#Política

Lo omitido en el Seminario ¿Necesita Chile una nueva Constitución?

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El pasado jueves/16 de mayo, en la sede del Senado en Santiago, se realizó el seminario ¿Necesita Chile una nueva Constitución?, en dos paneles, uno con el tema del seminario y el 2do sobre “El rol del Congreso en los procesos de cambio constitucional“.

El 1er panel tuvo a Jaime Quintana, presidente del Senado, el Senador Francisco Huenchumilla, a la Ministra de la Corte Suprema Angela Vivanco, al Decano de la Facultad de Derecho de la UdeCh Pablo Ruiz Tagle y a Belén Larrondo, presidenta de la Federación de Estudiantes UC.

El 2do panel conto con la participación del Vicepresidente del Senado Alfonso De Urresti, Francisco Soto, Doctor en Derecho de la UdeCh, Claudia Heiss, Doctora en Ciencias Políticas de la UdeCh, al Catedrático de la U. de Barcelona Josep María Castella y el Catedrático de la Universidad de Roma LUMSA Marco Olivetti.


Los motivos aportados para tener una nueva Constitución son importantes, pero, se están enfrentando con una visión siglo XIX primera mitad del siglo XX, como si Chile fuera el mundo y se mandara solo

Las necesidades de tener una nueva Constitución son diversas, partiendo por existir una inmensa mayoría que quiere hacerlo, sentir que al fin dejamos atrás el periodo de la Dictadura y decir que tenemos una Constitución construida en Democracia, revertir el excesivo presidencialismo, poner freno al veto de las minorías, impedir las eternas reelecciones de algunos cargos públicos, entre otras razones.

El seminario fue bastante interesante y educativo, para mí, la participación más destacada fue la ofrecida por Claudia Heiss. Lamentablemente, no se podían hacer preguntas y me desahogaré en este artículo con dos temas que a mi modo de ver faltan en la discusión y son necesarios para enfrentar con éxito los desafíos que trae el siglo XXI.

Pérdida de Soberanía a manos de las grandes empresas

Los motivos aportados para tener una nueva Constitución son importantes, pero, se están enfrentando con una visión siglo XIX primera mitad del siglo XX, como si Chile fuera el mundo y se mandara solo, pero la realidad de un planeta globalizado y capitalista neoliberal, nos está diciendo que no es así. Nuestra soberanía está en juego y no me refiero a perder algo de territorio o un poco de zona marítima o un par de islas. No, aquí significa perder capacidad de decidir sobre las leyes que promulgamos democráticamente para que rijan en nuestro país y el ejemplo más claro es el TPP-11 que formaliza la pérdida de autonomía de una nación y de paso, frena las posibilidades de crecimiento para salir del subdesarrollo y cómo lo hace: prohibiendo el impuesto a las exportaciones, es decir, no podríamos fijar un impuesto escalonado a la exportación cuprífera que gravara más la exportación de concentrado de cobre que el cobre refinado. Restringe las políticas de contratación pública y pone restricciones a las políticas hacia las empresas públicas.

El TPP-11 determina que tribunales de arbitraje internacional con jurisdicción por sobre las cortes nacionales serán quienes diriman las diferencias. Es decir, una empresa transnacional que ha invertido en nuestro país puede demandar al Estado chileno si este implementa una norma pública que, desde su punto de vista, vulnera las prohibiciones del tratado, afectando negativamente sus utilidades.

Que puede ocurrir, pensando en el desafío que enfrentamos con el Cambio Climático, donde tendremos que promulgar leyes, por ejemplo: para proteger el medio ambiente, obligar a las empresas a invertir en el uso de energías limpias, impedir la destrucción de glaciares y humedales, etc. Frente a esta situación corremos el serio riesgo de vernos enfrentados a diversas demandas contra el Estado por implementar regulaciones ambientales, que protejan a los trabajadores y al medio ambiente (zonas de sacrificio), que las grandes empresas van a interpretar como cambios discriminatorios y perjudiciales a sus intereses económicos. Estos tribunales de arbitraje internacional suelen tener una visión favorable hacia los empresarios y en contra de los Estados.

En conclusión, el TPP-11 limitará nuestra capacidad de proteger el medioambiente, la salud y a los ciudadanos en general.

Posible control de la sociedad

El otro tema que falta tocar se relaciona a nuestra libertad individual y tiene que ver con el Capitalismo de Datos que aplican empresas como Facebook, Amazon y Google, empresas que nos convirtieron en materias primas gracias a la recopilación de todo lo que hacemos por Internet. Cada vez que entramos a Facebook, Google o Amazon dejamos información que al ser analizada revela nuestros intereses y nuestras personalidades. Hay que dejar en claro que esta información no es analizada por personas, sería una tarea imposible, se desarrollan algoritmos informáticos construidos por expertos asesorados por sicólogos, sociólogos y neurólogos.

No podemos impedir que esta información digital se recolecte y con visión de futuro hay que controlar el uso que le puedan dar a dicha información. Estás empresas están adquiriendo una poderosa herramienta de control social, por lo tanto, estamos obligados a normar su utilización para que esta sea transparente y no sea utilizada para influir en nuestro comportamiento.

Cuál sería el posible futuro si no legislamos correctamente. De ejemplo, nos pueden servir China y Singapur, esta última nos muestra una sociedad controlada por los datos. El programa creado para proteger a la ciudadanía del terrorismo ha terminado por influir en las políticas económicas y de inmigración, en el mercado inmobiliario y en los planes de estudio. China está tomando un camino parecido. Baidu, el equivalente chino de Google, invitó al Ejército a tomar parte en el Proyecto Cerebro Chino, que aplica algoritmos de aprendizaje con la información que el motor de búsqueda recolecta de sus usuarios. Además, se ha concebido una forma de control social, ya que, cada ciudadano chino recibirá una “puntuación ciudadana”, la cual determinará las condiciones para conseguir un crédito, un empleo, un visado para viajar al extranjero o en que colegio podrá matricular a sus hijos.

La situación no es tan distinta en Occidente, donde los consumidores se someten a verificaciones de crédito y de solvencia, y algunas tiendas en línea, ya han comenzado a experimentar con precios personalizados. Asimismo, cada vez es más evidente que todos estamos en el punto de mira de la vigilancia institucional. Esta sospecha se vio confirmada el 2015, cuando la filtración de algunos detalles del programa Karma Police, del servicio secreto británico, reveló un seguimiento masivo a la forma en que los usuarios navegan por Internet. ¿Se está haciendo realidad el Gran Hermano?

Los macrodatos deben ser usados para mejorar la sociedad y no para calificar, controlar y manipular a los ciudadanos, eso es hacer un uso abusivo de los datos personales, con claras características totalitarias y que va en contra de los derechos humanos y los principios democráticos. Tenemos dos caminos o vamos hacia una sociedad moderna e innovadora, una sociedad en “democracia 2.0”, o bien corremos el peligro de caer en un “feudalismo 2.0”.

En resumen, los ciudadanos debemos tener acceso a la información que se recopila sobre nosotros y su uso debe ser transparente. Dictar leyes que castiguen un uso no autorizado ni informado. Obviamente, aquí tendremos que luchar contra los intereses económicos de las grandes corporaciones que nos ven como recursos a ser explotados.

Eso sí, no debemos caer en la satanización de las redes sociales y al igual que revoluciones anteriores, como lo fue el invento del tren y el automóvil, que obligaron a redactar nuevas leyes. Lo mismo debe ocurrir en la era digital y para eso hay que estar informado y consiente de nuestros derechos fundamentales. Partiendo desde el colegio, al implementar este conocimiento en los planes de estudio y de esta forma fomentar un uso crítico y responsable de la tecnología digital.

TAGS: #CambioClimatico #NuevaConstitución Globalización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de Mayo

Sin duda es necesario un cambio de Constitución. Mi duda es que podremos lograr con tan mala clase política. Pero hay que avanzar de todas maneras.

22 de Mayo

Si Pablo, ese fue un tema del 2do panel, el tener una clase política distanciada de la gente, con una ciudadanía que no le cree nada, en ese contexto es necesario dar mayor capacidad de participación, y en el tema de una nueva Constitución, hacer que la ciudadanía participe en todas las etapas de su construcción.

Saludos Pablo y gracias por la opinión

22 de Mayo

Me disculpo, el seminario se efectuó el jueves/16 de mayo.

23 de Mayo

Respecto a la recopilación de datos, el que una empresa privada los recolecte para vender algo es menos grave que un Estado los recolecte, para efectivamente hacer control social. ¿que Constitución en el mundo vetaría esa capacidad del Estado de saber mas y mas sobre sus ciudadanos? Ahí radica el verdadero peligro; el caso chino explicado es el mas grafico.
Y, como corolario, las constituciones (de hecho la Carta Magna) nacen como una forma de evitar que el gobernante tenga mucho poder sobre los ciudadanos; no pretendía ser un engendro de normas que quiere normar como deben ser las sociedades. Y ojalá se defienda que nunca se transforme en eso.

23 de Mayo

Don Arturo, quien recolecte los datos no es el problema, el problema es el uso que se le dan a esos datos, China los utiliza para controlar a su población y en nuestro mundo occidental los privados lo usan para manipular a la población (Ej: triunfo del Brexit y de Thrump). Una nueva y moderna Constitución debe asegurar que los datos sean utilizados en beneficio de la sociedad no para calificar y manipular a los ciudadanos.

Saludos y se agradece la opinión

31 de Mayo

El que se recolecte los datos es el punto…porque el que existan esos datos es un candy para cualquiera que quiera usarlos. Pero, amén de que existan, el peor uso es el de querer controlar a las personas con ello; peor que tratar de influenciar.
Pero, finalmente, el tema es ¿Con una Constitución se arreglan todos los problemas? ¿de verdad se cree que con la declaración de intenciones , todo será felicidad? Nuevamente, las Constituciones fueron hechas para que una persona la leyera: el monarca; de esa forma su poder quedaría limitado. Pero, con el advenimiento de la Revolución Francesa, se cambió y se creyó que las Constituciones servirían para gobernar a las personas, incluso en lo que deban o no pensar, y en como pensar. Ese es el concepto mas peligroso de todos: que tenga que haber un conjunto de normas, creada por algun genio, que establecerá como debemos pensar y comportarnos. Ya no son leyes para gobernar situaciones limites, sino que un voluntarismo tremendo para convertirnos en robots de alguien.
Finalmente, no hay que pretender que “deba” haber una nueva Constitución; hay que escribirla y mostrarla, para ver si estamos de acuerdo. Con la creencia de que solo con escribirlo se hará realidad podemos pedir que tengamos verano eterno, que las enfermedades no existan o que la paz y el amor “deban” sustituir a las guerras.

02 de Junio

Don Arturo, es importante normar el uso de nuestros datos para que no sean mal utilizados y si lo son, al estar protegidos por leyes, nos podremos defender. Si quieren usarlos, está bien, pero que no sea para manipular ni controlar, no quiero un “Gran Hermano” no quiero que nos pase lo de China.

La Constitución debe ser cambiada para “rayar la cancha” y adaptarla a los desafíos del siglo XXI, aún está anclada en el siglo XIX.

Saludos

Jorge gonzalez

24 de Mayo

Que bueno que levanto el tema constitucional quizás es necesaria un nueva constitución pero desgraciadamente D hemos oído del slogan de una nueva constitución como si está fuera la solución para la amplitud de problemas del país Aterricemos el tema Quizás puede ser necesaria una nueva constitución desgraciadamente la idea se ha centrado en eslogan y vaguedades y simplonamente dando a entender que una nueva y detallada solucionará todos los problemas dél país dejando de lado la discusión sobre loo principios básicos esencial de toda constitución debiera tener como son los derechos y obligaciones de las personas, atribuciones y generaciones de los diferentes poderes del estado etc

24 de Mayo

Don Jorge una nueva Constitución es imprescindible para enfrentar los desafíos del desarrollo tecnológico y tener éxito en un mundo globalizado.
Es verdad que hay motivos simbólicos, como el tener por fin una Constitución construida en democracia y con participación ciudadana en todas las etapas, pero, la más importante es tener una adecuada a las necesidades del siglo XXI.

Saludos y se agradece la opinión

03 de Junio

Don Fernando, pienso que son dos temas relevantes y probablemente estén relacionados, como todo, pero sobre uno de ellos, la constitución, me parece que como Ud. lo señala, es una acción más simbólica que necesaria, es un gustito de algunos y que no son en absoluto mayorías. En su supuesto y futuro diseño, y también supuesta participación ciudadana, pienso que hay una tendencia natural al manejo en el juego de las palabras y los conceptos (tras bambalinas, por las tristemente famosas “asambleas constituyentes”) y que en nada nos beneficiarán, quizás es mejor tener buenos debates y acuerdo para ajustar , mejorar y actualizar.

03 de Junio

Don Javier, Don Jaime Quintana, presidente del Senado, dijo en su participación que las encuestas muestran que más del 80% de la población quiere una nueva Constitución y no se cambia simplemente por el veto de las minorías, un defecto de la Constitución actual.

Saludos

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

La construcción de esta institucionalidad obedeció a un trabajo colectivo de años, en el que participaron diversos actores institucionales e individuales [...] este carácter colectivo debe marcar el que ...
+VER MÁS
#Ciencia

¿Un ministerio sin memoria?

El correcto desarrollo de las habilidades sociales básicas es muy importante, ya que son fundamentales para que los niños generen apego, que es la capacidad de establecer lazos afectivos con otras personas
+VER MÁS
#Salud

Importancia del correcto desarrollo de habilidades sociales en niños

Según la Organización Mundial de la Salud, para el año 2020 los hombres infectados podrían superar al número de mujeres con el virus
+VER MÁS
#Salud

Virus Papiloma Humano y el PAP masculino

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?

Popular

En el año 1929, el 4 de octubre, fue declarado Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un congreso celebrado en Viena. A propósito de este día, y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Canalla

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica