#Política

Los riesgos del shock emocional post rescate

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si hay algo que caracteriza a nuestro país es el desborde emocional que se observa ante la adversidad. Lo vimos en el terremoto del 27 de febrero de este año, lo palpamos anualmente en la Teletón y el rescate de los 33 mineros de la mina San José no fue la excepción.

Cuando el terremoto pasó de moda mediáticamente, se comenzó la reconstrucción de las zonas más afectadas, pero, descontando la reforma a la norma NCh 433 (norma chilena para construcciones sísmicas), todo sigue igual. Aún vemos gente viviendo en lugares poco adecuados, sin vías de escape seguras, y expuesta a sufrir las mismas penurias del pasado 27 de febrero.

Este torrente de emociones que nos “shockea” como país, que nos aturde por un tiempo, y que no permite acciones racionales posteriores, es el mayor enemigo de los 33 mineros. Si se actúa como siempre, el tema se descolgará de los medios en un par de meses más y los mineros seguirán siendo abusados laboralmente. Esperemos que esta vez sea distinto y que ese “nunca más” que expresaron los mineros al salir de su encierro se haga realidad. Esperemos que el morbo periodístico no nos inste a seguir en ese estado de shock emocional y que, por el contrario, los medios ayuden a difundir las condiciones de trabajo de los mineros. Esperemos, por último, que la celebración de este épico momento no haga sombra a la causa de fondo.

En síntesis, la celebración de esta epopeya minera está plenamente justificada, pero debemos asegurarnos de que el shock emotivo no dure mucho tiempo, puesto que de esta manera se empaña el conflicto y pasa al olvido la causa inicial. Recordemos que hoy los 33 mineros de la mina San José están a salvo, pero todo el resto sigue atrapado, enterrado bajo una terrible montaña de malas condiciones laborales.

——————————-

Foto: Presidencia de Chile

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos