#Política

Los efectos del fuego amigo en la organización política y social

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La unidad es importante, eso está claro.  A estas alturas nadie podría decir lo contrario.  Tanto así que tal idea tiene su propio refrán, “la unión hace la fuerza”.  O fábula, como esa del labrador que pide a sus peleadores hijos ir al bosque a buscar varas de leña para luego mostrarles la diferencia entre romperlas de a una (fácil) y todas juntas (difícil).


Los francotiradores se encargan de tumbar toda idea que no se adapte en un ciento por ciento a lo que en su particular mirada debe ser. Ya sea porque no les gustó el mensaje, la cinta de envolver del sobre o porque el mensajero no les cae bien.

Un extremo de esta premisa es la unidad que obvia las diferencias de fondo. Como crónica de una división anunciada, en algún momento la desavenencia emerge y entorpece el avance. Es lógico que así ocurra e incluso positivo porque lo contrario es el instrumentalismo por sobre los principios.  Algo que se ha convertido en mantra en parte de la acción política y social actual.

Pero aunque unirse en torno a los temas de fondo más que sobre los accesorios es lo importante, existe una práctica, una especie de deporte distorsionador entre grupos que se supone comparten objetivos. Es lo que en jerga bélica se llama el fuego amigo.  Y en la más coloquial, el perro del hortelano.

Mucho se ha escrito sobre aquello. Y explicaciones debe haber bastantes: individualismo, caciquismo, caudillismo, mesianismo, confundir lo contingente de lo esencial.  Como ejemplo de la división en la acción política se alude al archipiélago de la izquierda.  Incluso existe una historia –ficticia o no, da lo mismo- de cierto partido que a los pocos días de nacer ya estaba conformado por tantas facciones como fundadores le dieron vida.

Personalmente tengo un amigo que, con mucha claridad, me dijo un día que existen ciertos líderes –o pseudo líderes- que se miran al espejo y ya encuentran diferencias.

El origen de la diferenciación permanente que no permite construir fuerza política y social relevante ha sido analizado desde hace tiempo.  De lo que no he sabido mucho es sobre los efectos de mediano plazo de la práctica de quienes acostumbran a disparar contra los que se supone son aliados en la causa colectiva. Les llamaré, sólo para efectos de este escrito, los francotiradores de la diferencia.

El primero y más visible es que las iniciativas que se levantan presentan dificultades para materializarse.  Sin ánimo de buscar formas para avanzar, los francotiradores se encargan de tumbar toda idea que no se adapte en un ciento por ciento a lo que en su particular mirada debe ser.  Ya sea porque no les gustó el mensaje, la cinta de envolver del sobre o porque el mensajero no les cae bien.  La munición puede ir dirigida al envoltorio o a su portador. Da igual, lo importante es abatir.

Tal es el efecto inmediato.

Pero el más complejo y riesgoso es el de mediano y largo plazo. Es la inmovilización de los movimientos –aunque suene paradójico-, a cuyos participantes la metralla les va licuando las ganas de proponer ideas y acciones en el espacio público.  A no levantar la cabeza ni sobresalir, no vaya a ser avistado por el atento francotirador.

La autocensura comienza a aparecer, cunde la desarticulación y la única opción que queda a quienes siguen interesados en el quehacer colectivo –que los hay y muchos- es impulsar los cambios mediante la acción individual.  Aunque esto último, nuevamente, suene paradójico.

En el mundo de la política y los movimientos sociales no es difícil identificar francotiradores. Y aunque cumplen también un rol, como todo aquel que participa en el quehacer común, los efectos complejos de su acción se mantienen mucho más allá del impacto inicial.

No es el objetivo de este artículo hacer un llamado a obviar las diferencias ni a actuar con obsecuencia entre quienes comparten objetivos de fondo.  O a repetir palabras de buena crianza que nos hablen solo de buena onda, sin entrar en lo medular.  Tal puede ser igual de negativo.  La idea es simplemente plantear que para la acción política y social se requiere una forma de trabajar que, haciéndose cargo de la diversidad, no espante la unidad.  Que la propicie desde otra mirada, teniendo como objetivo caminar hacia ese horizonte que se divisa tan lejano.

No vaya a ser que, volviendo a las historias de antaño, el francotirador se sienta un triunfador por quedarse con la mitad del niño que el rey Salomón partió en dos.

TAGS: #SociedadChilena Acuerdos Políticos Ciudadanía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

los propietarios podrán ejercer las acciones judiciales respectivas, exigiendo una justa indemnización, en contra de esa municipalidad por haber otorgado un permiso contrario a derecho y en contra del fon ...
+VER MÁS
#Ciudad

Los socavones en las dunas afectaron a edificios ilegales

En un contexto en que los discursos de odio van en aumento y continúan marcando aún más las desigualdades de nuestra sociedad, es de suma urgencia que Chile avance en esta materia, de lo contrario las co ...
+VER MÁS
#Justicia

Aprobar la reforma a la Ley Antidiscriminación puede salvar vidas

Estamos hablando de candidatos vencedores cuya cuna de independencia está enquistada racional y afectivamente a colectividades partidarias tradicionales (...) que decidieron dejar el carné de lado del partido
+VER MÁS
#Política

Primarias partidarias e independientes

La finalidad reeducativa y reintegradora de la pena debe ocupar un lugar central en la recuperación del recluso para la sociedad, que favorezca las condiciones para consolidar en este el respeto por las re ...
+VER MÁS
#Justicia

Rescate y reinserción social

Popular

Un Estado laico tiene la obligación de separar las creencias religiosas de las leyes, en el entendido que, las creencias son asuntos personales y de ciertos grupos que no representan a toda la sociedad, en ...
+VER MÁS
#Política

En un Estado laico legalizar el aborto y eutanasia es obligación

Se requiere, entonces, hoy más que nunca, la prudencia y sensatez del liderazgo político. No el griterío o altisonancia, de una minoría incondicional, sino la voz tranquila y con peso, de las grandes ma ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ecos de la cuenta

¿Porqué la molestia de tal diario? Debido a que se acordó incorporar nuevas inversiones que habrían obligado a retrasar la presentación de las ofertas, pero sin mencionar que esas obras tienen como obj ...
+VER MÁS
#Ciudad

A propósito de una autopista, se le aclara al diario El Mercurio

La seguridad pública y la justicia no solo se logran con la represión del delito sino también con prevención y la protección de los derechos de los ciudadanos
+VER MÁS
#Justicia

Cuenta pública 2024: un compromiso en justicia, seguridad social y derechos humanos