#Política

Los honorables necesitan un cable a tierra

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La dieta parlamentaria, así como las asignaciones y otros conceptos percibidos directa o indirectamente por los parlamentarios, es y siempre será un tema polémico. Y si bien puede ser discutible la necesidad, monto y oportunidad del último polémico aumento, temas sobre los que ya se ha dicho bastante y respecto de los cuales la ciudadanía ya se ha formado una opinión, me referiré en esta oportunidad a la escasa sensibilidad demostrada por algunos diputados y senadores en medio de esta polémica.

Como dijimos, aunque es discutible, se podría sostener que las asignaciones parlamentarias pueden resultar insuficientes para un “mejor” desempeño de las funciones senatoriales considerando especialmente la extensión de las circunscripciones y los muchos viajes que deben realizar entre Santiago-Valparaíso y la respectiva circunscripción. Sobre esa base podría, repito, solo podría resultar justificado el polémico aumento.

Lo que no resulta justificada es en cambio la indignación que han demostrado algunos senadores ante la legítima crítica de la ciudadanía.

En efecto, ¿cómo se puede esperar que la medida no provoque indignación en una persona que gana el sueldo mínimo legal o incluso menos? ¿O cómo no va a ser comprensible la indignación de un profesor que debe sacar de su propio bolsillo los recursos para desarrollar mejor su trabajo sin percibir reembolsos ni asignación por concepto alguno? ¿Cómo se espera que reaccione el ciudadano común, el trabajador, el obrero que debe desarrollar sus funciones y cubrir con su bolsillo el transporte, colación, peajes, tag, etc., llegando a significar en muchos casos estos costos más de un 50% de sus ingresos? ¿Cómo no va a ser razonable que las personas que ganan el sueldo mínimo se indignen cuando un diputado dice por televisión que su dieta parlamentaria le alcanza para cubrir sus gastos “si se organiza”? En fin, ¿cómo no va a generar repudio en la ciudadanía que el aumento corresponda a una suma que muchas personas no logran ganar ni siquiera en un año de mucho trabajo y esfuerzo?

¿Cabía acaso otra posibilidad de reacción en la población, esa población que sí sabe muy bien lo que significa que el dinero no alcance y que sí sabe lo que es organizarse para llegar a fin de mes?

Resulta curioso, como señalé, aparte de la patética pelea entre la Cámara y el Senado, el poco tino mostrado por nuestros legisladores ante un tema tan sensible para la opinión pública, sobre todo cuando la clase política lejos de gozar de prestigio, atraviesa por una de sus peores crisis de legitimidad y existe además la sensación, errada o no, de que los parlamentarios no realizan bien su trabajo.

Ante este escenario, que ha dejado de manifiesto una vez más la escasa sintonía entre la clase política y el sentir popular, es urgente el envío de alguna señal potente por parte de nuestros legisladores en orden a transparentar aún más todo lo que diga relación con las dietas y asignaciones parlamentarias, e incluso estudiar la posibilidad de modificar completamente la forma en que hoy se definen dichos conceptos y, por qué no, estudiar la conveniencia reducirlos.

* Hernán Astaburuaga Inostroza es presidente del Partido Socialista en la comuna de Talca

———-

Foto: Biblioteca del Congreso Nacional

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Francisco Bruna

03 de mayo

Excelente mostrar la real situacion de las distribuciones de los dineros por nosotros asignados a ellos, aun tenemos que reflejar el real interes de una transparencia en lealtad a lo humano y social para que este pais vuelva a pensar en opciones politicas.

10 de enero

En casa de herrero cuchillo de pelo dicen por ahí, saludo tu critica de la cual me hago parte, incluso me parece que esos sueldos tan descriteriados podrían romper el vinculo con algún representante “popular” ya que de saltar de un sueldo minimo pasa a un sueldo reguleque pero mas allá de lo transversal de tu opinión ¿no debería tu partido replantearse las directrices? mas que mal son parte de la oposición histórica y este ultimo tiempo pucha que han dejado que desear.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nepotismo lleva una crítica moral y ética que hoy debe ser una máxima en la administración pública moderna.
+VER MÁS
#Política

Nepotismo

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales comp ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

Un gran sector de la UDI, encabezado por la presidenta del partido y la bancada evangélica, que obtuvo un espacio en la derecha debido al arraigo de las distintas iglesias cristianas en el mundo popular, t ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno, la derecha y la agenda valórica

Si pretendemos dignificar a los niños primero, ¿hasta cuándo permitiremos la fabricación y venta impune de la onerosa charlatanería de la homeopatía?
+VER MÁS
#Salud

Homeopatía, epidemia vulneradora

Popular

Quienes no entiendan que este joven es producto de un abandono total por parte de las instituciones del Estado y la sociedad civil hablan desde una superioridad moral violenta, con una miopía recalcitrante ...
+VER MÁS
#Ciudad

Narcotráfico y violencia: Un problema estructural

Sería ingenuo pensar que la construcción de estos conceptos proviene de la mera ignorancia de quienes los emiten, cuando en verdad son productos de falacias interesadas que buscan ganar un espacio en la d ...
+VER MÁS
#Género

El vocabulario de la discriminación

Las escuelas existen para reproducir las desigualdades sociales; por lo tanto, el mejor predictor del futuro de un niño es el estatus económico de sus padres, más que los logros académicos y la intelige ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Currículum Oculto y la perpetuación del poder socioeconómico

El problema sustantivo es que vivimos de referentes y el discurso chistoso del presidente hace daño
+VER MÁS
#Género

El discurso del rey