#Política

Más que progresistas en las ideas, dejar de ser conservadores en el estilo de liderazgo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Normal
0
21

false
false
false

MicrosoftInternetExplorer4

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

Se insiste en la necesidad de renovar la generación de lideres políticos y las ideas, pero en la renovación de los liderazgos, ya se ve que no se trata de edad necesariamente, dado el comportamiento de algunos líderes; las ideas tampoco resultan ser un punto que asegure cambios internos ni una nueva percepción en los ciudadanos. Hay liderazgos con alto rechazo en las encuestas, con ideas de avanzada, que seguramente agradan a los ciudadanos.

El desafío no es ser progresista en las ideas, sino dejar de ser conservadores en el estilo de liderazgo político.

Mi impresión es que, más que nombres, edades, género o ideas, lo que se necesita es una renovación de los estilos de hacer política, del modo como interactúan los liderazgos entre ellos y con los ciudadanos, la manera de recoger las inquietudes y aspiraciones ciudadanas, de procesarlas y plantearlas.

Las tecnologías de internet han abierto la oportunidad (y la exigencia) de conexión permanente entre liderazgos y ciudadanos, para recoger inquietudes, generar y evaluar propuestas, vigilar la gestión, y en general empoderar a los ciudadanos. El líder deja de ser el que tiene todo el poder y todas las respuestas, para transformarse en un catalizador de los propósitos ciudadanos.

No en Chile, pero sí en el mundo, muchas empresas han descubierto que un excelente modo de conseguir el favor y lealtad de los clientes, de acelerar y abaratar las innovaciones, y de mantener un proceso de mejora continua, es crear comunidades masivas para mantener relaciones transparentes y permanentes con sus clientes (¡gratuitas!).

Pero más allá de la dimensión técnológica, el valor más destacable (y desafío) es que los medios digitales han instalado una cultura de colaboración, participación masiva, transparencia, cercanía, horizontalidad, innovación permanente, conectividad global, visibilización de las minorías, responsabilidad en los usuarios (ciudadanos) que mucho bien haría a lo que sea en que evolucione la Concertación de Partidos por la Democracia.

Felicidades por la iniciativa El Quinto Poder
 

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.