#Política

Liberalismo es uno, reflexión desde el humo de Ortúzar

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Tras la columna de Pablo Ortúzar, quien llamó a quienes proclaman el “liberalismo” como vendedores de “humo”, me motive a generar esta reflexión agregando ciertas nociones y fundamentos etológicos y evolucionistas que no fueron consideradas por el autor de la opinión del día viernes 19 de enero en la revista Qué Pasa; El Desafío de los Liberalismos: Y es que el hecho que autores definan y clasifiquen casi taxonómicamente al liberalismo a través de “taxones imaginativos” y acordes con sus tiempo y especie, no es razón sustancial para pluralizarlo. De hecho, muchos autores han clasificado el cristianismo en distintas vertientes, ejemplo; entre católicos y las distintas corrientes protestantes y, aun así, para todos los creyentes del cristianismo se habla del mismo Dios, incluso más allá, neuroanatómicamente las áreas cerebrales que despierta la fe, son las mismas entre musulmanes y cristianos, por poner otro ejemplo.

Y es que el liberalismo más que una ideología racionalizada por filósofos y pensadores, es una estrategia evolutiva social instintiva hacia la adaptación al presente, un presente que se modifica constantemente, lo que obliga a las sociedades adaptarse, es decir, cambiar conductas o paradigmas desde quienes la conforman. Este proceso adaptativo entre seguir con las conductas y creencias actuales v/s modificarlas para expresar nuevas conductas para el nuevo presente, es lo que racionalmente llamamos conservadurismo v/s liberalismo, “esta ejemplificación no quiere indicar que las luchas liberales son en sí, la aplicación de novedades en el comportamiento, es más bien, la necesidad de expresar comportamientos nativos y propios de la especies, las cuales habían sido reprimidos por necesidad de la propia sociedad a través del estado y/o la cultura”, y es esta lucha, la que se enmarca en la  búsqueda de conseguir el equilibrio que permita a la sociedad evolucionar “en el más estricto sentido biológico”, genera este enfrentamiento de fuerzas, desde la presión de una sobre otra, en el caso de una demanda liberal, esta ocurre, por una presión conservadora que reprima una conducta “X” considerada liberal para una determinada sociedad, esta conducta “X” buscara al igual que en una olla de presión, el espacio para burbujear y liberarse, dependiendo del lugar “de la olla” que se genere la presión, esta será clasificada como libertad económica, valórica, religiosa etc.  Y responde a que el liberalismo como el conservadurismo son parte de un dualismo, ninguna sociedad es netamente liberal o conservadora, porque ningún individuo es netamente liberal o conservador, somos seres con inclinaciones liberales y conservadoras y esto genere que forjemos sociedades con las mismas características.


Este proceso adaptativo entre seguir con las conductas y creencias actuales v/s modificarlas para expresar nuevas conductas para el nuevo presente, es lo que racionalmente llamamos conservadurismo v/s liberalismo, “esta ejemplificación no quiere indicar que las luchas liberales son en sí, la aplicación de novedades en el comportamiento, es más bien, la necesidad de expresar comportamientos nativos y propios de la especies, las cuales habían sido reprimidos por necesidad de la propia sociedad a través del estado y/o la cultura”

Cabe señalar que el liberalismo en nuestra o cualquier otra sociedad, está muy ligada a la expresión natural de nuestros propios instintos de sobrevivencia “obtención de recursos tanto materiales como inmateriales”, y para entender esto, tomo una reflexión de Freud; “La libertad del individuo no es un regalo de la civilización. Era mayor antes de haber cualquier civilización”, una deducción de esto es “que para vivir en sociedad se debe reprimir algunas conductas naturales “instintivas” de las personas, en nombre del bien social”, bajo este marco reflexivo, por ende, podemos deducir que el liberalismo en sí, es una mera demanda de expresión de nuestra propia naturaleza, que, sometida a un control social y/o estatal, busca los espacios de fuga para su expresión, por ello, no podemos definir el liberalismo como una invención filosófica propiamente tal . La conducta reprimida va a depender del “constructo social” dominante de cada sociedad según su especio y tiempo, de ahí su relación hoy en día con la agenda valórica, ayer fue la agenda económica, el nacimiento de las revoluciones liberales y la aparición del vendito capitalismo, o como antes de ayer, fue la agenda de las creencias espirituales y las guerras religiosas, y así…

Con esto, lo que intento comunicar en esta reflexión, es entender que el liberalismo es la puerta que nos permite como individuos, legalizar nuestros instintos dentro de un marco de sociedad, a los  cuales los llamaremos derechos, estos instintos están ligados a todo el abanico de posibilidades que nos permiten sobrevivir y ser, desde la forma de la obtención de recursos y las libertades económicas hasta las distintas formas que queremos hacer nuestra vida, morir y reproducción, según lo establezca nuestra propia naturaleza, dada por nuestros genes, experiencias y presión cultural propia de cada tiempo y especie.

Esta lucha de ser nosotros en un mundo de muchos al cual lo llamamos liberalismo, es la necesidad biológica de expresión, que dependen tal como lo planteó en su pirámide Abraham Maslow, a medida que satisfacemos necesidades vamos avanzando en otros requerimientos hacia nuestra máxima expresión de nosotros mismos. Sin el ánimo de debatir las ideas de Ortúzar, porque como liberal las debo tolerar mientras no afecten mi libertad, la dinámica de recuperar libertades oprimidas por la sociedad y los estados, a llevado al mundo desde el término de la glaciación de Würm hasta hoy, a un ascendente camino de libertades y globalización, que no pueden ser minimizadas por eventos minúsculos de la historia como los ejemplos expuesta en la columna de Ortúzar;  brexit o la elección de Trump, ya que el liberalismo no es un fenómeno momentáneo, es una respuesta natural a la presión que genera la misma existencia de una sociedad y un estado opresor de la misma naturaleza humana.

TAGS: #Liberales Liberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President