#Política

Mi encuentro con Bachelet

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estuvimos conversando cerca de 10 minutos a puerta cerrada, sobre la situación de salud que se vivía en la región, sobre los desaparecidos, y sobre algunas irregularidades que denuncié directamente con ella. Le dije que en su gobierno ella había prometido transparencia, igualdad, y que eso no se había visto reflejado en esta región. Le dije que los médicos estábamos preocupados por la falta de especialistas, y que debemos trabajar para que la atención primaria se vea fortalecida.

Me encuentro realizando un breve reemplazo en la posta de Puerto Chacabuco, localidad en donde viven unas 1500 personas, puerto principal de la undécima región, ubicada en una hermosa ensenada a 14 km de Puerto Aysén.

La mayoría de la población se dedica a labores relacionadas a las plantas de faenamiento pesquero, en donde trabajan bajo condiciones difíciles, obligados a cumplir grandes jornadas de trabajo para acrecentar en algo sus ingresos, y en donde es común que las mujeres se integren como mano de obra por el mismo motivo. La situación de salud de la población no dista mucho de la realidad presente en zonas pesqueras y de puerto del resto del país, a no ser por el aislamiento geográfico y las inclemencias del clima, que hacen de esta localidad especial.

Hace un año estuve aquí realizando las mismas labores, pero me tocó vivir las movilizaciones en la región, cuando las banderas negras ondeaban por todas partes, y el desabastecimiento estuvo estrangulando a los propios habitantes. Las mismas banderas negras ondearon y recibieron a la ex presidenta Bachelet  cuando fue el terremoto y Tsumani el año 2007; es el modo de protestar por el abandono, el descontento, y el aislamiento aún no resuelto. En ese momento, logré entrevistarme con ella en este mismo lugar, que fue ocupado como emplazamiento para recibir a la comunidad y autoridades. Yo era médico en esta Región, y tenía algunas cosas que decir, pues además parte de mi familia reside aquí.

La gran mayoría de las autoridades de la región estaba presente, desde la intendenta hasta los seremis y jefes de los distintos servicios. El cerco de protección era infranqueable, de hecho estuve a punto de rendirme, pero algo me decía que podría lograr hablar a lo menos con alguna autoridad y hacer mis descargos…solo pude cruzar esa barrera gracias a un diputado de la Región, con quien yo había hablado previamente, y quien me llevo hasta el jefe de gabinete de la presidencia, muy joven, casi como yo, quien me dijo que la esperara.

Esperé cerca de 40 minutos, franqueado por las miradas de las autoridades de la época, para quienes yo era un desconocido. Su escolta personal, una mujer joven, me dejó entrar a la sala donde se encontraba la Presidenta. La saludé fuera de protocolo, ya que le di la mano y un beso en la mejilla, como quien saluda a un familiar. Se me olvidó que era la presidenta de Chile, para mí fue más fácil tratarla de doctora Bachelet. Estuvimos conversando cerca de 10 minutos a puerta cerrada, sobre la situación de salud que se vivía en la región, sobre los desaparecidos, y sobre algunas irregularidades que denuncié directamente con ella. Le dije que en su gobierno ella había prometido transparencia, igualdad, y que eso no se había visto reflejado en esta región. Le dije que los médicos estábamos preocupados por la falta de especialistas, y que debemos trabajar para que la atención primaria se vea fortalecida. Ella estuvo de acuerdo con los planteamientos, pero no estaba al tanto de las irregularidades que yo le mencioné. Le entregué un papel con mi denuncia, me despedí de la misma forma en que llegué, es decir sin  mucho protocolo, y al llevar unos pasos fuera de sala, me llamó de vuelta, para decirme que agradecía lo que estaba haciendo, y que se estarían haciendo todas las gestiones para proteger a la gente de Aysén.

No puedo olvidar las caras de las autoridades cuando me retiré del lugar. Tampoco puedo olvidar la emoción de haber logrado hablar con la presidenta de la Republica, y hacer la denuncia a ella en forma directa. Difícilmente creo que pueda ocurrir algo así de nuevo.

La sensación de cercanía y empatía fue evidente, fue como si hablara con un familiar muy cercano. Mi protesta por su gobierno fue a la cara, y no puso en tela de juicio lo que le estaba diciendo. Las autoridades de salud elegidas en su periodo en esta región fueron un fiasco.

Las banderas negras vuelven a aparecer  hoy en Aysén por las promesas incumplidas, en donde muchos confiaron en una apertura hacia nuevos aires, nuevas posibilidades y progreso.

—–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de febrero

Don Ramón:
Puchas que me llamó su atención la manera franca y descarnada como le planteó a la Sra Bachelet su realidad médica y social en esa Región.
Mas todavía cuando ella reconoce que las cosas no estaban bien en la región, esa cualidad es muy importante, porque está diciendo que se reconocen los errores y puede rectificar. cosa que en el gobierno de ella, rectificó muchas veces porque se dio cuenta como a la mitad del gobierno, actuaba según lo iban informando y no de la papa misma, como dicen por ahí “los arboles no dejan ver el bosque” es decir la montonera de chupas que siempre andan cercando al gobernante no les permite ver la realidad dura. Lo aíslan y de paso los mala leche la informaban mal.

Creo que esta lección la aprendió y hay muchas personas que no son de los que la esperan para agarrar su cuota (como decimos en chileno) sino para que de una vez se haga un gobierno que satisfaga las necesidades mínimas de las regiones y de los realmente mas desposeídos.

Con afecto.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que me marcó fue conocer jóvenes que tienen un talento artístico y un potencial deportivo enterrado por la ignorancia de las autoridades que no dan oportunidad al desarrollo de disciplinas culturales ...
+VER MÁS
#Política

La última actividad en un Centro de Sename

En consecuencia, ¿es Chile un país violento?, objetivamente tanto los datos a nivel nacional como internacional indican que no lo es, pero desde la subjetividad del temor y del miedo al parecer si lo es.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Es Chile un país violento?

La lucha del mundo feminista no es contra el hombre, ni odia al hombre, ni busca privilegio alguno para la mujer.
+VER MÁS
#Género

El feminismo en acción

Y de esta manera, es como la manifestación de la escena artística y cultural de un país, a partir de la inserción brutal de la casta neoliberal, nos va esclareciendo la matriz de lo vivido y aprendido, ...
+VER MÁS
#Cultura

Lo mercantilizaron todo, hasta nuestra memoria

Popular

Quienes no entiendan que este joven es producto de un abandono total por parte de las instituciones del Estado y la sociedad civil hablan desde una superioridad moral violenta, con una miopía recalcitrante ...
+VER MÁS
#Ciudad

Narcotráfico y violencia: Un problema estructural

Sería ingenuo pensar que la construcción de estos conceptos proviene de la mera ignorancia de quienes los emiten, cuando en verdad son productos de falacias interesadas que buscan ganar un espacio en la d ...
+VER MÁS
#Género

El vocabulario de la discriminación

Las escuelas existen para reproducir las desigualdades sociales; por lo tanto, el mejor predictor del futuro de un niño es el estatus económico de sus padres, más que los logros académicos y la intelige ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Currículum Oculto y la perpetuación del poder socioeconómico

¿Será que efectivamente la autoridad está llamada a hacer algo?, ¿algo distinto a lo que ha generado nuestra incomodidad como ciudadanos?
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Será cierto que no hay mal que dure cien años ni tonto que lo aguante?