#Política

Los riesgos del shock emocional post rescate

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si hay algo que caracteriza a nuestro país es el desborde emocional que se observa ante la adversidad. Lo vimos en el terremoto del 27 de febrero de este año, lo palpamos anualmente en la Teletón y el rescate de los 33 mineros de la mina San José no fue la excepción.

Cuando el terremoto pasó de moda mediáticamente, se comenzó la reconstrucción de las zonas más afectadas, pero, descontando la reforma a la norma NCh 433 (norma chilena para construcciones sísmicas), todo sigue igual. Aún vemos gente viviendo en lugares poco adecuados, sin vías de escape seguras, y expuesta a sufrir las mismas penurias del pasado 27 de febrero.

Este torrente de emociones que nos “shockea” como país, que nos aturde por un tiempo, y que no permite acciones racionales posteriores, es el mayor enemigo de los 33 mineros. Si se actúa como siempre, el tema se descolgará de los medios en un par de meses más y los mineros seguirán siendo abusados laboralmente. Esperemos que esta vez sea distinto y que ese “nunca más” que expresaron los mineros al salir de su encierro se haga realidad. Esperemos que el morbo periodístico no nos inste a seguir en ese estado de shock emocional y que, por el contrario, los medios ayuden a difundir las condiciones de trabajo de los mineros. Esperemos, por último, que la celebración de este épico momento no haga sombra a la causa de fondo.

En síntesis, la celebración de esta epopeya minera está plenamente justificada, pero debemos asegurarnos de que el shock emotivo no dure mucho tiempo, puesto que de esta manera se empaña el conflicto y pasa al olvido la causa inicial. Recordemos que hoy los 33 mineros de la mina San José están a salvo, pero todo el resto sigue atrapado, enterrado bajo una terrible montaña de malas condiciones laborales.

——————————-

Foto: Presidencia de Chile

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Popular

Lo expuesto da cuenta de una ideología, que cree que todo se puede comprar a como dé lugar, máxima que inunda al mundo neoliberal. Es un imperativo revertir esta lógica por nuestra dignidad, nuestra sal ...
+VER MÁS
#Sociedad

Las trampas de las élites

Las editoriales fijan precios en promedio 29 veces más, llegando a más de 40 veces en algunos casos, en el mercado privado que en el estatal, donde normalmente se cancela el texto unidad en $800 a $1,600. ...
+VER MÁS
#Educación

El Texto Escolar será digital y abierto

Las estrategias de desarrollo indígena han fracasado, relegando deliberadamente a los mapuche a una condición de vulnerabilidad permanente
+VER MÁS
#Política

El fracaso de la política indígena y una espera inaceptable

“Que mal”, pensé. Pero el “que mal” no es por las deficiencias en la gestión de las cuentas corrientes por parte del Banco, sino por una cuestión mucho más grave: ni yo, ni muchos de quienes rec ...
+VER MÁS
#Justicia

De los ilícitos del Banco BCI al escaso avance en protección de datos

Popular

¿Qué van a hacer si hay una fuga masiva de cliente? La independencia energética es el verdadero camino al desarrollo, portarnos a paneles solares es la mejor opción.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chao medidor inteligente, bienvenidos paneles solares

La rebelión por el clima contagió a nuestros estudiantes y en ciudades como Valdivia, Temuco, Santiago, Talca, Arica, Rancagua, Osorno y Valparaíso, desde hace algunos viernes, aparecen pequeños grupos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Para qué estudiar, por un futuro que no va a existir #FridayForFuture

Un millón 400 mil mujeres de Chile quieren trabajar, pero no pueden hacerlo por ser las principales responsables del cuidado de sus hijos o de sus padres
+VER MÁS
#Uncategorized

¿Soy o no soy feminista?

Como crepúsculo, el pensamiento femenino se encuentra en constante ascenso y descenso; entre luces y oscuridades; siempre bello, mostrándonos el cambio.
+VER MÁS
#Sociedad

La filosofía tiene nombre de mujer