#Política

Los secuestrados por el binominal

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La Ley de partidos políticos es una mala Ley. Es injusta desde su concepción arbitraria de un 5%, es injusta porque pone trabas incluso para formar partidos, es injusta en la medida que beneficia al más fuerte, es injusta porque finalmente no mide representatividad ni razón de ser de un partido.

A más de treinta años de la constitución política de 1980 aún siguen vivos vicios dictatoriales que merman la representación y participación ciudadana en beneficio del status quo, de un buscado equilibrio de fuerzas que no permite cambios al «legado» de la en ese entonces gobernante junta militar.

Bueno, aún seguimos presos de esos vicios. El sistema binominal logró destruir los aires de cambio prometidos por la concertación y que en sus primeros años vio cómo la transición se transformaba en mantención del modelo debido a los altos quorums que daba la carta magna y que nunca se pudo cambiar. Se hicieron modificaciones, incluso lleva la firma del entonces mandatario Ricardo Lagos Escobar, quien dijo: «Tenemos hoy por fin una constitución democrática, acorde con el espíritu de Chile, del alma permanente de Chile». Indicando que teníamos una nueva constitución. Bueno, creo que a la luz de los hechos no fue así. Fue más bien rendirse al no cambio, el fin del intento de la concertación por instalar la prometida alegría.

Esta semana el Tricel dictaminó que diez partidos políticos no podían seguir existiendo ya que no lograron sacar sobre un 5% de votación en las últimas parlamentarias o bien no instalaron cuatro candidatos electos en el congreso. Esas son las reglas y los partidos juegan en esa cancha. Pero la cancha es injusta, esta mal rayada. Veamos el caso del Partido Progresista.

El PRO sacó poco menos del 4% de las votaciones en parlamentarias. Sin embargo, su candidato presidencial sacó casi un 11% de las preferencias. Votación que se enmarca como histórica para un tercer candidato en el sistema binominal o de grandes bloques. Desde la vuelta a la democracia ningún candidato de un partido político había sacado estas cifras, las que solo son superadas por el mismo Marco Enriquez-Ominami en 2009 como independiente.

Sin embargo, con este resultado el partido no puede continuar según la ley, pues este candidato y su partido no son representativos, por cuanto no alcanzó los cánones impuestos para las parlamentarias. ¿Conocerá la Ley el costo de llevar una candidatura parlamentaria? ¿O acaso considerará que la Ley de financiamiento puede llevar a la quiebra a un candidato o partido al no saber cuántos votos logrará? Más aún ¿considerará esta Ley que los fondos que devuelve el Servel no son la principal fuente de financiamiento de los grandes partidos? ¿Estará al tanto esta Ley que además no se exige a los candidatos transparentar de dónde provienen sus fondos?

La Ley de partidos políticos es una mala Ley. Es injusta desde su concepción arbitraria de un 5%, es injusta porque pone trabas incluso para formar partidos, es injusta en la medida que beneficia al más fuerte, es injusta porque finalmente no mide representatividad ni razón de ser de un partido.

Necesitamos ampliar el abanico. Si alguna lección nos dejaron las anteriores elecciones es que hay un numero mayoritario de personas que no se siente representado, que prefiere no votar, pues nadie habla por ellos, que sienten que nada cambia con su voto y siempre están los mismos. ¿Y qué le decimos a ellos con esta Ley?  Ponemos candado a la puerta por donde deberían entrar, decimos que tienen razón en no participar y finalmente buscamos cada cuatro años la forma de eliminar a aquellos que a pesar de todo sí se atrevieron.

Si queremos reencantar a los jóvenes, a los que salen a pasear el día de las elecciones porque sienten que su voto no importa pues siempre son los mismos, si buscamos mayor democracia, si queremos diversidad y escucharnos entre nosotros, entonces debemos abrir las puertas, tenemos que dejar que ingresen nuevas ideas, tenemos que dejar que libremente nos podamos escuchar, en forma civilizada, organizada y con ideas colectivas. Eso se logra a través de partidos políticos independientes y representativos, no con bloques de conglomerados que se reparten un botín compuesto de cupos, cargos, puestos y ministerios.

——-

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

18 de febrero

Lo que ocurre es que desconoce los razonamientos para defender el sistema binominal.

En las democracias mas estables, mas gobernables y que generan mas prosperidad a sus ciudadanos, los votos se distribuyen en dos grandes bloques. Y mientras mas diverso se hace el país, mas necesario se hace aglutinarse y ceder mucho en pasiones e ideologías hasta terminar en dos grandes bloques, para ir facilitando la gobernabilidad en la medida que se hace mas complejo y diverso el país, no ir trabándola.

Imagínese si los ciudadanos de Inglaterra o en el mismo Estados Unidos tuviesen ese criterio (o capricho) de maximizar la representatividad de cada grupo transando lo menos posible en alianzas políticas con esa pretensión de estar reflejado de la manera mas genuina posible en el poder. Esa pretensión haría ingobernable al país, quedaría empantanado desde las cúpulas en una bolsa de gatos, ya no seria tan estable ni tan próspero. En ningún país próspero y estable particfipan directamente todas las tendencias o ideologías para que gobierne la minoría mas votada en cada elección.

El periodo de mayor estabilidad, crecimiento global (dije global para dejar afuera el vector de discusión x la desigualdad) y gobernabilidad, probablemente en toda la historia de Chile, ha sido este periodo con el sistema binominal.

Obviamente un sistema electoral debe tener respaldo ciudadano concluyente o seria una contradicción en si mismo, habrá que hacerlo, hay que cambiarlo, pero con este cambio tenemos mucho que perder y muy poco que ganar. Una pena pero Chile ya no será tan estable, tan gobernable ni tan próspero con un sistema supuestamente mas “participativo”, y como con cualquier revés, los que sufrirán no son los ricos.

Saludos

20 de febrero

Jose Luis,

No desconozco dichos argumentos, solo me parecen un precio muy alto a pagar. La estabilidad política y el crecimiento economico no han significado desarrollo para nuestro país. Somos altamente desiguales, discriminadores y la teoria del chorreo no funcionó.

Eso si, no estoy en contra de las alianzas, siempre que estas se den en el marco de la busqueda de representación y participación a través de las ideas y no de un cuoteo político como observamos se ha dado. No entiendo coaliciones como UDI y RN sino las vemos solo de una perspectiva de mero cálculo electoral, lo mismo pasa con la DC y el PC, entre otros.

Saludos

jose-luis-silva

20 de febrero

Agradezco la deferencia Felipe. Yo tampoco desconozco tus argumentos, pero arriesgar la estabilidad y el crecimiento económico, sin los cuales nunca habrá el desarrollo que ambos queremos, y todo para optimizar la representatividad partidista, me parece algo caprichoso.

Saludos

19 de febrero

Muy de acuerdo con todo lo expuesto. Apenas conocí la noticia, pensé lo mismo: ¡Ay binominal! Es urgente que la ciudadanía se movilice en contra del binominal, enclave autoritario y gran candado y promotor de la ausencia de cambios sociales.

PS: uso de mayúsculas, por favor!

20 de febrero

Gracias Diego. Favor explicame lod e las mayúsculas, gracias.

19 de febrero

Un claro análisis de nuestras carencias como democracia. Vivimos secuestrados por una institucionalidad marca Jaime Guzmán & made in UDI y por prostituidos representantes que hace rato hicieron suyo este fraude por propia conveniencia.

Eduardo Nievas M

21 de febrero

La desaparición de 10 partidos políticos del espectro de participación ciudadana en estas estructuras sociales, es otra «Pinochetada», a la cara del pueblo, que al parecer todos celebran, especialmente el Duopolio , Aliancista y Cocertacionistas, que siguen usufructuando de todos los recursos y la protección de los enclaves autoritarios para sus intereses y beneficios personales. No es ningún misterio que muchos partidos , no son más que un par de «pelagatos», con una llave y una pieza, donde se reúnen ellos ad- portas de las elecciones, para comprar y cohechar a la ciudadanía, baste ver como muchos «GLORIOSOS CANDIDATOS», han declarado ante el SERVEL, inimaginables elementos que regalaron para lograr su reelección, burlándose una vez más de las necesidades de los pobres, que en ya medio siglo del regreso a la democracia, seguimos esperanzados en los mismos problemas de sobre vivencia, como . Salud digna, educación Digna, Trabajos Dignos, Pensiones Dignas, o más bien derechos a ellos. , siendo los únicos que han crecido y proliferados políticos indignos con sus politicas del miso tenor y data.Y entonces cada elección aparecerán con la panacea que AHORA SI.. y bueno logran embaucar sentimientos y necesidades que le dan réditos.
Yo no estaría tan alegre, cuándo con partidos y sin ellos, el 58 % de los ciudadanos con conciencia ciudadana de mayor calidad, no se dejan amedrentar, ni se someten a las «pinochetadas», que aún todos parapetan, de la lengua para adentro, ya que de la lengua para afuera, parecieran reclamar su término, pero sólo dan algunos esbozos cada 4 años, para seguir usufructuando a beneficio de «sus granjerías y privilegios», palabras de cuyo líder que algunos dicen admirar también desde la teoría, ya que desde la conducta de vida diaria , dejan tanto que desear.
Hoy, por hoy pertenecer a un partido político, es más concreto, para quienes desde que se levantan hasta que se duermen en el día a día dan pruebas, de trabajo, de honestidad y grandeza, con respeto a la familia, al vecino y aportan desde su humilde y modesta trinchera al desarrollo de su calle, hasta la Nación y eso se nota a leguas, sin que se predique., desde la llave y la pieza, que estructura al Partido al que supuestamente pertenece.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?