#Política

Los expertos: poderes fácticos de una democracia formal

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Digamos las “cosas como son”. Estos expertos no necesariamente son “manejadores del conocimiento” propiamente tal. Muchos son elegidos por sus redes o por saber estar en el momento preciso, y en el lugar indicado.

Surgieron hace alrededor de unos 30 años, desde alguna academia, alguna corporación, de algún instituto de investigación, de alguna ONG, o de algún centro de poder, remplazando o acompañando a los gestores del poder político público o a la sociedad civil.

Son transversales y generalmente tienden  a ser corporativos. Y cuando alguno de ellos, está en peligro, no escatiman esfuerzos en ser solidarios, rasgando vestiduras de lo mucho que saben o de lo mucho que han aportado al país. Manifestando por ejemplo: “es el que más sabe de educación”.

Generalmente tienen apellidos que se asocian a la meritocracia. Han sido Jefes de Proyectos y han postulado a todos los fondos de investigación existen. Han hecho del sentido común su fuente de inicio y han terminado adornando al poder establecido. Caminan por las calles observando el comportamiento de la gente, más le tienen temor al poder de la calle.

Llegan a los reuniones de partido, a los seminarios, a los encuentros nacionales, dando “las luces”, para que dos o tres comentaristas traduzcan sus códigos crípticos, a los que están en la platea y a los están en la tribunan. Éstos, a lo más, pueden formular alguna pregunta, y sin muchos preámbulos. O también, al inicio de la exposición, se reparten tarjetas pequeñas para hacerlas por escrito. El experto con un estilo doctoral elige las más amigables y responde como un “pez en el agua”. Luego, algún comentarista, o el mismo experto, realiza un resumen de lo expuesto o de lo “debatido”. Y posteriormente, los asistentes son convocados a 15 minutos de “break”o al final del evento a un cóctel. Y si este es opíparo, más importante es el evento. Y si al final, regalan algún libro el acontecimiento es inefable.

Han sido favorecidos por los tiempos que vivimos. Pues, han tenido tiempo libre, para seguir el hilo de los mercados financieros y del conocimiento. Se han desarrollado, a la sombra de la tecnología, y se han transformado en sacerdotes y sacerdotizas, depositarios de la verdad casi absoluta. Son simpáticos y locuaces, a veces, sorprenden al auditorio con “alguna salida”. Pueden tartamudear y pronunciar no muy fluidamente, pero como cada palabra es como un fósforo encendido, son perdonados y adorados. Por naturaleza son lobbistas y buenos para capturar el talento de otros.

Digamos las “cosas como son”. Estos expertos no necesariamente son “manejadores del conocimiento” propiamente tal. Muchos son elegidos por sus redes o por saber estar en el momento preciso, y en el lugar indicado.

Los expertos: poderes fácticos de la democracia formal existen. Mas, cuando los ciudadanos, se van transformando en actores, es muy probables que se extingan.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de Abril

No es aceptable tener una constitución que funciona como un texto sagrado que no se puede cambiar. Estas constituciones sagradas son camisas de fuerza que la minoría impone a la mayoría. Para abrir el candado hay que entonces pedirle permiso a la minoría, que tiene la llave. Por principio, la mayoría tiene que poder cambiar la constitución con facilidad en el camino, y sin tener que pedirle permiso a la minoría para poder hacerlo.

http://www.chitakelindo.blogspot.com/

Ver todos
Ocultar