#Política

Los incendios forestales y la urgencia de la retroescavadora

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

A tres meses del mega incendio la situación de  Valparaíso no es de riesgo es de eminente peligro, ya que la ciudad está cercada por esa “ruina ambiental”  que son los bosques de eucaliptus,  los cuales son pirófilos.

A tres meses del mega incendio, la situación de  Valparaíso no es de riesgo es de eminente peligro, ya que la ciudad está cercada por esa “ruina ambiental”  que son los bosques de eucaliptus,  los cuales son pirófilos. Pirófilo, se aplica a plantas que, por contener esencia o resinas inflamables, propagan el fuego pero que, sin embargo, resisten sus efectos por aguantar bien los incendios sus raíces o semillas y rebrotar pronto después.

Mientras las autoridades y, sobre todo, los expertos discuten y planifican la reconstrucción de los nueve cerros que se quemaron el pasado 12 y 13 de abril, bajo la mirada expectante  de los damnificados que para nada son consultados, señalan que parte importante de  quienes  se reinstalaron en sus terrenos, usados por años y generaciones,  deberán irse por que están en zonas de riesgo, según indican los expertos en suelos, pero los habitantes saben que el peligro no viene ni del suelo de la quebrada, ni del suelo de la pendiente, ni del suelo de la cima, el peligro inminente viene de los bosques pirófilos colindantes a sus quebradas, pendientes y cimas.

El mega incendio se propagó  desde el Fundo los Perales,  atravesando  el Camino de la Pólvora, al este de la cárcel,  irradiándose  como un cono abrazador por los bosques del Alto del Puerto en dirección de la zona urbana de los cerros  Mariposa, La Cruz, Merced, Las Cañas, El Vergel, Ramaditas, Pajonal, Rocuant y el Litre,  hasta llegar casi a la Avenida Alemania, el gran separador  entre la pobreza  digna y la pobreza  dura de Valparaíso.

Ahora, el delegado presidencial para la reconstrucción de Valparaíso,Enzo Gallardo,  ha anunciado que se erradicarán a las familias que se han reinstalado en sus predios donde han vivido por 20 años, porque están en laderas  y quebradas con alto riesgo de derrumbes.  Más de doscientas familias de los cerros El Litre, Las Cañas y La Cruz, serán erradicadas de sus tierras, a cambio de promesas vanas de nuevas localizaciones, ya que aún, tres meses después de la catástrofe, ochocientas familias carecen de servicios sanitarios, son más de cuatro mil personas.

Mientras,  en los altos de los cerros Bellavista y Florida, es visible desde la Avenida Brasil  el bosque seco, listo para continuar con la quemazón al noroeste de la Cárcel  por las partes altas de los cerros Florida, Yungay y Jiménez, Cárcel  y La Loma, Cordillera y San Francisco, Toro y Arrayan, así como en sectores altos  de Playa Ancha. Estas poblaciones no están en riesgo, están en inminente peligro.

Las medidas urgentes a tomar para gestionar el riesgo y reducir los daños durante el próximo estío son las siguientes:

1. El Alcalde debe decretar una ordenanza municipal conminando a los propietarios de los bosques, colindantes con las zonas urbanas, la erradicación inmediata  de ellos  por razones de protección civil, con la misma firmeza que los expertos y el delegado presidencial quieren erradicar a los vecinos de las quebradas y las pendientes,  iniciando al menos  con un corta fuegos de 100 metros de ancho que separe sus predios de las zonas urbanas.

2. La  autoridad de Obras Públicas debe  ampliar los bordes del camino de la Pólvora hasta 100 metros para que este sea un corta fuegos,  iniciando  desde  la Cárcel en dirección noroeste, en dirección sureste  hacer lo mismo por donde no se quemó en abril pasado.

3. La autoridad de obras sanitaria debe instalar estanques de agua –de al menos 20.000 litros- cada cien metros  en la línea de los cortafuegos.

4. CONAF y los bomberos deben establecer brigadas móviles  de respuesta rápida  para  intervenir a los largo de los cortafuegos en los puntos amagados, esto bastante antes de que se inicie y termine la temporada de incendios, ya que el del 12 de abril ya estaba fuera de temporada.

Para remover esos bosques pirófilos de eucaliptus y pinos se necesitan de retroexcavadoras, también  necesitamos potentes retroexcavadoras políticas para remover tantas opiniones fútiles  y torpes y a tanto funcionario incompetentes y pusilánime.

¿Qué dice a todo esto la ONEMI? Encargada de coordinar la protección civil de la población. ¿Qué dicen los bomberos? Responsables de controlar el fuego. Lo claro es que sólo nos quedan tres meses  para que se inicien la temporada de incendios forestales.  O simplemente esperaremos el próximo mega incendio al noroeste de la Cárcel como otro mega evento mejor producido que el del 12 de abril pasado

——————————
Imagen

TAGS: #IncendioValparaíso Erradicación Reconstrucción

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
En el contexto de la actual pandemia por Covid-19, las redes educativas con foco en la colaboración cobran mayor relevancia frente a los obstáculos que dificultan los procesos cotidianos del desarrollo ed ...
+VER MÁS
#Educación

El poder de las redes colaborativas en el contexto educativo actual

El gobierno insiste en focalizar su ayuda en complementos a las familias que están desempleadas o subempleadas a través de bonos o cajas de alimentos, cuando en los hechos se necesita una sustitución de ...
+VER MÁS
#Política

Piñera llama a un acuerdo con olor a humo

Por la pandemia tiene que aparecer diariamente haciendo reportes sobre los avances del COVID-19 en la población, por lo tanto sus declaraciones siguen dando material para los conflictos.
+VER MÁS
#Política

El Ministro Jaime Mañalich suma y sigue

Vivimos a cuenta del patrimonio natural heredado, comiéndonos nuestras últimas reservas y destruyendo los frágiles equilibrios que han hecho de la tierra nuestro seguro hogar.
+VER MÁS
#Sociedad

Pandemia: cambio de paradigma

Popular

En el contexto de la actual pandemia por Covid-19, las redes educativas con foco en la colaboración cobran mayor relevancia frente a los obstáculos que dificultan los procesos cotidianos del desarrollo ed ...
+VER MÁS
#Educación

El poder de las redes colaborativas en el contexto educativo actual

El gobierno insiste en focalizar su ayuda en complementos a las familias que están desempleadas o subempleadas a través de bonos o cajas de alimentos, cuando en los hechos se necesita una sustitución de ...
+VER MÁS
#Política

Piñera llama a un acuerdo con olor a humo

Por la pandemia tiene que aparecer diariamente haciendo reportes sobre los avances del COVID-19 en la población, por lo tanto sus declaraciones siguen dando material para los conflictos.
+VER MÁS
#Política

El Ministro Jaime Mañalich suma y sigue

Vivimos a cuenta del patrimonio natural heredado, comiéndonos nuestras últimas reservas y destruyendo los frágiles equilibrios que han hecho de la tierra nuestro seguro hogar.
+VER MÁS
#Sociedad

Pandemia: cambio de paradigma

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

Es importante que la labor del Estado, en este momento apoye y genere condiciones. Es preciso dejar la rigidez del proyecto político y ayudar a mejorar la salud mental de profesores y estudiantes, que por ...
+VER MÁS
#Educación

Generemos un nuevo equilibrio en el ejercicio de la pedagogía