#Política

Libertad Sindical, el camino al desarrollo

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La libertad sindical, sin derechos garantizados que la resguarden, es  sólo letra muerta.  El derecho a la libertad sindical no se limita al poder constituir un sindicato y  afiliarse o desafiliarse de éste a voluntad, sino, además, a la tutela y promoción de las expresiones colectivas que le son propias, es decir, el ejercicio de derechos en el desarrollo de la actividad sindical. Así lo entiende el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los Convenios 87 y 98 de la OIT, y en el papel, recoge nuestra Constitución Política.

Una práctica atentatoria o práctica desleal, es toda acción u omisión que atente contra la libertad sindical, especialmente aquellas que afecten la negociación colectiva, sus procedimientos y el derecho de huelga.

Despidos por asistir a reuniones, bonos por no pertenecer a un sindicato, persecuciones a dirigentes, intervención en sindicatos, empresarios que crean agrupaciones de trabajadores paralelas, espías en asambleas, amenazas contra trabajadores, subcontratación “mula”, empresas con cientos de RUT distintos, y otros, son actos atentatorios contra la libertad sindical.

En Chile, año a año son cientos las denuncias por estas prácticas, que terminan, en el mejor de los casos, sólo con multas económicas menores.

Cuando la empresa sopesa entre, por una parte, los riesgos de tener un sindicato que pueda generar mejores condiciones laborales para los trabajadores (a costo de un poco menos de ingreso para su bolsillo), y por otra, simplemente pagar una multa anual, sin tener que negociar nada con nadie, los empresarios prefieren pagar las multas antes de permitir que quienes trabajan en sus empresas se organicen.

Las sociedades que han avanzado al desarrollo, lo han hecho de la mano de ciudadanos organizados, que han generado demandas y, por fuerza de sus organizaciones, han logrado cambios favorables para todos. Sin sindicatos que defiendan los derechos de los trabajadores, el empleador hará lo que quiera.

Se hace fundamental modificar nuestra legislación y penar los atentados contra la libertad sindical no sólo con multas, sino con penas privativas de libertad. Si así fuera, aquellos empresarios que ponen las multas en sus presupuestos anuales, lo pensarían dos veces antes de realizar prácticas que violentan a los trabajadores.

Hoy tenemos consagrada la libertad sindical en nuestra legislación, pero de poco sirve si no garantizamos en nuestro ordenamiento jurídico que los derechos que ella conlleva  puedan ser ejercidos. Al igual que hace 100 años, el presente no es el que queremos, y el futuro solo será posible con organizaciones fuertes, transparentes, preparadas, financiadas y participativas que luchen por sus derechos. Solo asi podremos abrir las grandes alamedas.

* Daniel Manouchehri, tiene 26 años, es estudiante de derecho y miembro del comite central del Partido Socialista de Chile. http://www.twitter.com/dmanoucheri.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de Octubre

Coincidiendo contigo en que las sociedades desarrolladas cuentan con derechos sindicales importantes y consolidados por ley, creo que es parcial decir -como sugieres en tu entrada- también es cierto que en la actualidad las democracias más consolidadas -las europeas- están enfrentando un mayor conflictividad social porque sus modelos de desarrollo y estados de bienestar empiezan a presentar grandes problemas de financiamiento. Derechos sindicales no sustentables en el tiempo, creo a mi juicio, no sirven de mucho. Ello no implica, por cierto, que en Chile tengamos aún cierto piso que asegurar en este ámbito.

01 de Octubre

Está establecido que los reales avances en equidad están dados por 1) El acceso a la educación 2) El fortalecimiento de los sindicatos y, con ellos, de la capacidad de negociar colectivamente. Si bien me parece interesante el plantear penas más duras para quienes obstruyan los derechos laborales, me parece más importante legislar, antes, en favor de la negociación colectiva. Acá el tema no es únicamente lo que se impide a los empresarios, sino también lo que se permite a los trabajadores. Y en ese sentido, la deuda es inmensa. Tenemos una gran mayoría de trabajadores no sólo no sindicalizados, sino también no contratados. En ese panorama, lo primero es terminar con los empleos vergonzosamente precarios en los que el trabajador no puede acceder a nada. Permitir formas de cohesión entre los subcontratados y la empresa a la que prestan servicio, entre los que están boleteando, son también modos de otorgar poder a los trabajadores.

Creo que es importante lo que planteas, pero creo que es estrecho seguir pensándolo en términos binarios (empresas-sindicatos) cuando el trabajo hoy se ha diversificado tanto y con ello, se han multiplicado las formas de abuso.

Saludos.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

¿Está dispuesto a vivir en una sociedad en que no se le quiera comprender cuando habla? ¿Desea vivir en un Chile que solo busca atacarlo y no encontrar puntos en consenso?
+VER MÁS
#Sociedad

Enraizando el subdesarrollo

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Nuevos

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

¿Está dispuesto a vivir en una sociedad en que no se le quiera comprender cuando habla? ¿Desea vivir en un Chile que solo busca atacarlo y no encontrar puntos en consenso?
+VER MÁS
#Sociedad

Enraizando el subdesarrollo

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad