#Política

Los nietos de la dictadura

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Nosotros, hoy, marcados por la sociedad, por la memoria de los nuestros como estamos, ¿no podemos sino escuchar en silencio? ¿Debemos dejar el pasado a los que lo sufrieron? ¿Debemos desligarnos de la influencia social y económica que contiene este legado?

El golpe de Estado que inició hace 40 años una larga fictadura que vino a acabar recién en 1990, fue un suceso que cambió para siempre a la sociedad chilena. En sus últimos años de colegio y los primeros de universidad, en su adultez, siendo padres y madres, siendo bebes o ancianos, los chilenos que vivieron el 11 de Septiembre de 1973 vieron derrumbarse ante sus ojos la democracia de su país, y la historia hoy los cita como testigos de ese tiempo de quiebre y división.

Sin embargo, existen hoy otros actores de esta trama, mejor dicho, existimos. Así es, nosotros, las nuevas generaciones, los que nacimos luego de la vuelta a la democracia, tenemos mucho que contar. Nuestra vida es el relato de una historia, una historia que está viva y presente en nuestra sociedad. “La dictadura se acabó”, “para qué te vas a preocupar de eso tú”… Algo tiene de verdad: La dictadura terminó. Pero no se puede negar la enorme huella que dejó en Chile. En los rostros de todos quienes estuvieron esos años hay una mirada distinta, una mirada que lleva por dentro, a veces muy dentro, la división y el dolor de ese tiempo. Nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros profesores. Todos nos han traspasado su testimonio, haciéndonos partícipes de la historia. ¿Cómo no recordar, si las señas del régimen aparecen adonde uno vuelva la vista? Además de la memoria colectiva de nuestros mayores, instituciones, leyes, formas culturales e incluso calles y monumentos, dan cuenta de cuan amplio es el legado de aquellos 17 años.

Nosotros, hoy, marcados por la sociedad, por la memoria de los nuestros como estamos, ¿no podemos sino escuchar en silencio? ¿Debemos dejar el pasado a los que lo sufrieron? ¿Debemos desligarnos de la influencia social y económica que contiene este legado? No. La historia hoy no nos pide responsabilidad por los hechos, pero nos reserva una misión igualmente difícil e importante: la de sanar las heridas de este país. La de terminar con el legado de la dictadura. No hablo de eliminar la memoria, que ha de seguir viva por siempre, sino de los despojos de un régimen que dejó en todos los ámbitos que tocó, una estela de injusticia que continúa acechando y que sigue actuando bajo las ya extintas, pero latentes órdenes que se dieron durante la Dictadura.

El perdonar o no, no es algo que nosotros estemos llamados a hacer, pero el olvido no es una de nuestras opciones. Construyamos ahora una sociedad nueva, abierta y solidaria, donde la libertad y la justicia brillen para Chile. A esto estamos llamados, ésta es nuestra misión.

—————

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?