#Política

Los jóvenes y el extravío de la política

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Llamamos a esto democracia, pero no lo es”’, han dicho los indignados españoles para referirse a lo que en el Chile actual consideramos como una de las principales debilidades del sistema: la absoluta desconexión de la política clásica, tradicional, analógica, grandilocuente, heroica, o sea, de la vieja política, con la vida cotidiana de todos nosotros. Esto va de la mano con una fuerte crítica y crisis del viejo concepto de democracia representativa. En el fondo hemos llegado o estamos llegando al fracaso de una cierta práctica de la democracia en nuestro país.

Para el caso chileno, la democracia que todavía vivimos es la democracia que heredamos de la dictadura militar. Una democracia que se construyó ‘en la medida de lo posible’ y se estructuró en base a la ‘política de los consensos’, para sostenerla dado su ‘fragilidad’. Sin desconocer algunas modificaciones parciales, estas no fueron suficientes o implicaron apenas un maquillaje u operaciones cosméticas que precisamente nos tienen en esta situación, al no haber podido –¿o querido?- dotarnos de una constitución más democrática y legitima, cuestión que se comienza a vocear hoy en día, ya sea exigiendo una nueva constitución, una asamblea constituyente, una cuarta urna (o tercera) o un plebiscito. Todas iniciativas que buscan mayor democracia en el país.

Es este entramado o jaula de hierro –para otros, jaula de oro- el que nos ha llevado a una situación, en que la política tradicional no tiene ninguna significancia; es (a)significante, al igual que el concepto de democracia representativa. De ahí que tomando los datos de la última encuesta del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV): ‘Disposición y actitudes de los jóvenes hacia el sistema de representación política’, la mirada simplista interprete los resultados obtenidos, que muestran el desconocimiento de los jóvenes sobre cuándo se usa el sistema binominal, o la falta de conocimiento de los diputados de su distrito, entre otras cosas, como ‘un desconocimiento o falta de cultura política de los jóvenes’. O que los jóvenes ‘’no están ni ahí con la política’, frase acuñada por el mundo adulto y por los partidos políticos de distintas tendencias.

Sin embargo, también se puede leer o interpretar ese llamado ‘desconocimiento’ como una desafección o falta de cariño con la forma actual de la política y con la actual ‘democracia’. Si esto es así, -y esto se corresponde con lo (a)significante de la política- es obvio que a los jóvenes les va a dar lo mismo si conocen a los diputados de ‘su distrito’, o cuando se aplica el sistema binominal, y se remate diciendo: ‘no vamos a votar’. Estos resultados no deben mirarse de manera aislada, sino en relación con otras expresiones recogidas en las encuestas nacionales de juventud, donde también les puede dar lo mismo el sistema político que nos rija (dictadura o democracia), sumando que les puede dar lo mismo si gobierna la derecha o la concertación, porque en la final con este sistema binominal ya conocemos quien puede ganar.

Lo que ha venido aconteciendo en nuestro país con la política nos muestra que precisamente no son sólo los jóvenes los que están despreocupados, desafectados o poco cariñosos con ella, sino que se ha producido una situación de contagio o de propagación viral hacia el mundo adulto.

De esta forma se ha incubado una fuerte frustración expresada en las masivas marchas del año 2011 y también del 2012. Se expresa además en lo que podríamos llamar las explosiones de una ‘violencia expresiva/situacional’. Indicadores que nos muestran que estamos asistiendo al fracaso de nuestra actual democracia –si es que alguna vez lo fue, punto para otra discusión. Entonces, si esta política y esta democracia está desconectada de la vida cotidiana y no está del lado de los ciudadanos, ¿para qué preocuparme por ella?, ¿para qué votar, si no se tiene a quién votar, ya que son siempre los mismos los que se presentan?

En un estudio anterior del INJUV, se señalaba que respecto de las elecciones municipales, los jóvenes aumentaron su participación en el padrón electoral de un 8%, en 2008, a un 26,9% en 2012 producto de la inscripción automática. A pesar de este aumento, no se visualiza un cambio radical respecto de un aumento de candidaturas juveniles, las cuales vienen en descenso desde el año 2008. La hipótesis que desliza el INJUV respecto de esto, que es extensivo a las elecciones de diputados y senadores, es el alto nivel de repostulaciones, lo cual está indicando, por ejemplo, que para dar tiraje a la chimenea y posibilitar la entrada de jóvenes en la política tradicional, habría que limitar la reelección, cuestión que los políticos de todos los sectores se niegan.

Concluiremos señalando que estamos frente a un escenario donde ya no sólo los jóvenes se encuentran decepcionados, enojados e indignados con esta forma de administrar la política, la cual queda reducida a algo ‘insignificante’, que sólo busca el poder por el poder y es incapaz de articular un programa que sea significativo, democrático y ciudadano. Se asiste entonces, “al extravío del sentido real de la política”.

Frente a esta situación, se ha pasado a lo que podemos denominar la ‘política de la calle’ (concreta o virtual) o a las ‘acciones políticas subterráneas’ que comienzan a reconfigurar otra política y también una nueva concepción de ciudadanía. Todo esto lleva a plantear un reconocimiento del derecho a la libertad política y por ende, a construir una ciudadanía distinta, la cual no se base necesariamente en cuestiones legales, sino que se manifieste en la construcción de nuevos tipos de identidad política, las cuales están en proceso de construcción y donde los jóvenes y los adultos tienen mucho que decir.

————–

Foto de Juan CatepillánFacebook de elquintopoder.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de agosto

nada que ya no haya leido!!

10 de agosto

Me parece que el extravío en cuanto al sentido real de la política es generalizado en representantes y representados. No sólo los representantes han derivado en una casta que se representa a sí misma, sino que muchos ciudadanos están confundiendo la Política con formas pre políticas de acción.

Todo esto, en vez de ser un incentivo para mayores niveles democráticos, trae el serio riesgo de derivar en algo más bien anti político, como el caudillismo, su populismo asociado, la autocracia y el autoritarismo.

No debemos olvidar que el sentido de la Democracia es resguardar la existencia de la política -que es el diálogo- al interior de ciertos límites, como el respeto a derechos humanos, civiles y políticos básicos de toda persona.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El gran valor de las estudiantes universitarias, según mi manera de ver, es su acto de decir no a la situación en que se ven sometidas
+VER MÁS
#Género

Asociación libre: Mujeres universitarias

Las grandes multinacionales abaratan sus costes de producción saltándose cualquier control medioambiental y para evitar el costoso tratamiento que requieren las aguas residuales, las arrojan directamente ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

¿Estamos ad portas de una pandemia como la Peste Negra?

Es imperativo profundizar un proceso de conversaciones, que establezca un marco programático común unitario mínimo, en base a la realidad actual de Chile y a una proyección de aquí al largo plazo
+VER MÁS
#Política

Oposición y política de alianzas: de nostalgias, unidad y desafíos

La sociedad en su mayoría ve con preocupación los alcances de una situación que el no buscó y que la propia sociedad construyó, por que no es su culpa la precariedad de las condiciones en la que les ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Gendarme Héctor Palma y los custodios de la moral

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera