#Política

Miedo y el nuevo ciclo

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El miedo es un sentimiento que experimentan las criaturas vivas. Sin embargo, el ser humano suma un factor adicional, “un miedo derivativo”, reciclado culturalmente. Señalado por H. Lagrange como aquel que orienta la conducta, algo así como un fotograma fijo de la mente que nos atrapa. Esto es, un sentimiento de ser susceptible y frágil al peligro, una sensación de inseguridad y de vulnerabilidad.

 

La Real Academia Española define el miedo como aquella perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Construir el futuro deberá incorporar esta milenaria temática que ha afectado a individuos, tribus, familias y civilizaciones.

Chile no escapa a esta esfera. Por cierto, no es nueva. El miedo  es un sentimiento que experimentan las criaturas vivas. Sin embargo, el ser humano suma un factor adicional, “un miedo derivativo”, reciclado culturalmente. Señalado por H. Lagrange como aquel que orienta la conducta, algo así como un fotograma fijo de la mente que nos atrapa. Esto es, un sentimiento de ser susceptible y frágil al peligro, una sensación de inseguridad y de vulnerabilidad.

Según la sociología existen varios tipos de miedo: unos que amenazan el cuerpo y la propiedad de las personas, otros, de una naturaleza tal, que amenazan la sustentabilidad del orden social. Esto es el empleo, la renta o la supervivencia (vejez o invalidez). Por otra parte, está el miedo producto de la amenaza del lugar que ocupamos en la sociedad, de nuestra situación en la jerarquía social de nuestra identidad, en general un temor a la desintegración y exclusión social.

Otros miedos se hacen también muy presentes en el Chile actual: terremotos, inundaciones, sequías, olas de calor o incendios, accidentes aéreos, aguas envenenadas o alimentos contaminados. Pero también se percibe una zona más gris y opaca: la falta de petróleo, caída de las bolsas o crisis económicas y financieras. El inventario puede ser largo y abrumador.

Durante largo tiempo el mercado y la globalización desplazaron al Estado en el tránsito de la seguridad social a la seguridad individual–personal. Se generaron entonces ciertos mecanismos institucionales –política de la subsidiariedad-  para externalizar las condiciones para enfrentar estos temores e inseguridades. Sálvese quien pueda.

Hoy en un nuevo ciclo, incorporar esta suerte de alarma global (hasta nuevo aviso) es una tarea para toda la vida. Nuestros “compañeros de viaje”, inseparables de la vida a construir. Entonces, la sociedad puede enfrentar el miedo en el nuevo ciclo como una tragedia o como un drama.

Por una parte, la tragedia como aquella obra cuya acción presenta conflictos de apariencia fatal que mueven la compasión y el espanto, con el propósito de purificar estas pasiones en el espectador y llevarlo a considerar el enigma del destino humano, donde la pugna entre libertad y necesidad termina generalmente en un desenlace funesto, triste y desgraciado. Por otra, el drama como una obra donde prevalecen acciones y situaciones tensas y pasiones conflictivas. Sin embargo, existe una salida, no fatal, reencantadora o reconstructora de un nuevo destino.

Finalmente, después de todo, en la vida como en el teatro, todo podría ser peor, dicen.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
VJG

16 de abril

El miedo efectivamente nos acompañara a diario con dice al autor. Los gobiernos deberían tomar algunas medias para enfrentar antes, las catástrofes y los problemas derivados de una país sujeto a constantes vulnerabilidades.

Patricia

16 de abril

A muchos nos crearon y criaron en un ambiente de miedo….¿qué podemos esperar entonces del desarrollo de ese ser?. Me quedo con la idea de que existe una salida, que podemos encontrar otro destino

JP

17 de abril

Los miedos y temores de Chile deben ser enfrentados con diagnósticos y planificación de los actores sociales.

17 de abril

Quizás agregar que cuando el miedo ya no esté en las pantallas y no rinda frutos ni puntos de rating o popularidad en las encuestas, todo absolutamente todo seguirá tal y como estaba, incluidos los bonos, las giftcard y el miedo.

Johnc574

02 de mayo

Hi there! Someone in my Myspace group shared this site with us so I came to give it a appear. Im definitely loving the details. Im bookmarking and will likely be tweeting this to my followers! Outstanding blog and great style and style. fadeffceedkd

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos

La mayoría de los que optamos por estudiar pedagogía escuchamos en algún momento comentarios como: Pero, si le fue bien ¿por qué pedagogía y no otra cosa? O el revés, ¿no te alcanzó el puntaje para ...
+VER MÁS
#Educación

Elegir la pedagogía

Tienen una experiencia de vida que no se puede tirar a la basura por absurdos prejuicios y debe ser trasmitida y compartida con las generaciones más jóvenes y así minimizar el riesgo de seguir tropezando ...
+VER MÁS
#Sociedad

Edadismo o viejismo la discriminación no reconocida

Popular

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos