#Política

Libertad para Magallanes

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Esta semana el presidente anunció que el 21 de diciembre comienza la vacunación contra el COVID-19 en Chile. Antes en un punto de prensa, la subsecretaria Daza señaló, “Chile ya tiene la vacuna…”, segundos después completa la oración, diciendo “Es usar mascarilla y el distanciamiento social”. En el primer caso, fue el ministro de Salud, quien dijo lo que muchos sospechaban. Lo de la fecha, fue sólo una “aproximación”, ya que aun falta completar el proceso de autorización y validación en Chile, por el ISP. Ergo vacunas llegarán, pero probablemente no será el 21 de diciembre. Así hemos estado con las medidas contra la pandemia. Y en regiones ha sido peor. El centralismo ha llegado a niveles de ridículo, cuando no son ya los ministros, quienes viajan al territorio, a dictarnos como tenemos que vivir.


Nadie, ninguno, tiene la llave para resolver hoy la grave crisis detonada por la pandemia. Es una crisis social y económica profunda, que nos vamos a tardar años en resolver.

Ahora lo hacen simples asesores ministeriales. Que, en honor al culto a la autoridad central, son tratados como verdaderos embajadores, con besamanos incluida. Como antes decía, ridículo. Pero a la vez dramático. Esos funcionarios deciden lo que, a las autoridades designadas, no se atreven a decidir. El caso de Magallanes es paradigmático. Han cambiado tres veces de intendente, también el seremi de salud, pero la estrategia de Testeo, Trazabilidad y Aislamiento, la TTA, sigue siendo inefectiva. Más de 100 días de cuarentena y los casos positivos no ceden. Se ha pasado de culpar a las empresas de sectores esenciales, a culpar a los hogares, a las familias. Se dice ahora que los contagios son “domésticos”. Lo paradójico, es que, junto a esa conclusión, se renueva semana a semana, la orden de encierro general. Lo que no sólo impide a las familias airear y ventilar adecuadamente sus casas, sino que nos priva del único período de buen tiempo que tendremos.

Como es lógico, nadie puede resistir encerrado eternamente en su casa. Y no todos son funcionarios de la administración pública. Ergo, se debe salir a trabajar, a buscar el sustento. Y así lo hacen miles de personas diariamente. La calle se ve llena de autos, y la circulación de personas no para.  Luego las autoridades vuelven a culpar a la población, y renuevan el encierro.

Pienso en este momento, en los cientos de personas que han salido a protestar en Magallanes, contra las medidas del gobierno. He visto a los transportistas de camiones fleteros, a los peluqueros, y personal de salones de belleza, a los dueños de restaurantes con sus trabajadores. Todas personas que dan la cara, se identifican, van de frente, sólo pidiendo lo que les pertenece. El derecho a trabajar.

Se requiere de una autoridad regional fuerte. Con el coraje de desafiar al estado central. Con la capacidad de liderar, de ponerse al frente, de encarnar el reclamo mayoritario de quienes vivimos en el territorio.  Nadie, ninguno, tiene la llave para resolver hoy la grave crisis detonada por la pandemia. Es una crisis social y económica profunda, que nos vamos a tardar años en resolver. Sólo ver cómo, nuevamente tendremos que ser los trabajadores, quienes echemos mano a nuestros ahorros, para resolver los problemas que el estado debiera resolver. Con esto no me refiero a que el estado deposite un sueldo a todos los habitantes, y no tengamos que salir de la casa. Me refiero a que es el rol del estado garantizar, las condiciones adecuadas para que todos podamos desarrollar la actividad lícita que hayamos escogido. Sea como emprendedores o como trabajadores.

Y el tema nos lleva nuevamente, al tipo de autoridades que tenemos. A la necesidad de elegir (cuando podamos), a los más idóneos. Y resulta, que estamos en mitad de la cuarentena, y se deberá decidir las listas para los municipios. Elegir alcalde es un asunto de la mayor importancia. Así como elegir candidatos para una lista a la Convención constituyente.

Por todo Chile se alzan candidaturas paradigmáticas, me detengo en Valparaíso, donde un líder social, y activista en defensa del agua, Mundaca. Él irá de candidato a gobernador regional.  Allí mismo en Viña del Mar, un connotado abogado, académico, escritor y premio nacional de Humanidades, a la convención constituyente. Don Agustín Esquella, Un hombre notable, que, a sus 76 años, está absolutamente vigente.  Y así por todas partes, surgen personas que quieren hacer un aporte a nuestra sociedad.

Está cada día más claro, de que la centro izquierda va a competir con sus propias ideas, y con sus banderas, en los desafíos electorales. Va quedando mas distante la peregrina idea, de constituir un polo de izquierda. La tesis de volver a los tres tercios, parece haber sido superada por la realidad. Y los partidos tradicionales, pese a que han sido objeto de un bombardeo permanente, de los movimientos y partidos nuevos que les compiten, han prevalecido hasta ahora. Se aprecia un fenómeno peculiar, en los políticos de mas reciente data. Empiezan a parecerse en demasía a quienes criticaban Padecen las mismas luchas de poder internas, purgas de dirigentes, sangría de militantes. Y una sorprendente habilidad para poner por delante, el interés del grupo o la identidad del mismo, por sobre intereses colectivos más amplios.

La posibilidad de constituir un potente polo socialdemócrata, es la noticia de la semana. Mas allá de los resultados electorales que se puedan esperar, en los meses que vienen. Es el punto político, a rescatar de la prolongada crisis. Una sociedad moderna, que debe enfrentar desafíos complejos, que se plasmarán en la nueva constitución, requiere de la construcción de una política de dialogo e inclusión. Y un polo socialdemócrata es el mas adecuado para ser el articulador de ese dialogo.

Es lo que necesitamos con urgencia en la política local, y en las regiones. Dejar atrás los proyectos personales, y avanzar hacia la construcción de los grandes consensos, que nos permitirán superar la pandemia, recuperar la senda de crecimiento, de rehabilitación del empleo, y de mejoramiento de la calidad de vida.

Ernesto Sepúlveda Tornero

TAGS: #Pandemia #ProcesoConstituyente Magallanes

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no