#Política

¿Lealtades entre damas y caballeros?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Mi temor es que nos encontremos con lealtades de clase, de familia, de barrio y de base aérea como obstáculos para una vida igualitaria en Chile. Temo que en el fondo izquierdas y derechas no sean más dos lados de una misma oligarquía que, al final del día, se reparta la torta entre ellos dejándonos al resto de nosotros solo con migajas.

En general, las declaraciones de Evelyn Matthei me son bastante indiferentes, sin embargo, no pude evitar poner atención a sus últimos dichos acerca de Michelle Bachelet. Me despertaron en la mañana temprano, en las noticias de CNN Chile. No es que me importen su estado emocional ni mucho menos sus juicios. No es que esté siquiera en contra de lo que ella siente o que tenga una mínima opinión al respecto. Mi preocupación está a su reclamo de lealtad basándose en una amistad entre sus padres.

El general Matthei es un ex miembro de la junta de gobierno que estuvo a la cabeza de la más cruenta dictadura de Chile. Uno esperaría de una persona que aspira a regir los destinos de Chile que cualquier lealtad a aquella forma de pensar en aquel período estuviera superada por un sentido más elevado de justicia.

Nada puede serme más indiferente que el destino de un Beyer que aterrizará con paracaídas de oro en el sector privado al que pertenece (el CEP es privado), aunque sí me parece bien que el ministerio de educación no esté ocupado por un ingeniero comercial con más vocación gerencial que pedagógica; sin embargo, sí me preocupa de sobremanera que mientras los jóvenesse juegan su futuro en las calles, los políticos estén más pendientes de sus lealtades familiares y de clase.

No nos engañemos: la destitución de Harald Beyer no es más que una victoria moral en el imaginario colectivo. No es menor, los políticos de la oposición se dieron cuenta de que no tenían ninguna oportunidad si seguían haciendo oídos sordos al clamor del pueblo, sin embargo, no es en ningún sentido el fin de nuestra lucha por sacarnos las políticas friedmanitas de nuestra vida económica, y social. Chile aún no es una sociedad igualitaria  en la que todos tengan las mismas oportunidades y por ende dista mucho de alcanzar los estándares de un país desarrollado; estoy hablando del Apumanque para abajo. El lucro en la educación ha sido constitucionalmente cuestionado, pero aún no ha sido ni deslegitimado completamente ni mucho desplazado de nuestro sistema político.

Mi temor es que nos encontremos con lealtades de clase, defamilia, de barrio y de base aérea como obstáculos para una vida igualitaria en Chile. Temo que en el fondo izquierdas y derechas no sean más dos lados de una misma oligarquía que, al final del día, se reparta la torta entre ellos, dejándonos al resto de nosotros solo con migajas.

Me parece que es hora de que exijamos el fin de tales lealtades. No puede ser que los ex partidarios de la dictadura se aparezcan como legítimos contendores en una mera cuestión de opiniones. Eso no es cierto. Ellos fueron quienes claramente usaron las políticas de la guerra fría para frenar el avance de las clases media y obrera, aunque los miembros de la clase media nos estemos dando cuenta recién de que a nosotros también nos estaban perjudicando. Mientras ellos se juegan membresías a clubes de golf, nosotros nos jugamos el porvenir propio y el de nuestros hijos.

¿La destitución de Beyer no es más que una rotería contra el papá de le Evelyn? Me gustaría escucharle decir que ella dio la orden de liquidar a Beyer y que los golpistas valen hongo y mandarlos a la punta del cerro, en vez de palabras de buena crianza, porque las palabras de buena crianza me hacen sospechar que en el fondo tuvieron la misma crianza y que en el fondo es como si todos fueran hermanas y hermanos más arriba del Apumanque.

No me tranquiliza que la candidata de oposición se refiera a Fernando Matthei como el “tío Fernando”. No me hace feliz que detrás de la lucha por el poder haya un acuerdo de damas o de caballeros, porque los que no somos ni caballeros ni damas, si no meramente hombres y mujeres nos veremos necesariamente perjudicados por esos acuerdos entre gente bien.

En los noventa todavía parecía que Chile se dividía entre los que votaron que sí y los que votaron que no. Hoy Chile se divide entre las clases político-gerencial y la gente que sale a la calle. Queremos educación gratuita para nuestros hijos, ingresos decentes para nosotros, pensiones dignas para nuestros padres y almuerzos familiares que cuesten más de dos mil pesos. Ya no queremos más democracia de los acuerdos entre damas o caballeros, queremos gente que de la pelea por nuestros intereses que son el interés mayoritario y no vernos postergados por sensibilidades de clase comolas de la señora Matthei y queremos que no las comparta la señora Bachelet.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Janjosè

23 de Abril

Tìpico comentario de un resentido que no tiene la màs mínima buena crianza. Vendería a su madre por su libertinaje al que llama socialismo.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

La situación requiere un nuevo paradigma económico y de desarrollo, reestructurando por completo las viejas categorías, incorporando esta vez la infaltable participación de la naturaleza en todos los pr ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis climática y la caducidad del paradigma capitalista

Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La partida de Patricio Manns de Folliot, nos invita a una profunda reflexión y valoración de su trayectoria porque es considerado quizás, como uno de los máximos exponentes de la música nacional, y esc ...
+VER MÁS
#Cultura

Patricio Eugenio Manns de Folliot, la Dignidad se convierte en costumbre

Mientras las sociedades actuales evalúan y aprovechan fuentes de energía alternativas a los combustibles fósiles, aquella que facilitó la supervivencia de la humanidad durante millones de años, ahora o ...
+VER MÁS
#Salud

El renacer de la energía muscular: levántate y camina

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad