#Política

Liberalismo, el Dios metafísico de hoy

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En primer término, y de forma convencional, se denomina metafísica a todo aquello que se encuentra más allá de toda experiencia comprobable (Dios, la idea de Platón) y, por ende, experiencia negativa (Kant). Por lo tanto, y siguiendo a Phillipe Lacoue-Labarthe, la metafísica, en último término, y siendo esta su esencia, es la presentación de lo impresentable. El discurso liberal, en todo su volumen, muestra las huellas que permite identificarlo como la gran apuesta metafísica, el nuevo dios de la razón moderna. Y si este se nos presenta, es sólo por medio de un Estado —institución más importante del sistema político— que rutiniza estos valores. Se trata, sin más, de un liberalismo absurdo y sospechoso.


La triada liberal es la siguiente: individuo, libertad y propiedad. La razón es promotora de estos tópicos, la razón es el guía de la libertad

Muchas veces se asocia el liberalismo con el capitalismo o con la clase burguesa, pero esto es un error. Tanto Isaiah Berlin y John Rawls, baluartes del pensamiento liberal, sugiere un tratamiento alejado de este modelo económico y esta clase social. El liberalismo es un discurso filosófico que comienza con Thomas Hobbes y cristaliza con John Locke.

La triada liberal es la siguiente: individuo, libertad y propiedad. La razón es promotora de estos tópicos, la razón es el guía de la libertad.

La primera propiedad es la vida, es uno mismo. ¿Cuál es, en el fondo, el problema que lo convierte en un discurso metafísico? Que esta razón no se tensiona ni problematiza, que esta razón no se da cuenta que está sujeta, que esta razón no atisba, ni por un momento, que lo que habla —ocupo la palabra de Foucault— es su historia. Se trata de una historia (lo sido) que tecnifica, y muy bien lo señala el Prof. Ricardo Espinoza en Hegel y las Nuevas Lógicas del Mundo y del Estado: ¿Cómo se es revolucionario hoy?, el presente. Y este punto de partida es uno falso, uno que no dimensiona la realidad material, uno que se salta la historia, y que vive, tal como manifiesta Hegel, en la inmediatez indeterminada.

Este ser liberal no tiene libertad, pues no entiende que el interese siempre es desde un marco referencial que lo dirige (la historia, lo sido); no entiende que es un sujeto sujetado (sub eyectum: hay algo por debajo de lo eyectado) a otros y nunca un individuo solo. Más allá de esto, y sin ser metafísico, la esperanza queda en saber que, así como surgió el liberalismo, este puede cambiar: sólo falta que hagamos algo.

 

TAGS: Liberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Francisco Peñaloza Carrasco

26 de Septiembre

Interesante comentario, en estos tiempos en que los integrantes de la sociedad le dan poca importancia a la Metafísica y siento a Dios sin mayor análisis.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

La construcción de esta institucionalidad obedeció a un trabajo colectivo de años, en el que participaron diversos actores institucionales e individuales [...] este carácter colectivo debe marcar el que ...
+VER MÁS
#Ciencia

¿Un ministerio sin memoria?

Popular

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica