiles y sofisticados, pero el objetivo es el mismo.

Debemos respetar los credos, claro que sí, pero rendirles pleitesía para los aplausos de la galería no es una buena señal para ese 25% de la población que se siente fuera de todo este espectáculo de lo divino e intangible.

TAGS: Iglesia Católica Te Deum

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

17 de Septiembre

Cuando luchamos contra la intolerancia y la discriminación, nuestros gobernantes, una y otra vez van donde los mas intolerantes, machistas y discriminadores como son las iglesias cristianas de este país.

Nelson rios peña

17 de Septiembre

Amigo, el cristianismo es una cosa, la iglesia católica es otra. Ud esta culpando a una religión completa, por lo que hace una o unas instituciones en particular.

Nelson rios peña

17 de Septiembre

Antes que todo, hay que tener en cuenta que el argumento utilizado acá, puede ser aplicado a una iglesia en particular como la catolica o a los pentecostales, pero también hay que establecer que la religión no es el problema, las creencias ni la fe. El problema principal radica en los gobernantes que rinden pleitesía a los votos favorables que manejan estas personas, para tener mejores resultados en encuestas y futuras elecciones.
El cristianismo, la fe y la biblia, sobreabundan los argumentos solidos de fondo y de forma, tienen mucho que aportar positivamente a los gobernantes y políticas publicas de nuestro pais y que beneficien a todos los ciudadanos, a pesar que la moda hoy en día sea ir contra de lo que estos nos entregan. Por ello hay que centrar los deseos y peticiones en que los gobernantes tomen desiciones sabias y en estudiar más, para saber que aparte de estos grupos eclesiásticos que interpretan equivocadamente la biblia para fines atinentes a sus necesidades, existen otras iglesias que se dedican al estudio profundo y serio de la biblia, la fe y el cristianismo. Por ello, hay que comentar correctamente para no estigmatizar equivocadamente.

Librepensador

17 de Septiembre

Don Nelson: la religión es parte del problema. Como usted mismo dice, “hay que estudiar más la biblia”. Ni usted mismo se cree lo que dice, seguro nunca la estudió. Ella misma nos manda a discriminar, a matar al que no piensa igual, a condenar al infierno al que no es como nosotros…

Concuerdo en un punto con usted: los gobernantes deben hacer las cosas sabiamente. Por ejemplo, deben aprobar las leyes que mejoren la educación en Chile. Así podremos tomar deCiSiones (y no “desiciones” como usted dice) en base a lo que hemos aprendido de forma crítica y reflexiva, no en base a lo que los grupos de poder político (como las religiones) nos dicen.

peon

18 de Septiembre

Ufff…

Siguiendo los razonamientos del artículo podríamos decir, extrapolando, que no debiéramos seguir bailando como trompos cucarros al ritmo de lo que se le venga en ganas a la policía o a los jueces, cada vez que ellos ejercen poder sobre los pobres bandidos que delinquen socialmente… Claro, probablemente eso no tiene sentido para el 25,00% de la población, pero, sí lo tiene, porque la autoridad fue dejada para que haya cierto orden… Orden social y por ello el juez y el carcelero; orden espiritual o moralista, si a alguien más le acomoda, y por ello una iglesia fundada “sobre Pedro”, en resumen y en pocas palabras…

Me gustaría recordarle al sr. del artículo que lo que él llama “nuestros niños”, no son sus niños, si usted no tiene hijos… Si los tiene, envíelos a la escuela que más le acomode. Si prefiere, edúquelos en su casa. En cualquier caso, no sugiera dónde deben educarse los hijos de la patria, que no son sus hijos…

También le recuerdo sr. que “no tomamos” decisiones de Estado, porque usted no toma ninguna. Su pie de autor dice claramente que usted es un secretario – periodista… De estadista, nada, se desprende…

También le recuerdo que no “nos independizamos” de nada… Cuando Chile logró “su independencia” usted ni siquiera se sabía limpiar los mocos … Eso lo hicieron otras personas y a ellos usualmente nos referimos como “los padres de la patria” y de ellos sí podemos decir que lograron la independencia a la que se ha referido…

Usted no da evidencias de saber lo que es la libertad…

¿Hemos roto los grilletes del moralismo medieval?… A, perdón, esa es sólo otra más de sus frases cliché que usted jamás podría explicar o probar… Es más, ¿usted comprende la in-significancia del orgullo?… Se nota que no lo hace, porque, si recomienda que nos sintamos orgullosos, ya tiene problemas, porque recomienda lo inadecuado…

Si los presidentes de nuestro país no necesitan ir a arrodillarse a la Catedral para rezar por el bien del país, ¿dónde crees que necesiten ir a arrodillarse para orar por el bien del país?…

¿Me podrías dar un ejemplo de un discurso valórico vacío que haya escuchado algún Presidente del país en una catedral?…

¿Y qué crees tú que debiera hacer la Presidenta para no vivir “desaguisados” en determinados lugares públicos?… Sería bueno que me lo dijeras, porque tal vez la recomendación me sirva, ya que estoy viviendo un desaguisado en este momento, leyendo a un fanático ateo que habla un sin fin de disparates…

“”
Si debemos respetar los credos, particularmente el de la gente que profesa el credo ateo, no por ello debemos rendirles pleitesía para los aplausos de la galería, a ellos, dando una mala señal a ese 75% de la población que se siente dentro de todo “el espectáculo de lo divino e intangible”…
“”
———————————

Voy a tratar de ser positivo, estimado ateo. Mi definición de ateo, te cuento, es ignorante, así es que siendo positivo, te sugiero educarte y seguir ciertas relaciones de la semántica y el significa gramatical de las palabras cuando las unes unas a otras, para que no se dé a entender que sólo hablas disparates…

No me debes nada por el consejo, ni por la clase tampoco…

🙂
—————————————————————-
PD… No se pique, socio… Usted comprende que existe una rivalidad insalvable entre la “U” y el Colo, aunque ambos disfrutan del mismo espectáculo. Lo mismo pasa entre la derecha y la izquierda. Entre el justo y el injusto; entre quien cree, quiero decir, lo que enseña la Biblia y quienes no lo creen, o más bien no lo aceptan, tal vez porque están llenos de prejuicios que los hacen colocar sus propios razonamientos sobre los que allí están impresos… Para quienes han leído la Biblia, sólo nos queda el silencio y la admiración, ante lo que ella expone, porque nos hace ver a nosotros mismos como insignificantes ante Dios y, en el mejor de los casos, como aprendices, hecho que a todos nos toca, creamos en ella o no; la hayamos leído o no, porque siempre estamos aprendiendo… A veces nos topamos con gente que sabe más que otra, y no es que los unos sean súper sabios, sino que más bien hay otros que saben muy poco… Esto nos coloca en un camino que nos exige responsabilidad, cuando nos volvemos adultos, particularmente, porque si criticamos lo que no entendemos y con nuestras críticas inducimos a otros al error, podemos estar cometiendo una falta, ya que podemos inducir a otros a hacer lo inadecuado… Si te parece importante la educación, lo mejor es que nos expresemos dando evidencias de una buena educación, en especial una que guíe a las personas por un sendero de luz, de justicia y de misericordia… A mí se me hace necesario procurar corregir lo torcido y por ello la agudeza de mi comentario. Mi ánimo es la edificación de mis congéneres, porque a mí también se me edifica constantemente y si no existiese esa edificación en nadie, nuestra sociedad jamás avanzaría a través de los senderos del bien…

fdsjflksjd

Alvaro

21 de Septiembre

Ufff!
Siguiendo el razonamiento del pastor fdsflksjd, en un sentido inverso, jueces y policías ejercen una porción del poder entregado por el Estado para ejercer justicia. No hay nada similar, ninguna cesión de poder estatal hacia las instituciones morales (que no son exclusivamente religiones y credos). Por tanto, su primer párrafo argumentativo carece de buena puntería.
Luego, dice que el articulista no debe preocuparse de los hijos de otros pq no son sus hijos. Y le niega la posibilidad de elegir la educación de los “hijos de la patria”. Aquí me da miedo este argumento pq niega la preocupacion social sobre el sistema de educación, pero deja entrever que hay instituciones que sí pueden hacerlo, sin mencionarlas.
Los dos párrafos siguientes el mensajero de dios los usa para ningunear al articulistas. Golpe bajo, con ideas retrógradas y fascistas como “si no lo viviste, no puedes opinar. Usando ese argumento, el hijo de su dios tampoco podría hacer uso de su biblia pq él no vivió los acontecimientos que se narran en sus páginas.
De aquí en adelante ya no dan ganas de seguir contrargumentando. Solo aclarara que el ateísmo no es un credo porque no tiene divinidad a quién venerar y que nadie tiene la obligación de arrodillarse en ningún lugar ni frente a nadie.
Si ud. desea convencer, le falta calidad argumental, respeto hacia los que no piensan como Ud y reducir la soberbia con que entrega sus puntos de vista.
Atte.,
Mxzyptlk

peon

21 de Septiembre

El que no tiene buena puntería es usted, don Álvaro Mxzyptlk, porque yo en ningún lado dije que el Estado hubiera colocado policía, jueces y carceleros. Sólo dije que “había sido dejado” un orden social y uno espiritual, pero, no fueron los Estados quienes los impusieron, sino que estos fueron dejados por Dios. A eso me refería. Que lo apliquen los estados, es otra cosa, misma que no quiere decir que el Estado aplique órdenes morales, aunque en cierto modo sí lo hace, porque las leyes del Estado tienen que ver con diferentes aspectos de la moralidad, la buena conducta o una forma de proceder que no afecte a otros. Procurar escarbar en esta materia, no tiene gran trascendencia, así es que si usted toma el hecho y quiere armar una hoguera con ello, el resultado será apenas un humito…

En segundo lugar, yo no niego (cada cosa que hay que explicar) ” la preocupacion social sobre el sistema de educación”. Eso es ridículo. Si usted dice que yo se la niego al personaje del artículo, significa que usted le otorga derechos para decidir al respecto y ambas cosas son imposibles. Yo no puedo negar y él no puede decidir. De hecho, cuando esto se decide, se hace desde el Estado y desde el Gobierno y tal como podemos ver, esto ha sido un tema de importante debate y decisiones en los últimos períodos gubernamentales, así es que, no sólo no le niego la posibilidad de que él elija la educación “de los hijos de la patria”, sino que él no puede elegirla por ellos… ¿Cuál es la parte que a su cabecita le resulta tan difícil de comprender acerca de esto?…

La persona que usa expresiones ninguneadoras, retrógradas y fascistas, es usted, pues i’ñor, ya que se le ocurren cuestiones raras, asumiendo cosas que sólo habitan en su imaginación… De hecho, tanto el “secretario-periodista”, tal como yo, o usted, no tomamos decisiones de Estado, ni tampoco logramos la independencia… ¿Por qué nos resulta molesto el uso de la precisión?… La maraña de razonamientos que colocó en este aspecto, sólo demuestran que usted está picado y por ello las ofensas, las ninguneaciones, las expresiones retrógradas y el fascismo de sus palabras…

No se llene la boca diciendo que usted no tiene ganas de contra argumentar, porque eso no le ha resultado posible. Lo que usted ha llamado contra argumentos, son sólo divagaciones extrañas… Le recuerdo que al ateísmo es un credo que cree que Dios no existe… Jajaja… Nada más deduzcámoslo de lo que dice la RAE al respecto…

ateísmo.
1. m. Opinión o doctrina del ateo.

doctrina
3. f. Conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc., sustentadas por una persona o grupo.

Por lo tanto, el ateísmo es: Opinión o “””conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc., sustentadas por una o más personas””” ateas…

Finalmente credo:
2. m. Conjunto de doctrinas comunes a una colectividad.

¿Le quedó más claro ahora?…

Respecto a que “nadie tiene la obligación de arrodillarse en ningún lugar ni frente a nadie.”, en eso tiene usted mucha razón. En relación a ello, yo nunca dije lo contrario…

Por último, no necesito convencer a otras personas respecto de lo que yo digo, porque, como todos sabemos, cada quien se convence a sí mismo respecto de una teoría, en la medida que escucha o lee nuevos argumentos, o bien reflexiona en relación a lo que sabe.

Si usted cree que a mí me falta calidad argumental, no me imagino que queda para usted… En cuánto al respeto, hable de respeto cuando aprenda a respetar… Respecto a mi soberbia con la que “entrego mis puntos de vista”, le agradezco su observación, al mismo tiempo que le sugiero que se preocupe de la suya…

Saludos para usted, de parte su pastor x…

fdsfsd

Sociedad Atea Chile

21 de Septiembre

Al peón de Jehová le recomendamos escribir una columna, al parecer tiene mucho que decir.

peon

21 de Septiembre

Y a la sociedad atea de Chile, el peón les recomienda escribir otra columna también, una que sea menos chanta y al mismo tiempo breve, ya que tienen tan poco que decir…

21 de Septiembre

Me gustan mucho los comentaristas que aportan y entregan una visión constructiva a esta columna. También hay otros que desde la emotividad no hacen más que criticar con argumentos vacíos y sentimentales, una pena.

peon

22 de Septiembre

Miren quién habla de emotividad, argumentos vacíos, sentimentales y penas… Precisamente lo tuyo acaba de ser un comentario vacío, man, porque lo que dijiste no tiene ningún argumento y sólo contiene emotividad y sentimentalismo. “Me gusta esto y aquello me causa pena”, jaja… Estaba como para decir ¡qué alguien consuele a este pobre muchacho!, pero, yo creo que más que una simple mofa o ironía, esto requiere cirugía mayor, jaja, haciéndote ver tu falta de responsabilidad…

Esto, porque no te haces cargo de lo que te dicen. No te haces responsable de lo que dices cuando te lo hacen ver, porque no respondes al ejemplo que se te ha pedido de “un discurso valórico vacío que haya escuchado algún Presidente del país en una catedral”… Esto da cuenta que, así como otras frases del artículo, sólo se te ha escapado “una canita emocional o sentimental” al aire, porque no tienes con qué respaldar lo que dices…

La verdad es que no necesito que lo respaldes, porque es obvio que no puedes y nadie podría tampoco, pero, lo que sí se requiere aquí es que te comportes como una persona que reconoce su error, cuando al menos se lo hacen ver, y que, en el último de los casos, dé una explicación, pida una disculpa, o le dé la razón, al menos en ese punto, a su interlocutor.

Si no hacemos esto, siempre iremos diciendo cosas antojadizas, sin refrenar nuestra emotividad al hacer un comentario, para que el mismo se oriente hacia la precisión que se necesita para que todos nos entendamos y entendamos una misma cosa cuando alguien dice algo…

La verdad no necesito que me digas que tengo razón y que tu postura al menos fue irresponsable respecto a lo que me refiero, porque sé que tengo razón y que tú no, pero, debemos saber reconocer nuestros errores, para que crezca la calidad de nuestros diálogos; para que seamos más responsables al hablar o escribir, de forma de no afectar el buen criterio de las personas cuando escuchan o leen a los demás…

Como decía uno de mis profesores, cuando alguien lo hacía bien, “de uno a siete, un dos”… Y lo decía en buena onda… Yo también en este caso, pero, me parece que de forma bastante realista… Lo que cabe acá es la reivindicación del articulista, pero, ¿él tiene el honor de hacerlo?…

No importa, viejo… No te hagas problema… Ni siquiera lo quería comentar, hasta que comprendí el tamaño de tu desvergüenza en tu comentario, hecho de forma inconsciente, creo yo. (((Desvergüenza porque le achacas “a otros” frases vacías o sentimentalistas, en circunstancias que eres tú quién ha procedido de tal forma)))… Te justifico en ello y lo digo en serio, porque, y sin ánimo de ofender, sólo eres un ateo más y como todos ellos, en varias cosas andan perdidos o extraviados, tal como si usaran una venda o caminasen en la oscuridad, porque sus comentarios siempre carecen de argumentos sólidos cuando intentan derribar la inmensidad de la teoría cristiana, tal como si alguien arrojase una piedra para destruir una montaña… Simplemente no pueden, ni nunca van a poder, porque nadie podría hacerlo… No quiero criticarte por ello, entonces, en realidad, aunque así parezca que lo haga. Mi intención, con todo esto, es procurar corregir lo torcido y potenciar lo bueno. Todos cometemos errores. Lo importante es que mejoremos y lo más seguro es que tú tengas mucho tiempo por delante para hacerlo…

kjgfjkl

22 de Septiembre

Parte del juego de la democracia que hay que aceptar es que la mayoría decide las normas que rigen a la totalidad.
El 75% es creyente y, me atrevo a conjeturar, que tal 75% no considera ni siquiera la posibilidad que moral y religión estén separadas. Quizás hoy es más de “sentido común” el que el poder político no sea derivado directamente de alguna clase de poder divino (y por extensión el origen y legitimidad de las leyes), pero eso no significa que en otros aspectos actualmente la mayoría aun vea utilidad a la existencia de religiones.
De esto se sigue que la minoría solo puede aspirar a que sus ideas sean toleradas y manifestadas sin censura, lo cual en sí mismo es una virtud de los estados laicos contemporáneos y no precisamente de sus predecesores confesionales.
Ver el vaso medio lleno y no el medio vacío.

25 de Septiembre

Luis, tienes razón en un punto. La sociedad chilena es mayoritariamente creyente, en distintos grados. Y una parte de ese 75% no separa moral de religión. Otra parte tiene claro que la moral no viene ni deriva de la religión. Suma ese porcentaje a quienes somos ateos, agnósticos y librepensadores, que tomamos la moral como un conjunto de valores seculares y humanos que nada tienen que ver con los mitos de la edad del bronce que promulgan las religiones.
Ahora fuera del tema de donde proviene la moral, que no es precisamente de las religiones, o al menos no la moral que prima en los países desarrollados, porque instituciones que se dedicaron por siglos al genocidio y la persecución de otras religiones tienen poco que decir sobre cómo conducir nuestras vidas, vamos al tema de la separación del Estado y la Iglesia.
Los Estados modernos deben ser laicos. No deben fomentar ni subsidiar los credos, deben ser neutrales en el aspecto religioso que es un tema personal, no una política pública. En ese punto Chile está muy atrasado y espero que el cambio constitucional que se viene fortalezca el laicismo en nuestro país. Nos hace mucha falta. Al César lo que es del César.

Saludos.

fco

04 de Noviembre

date una vuelta por ahí cuando tengas problemas. yo invito

Ver todos
Ocultar