#Política

Las obsesiones contra los partidos políticos

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Sugerir que la Concertación es un grupo de carcamales que se juntaron en una cantina para programar cómo colgarse de “movimientos sociales” (que nunca existieron), para hacerse del poder político de la noche a la mañana aprovechando una coyuntura, es una desprolijidad e irresponsabilidad intelectual e histórica.

En el programa Tolerancia Cero del domingo 9 de septiembre, fue seleccionada, de las preguntas hechas a través de Twitter, la de la señorita Alison Vivanco, a Camila Vallejo: ¿Ocurrirá lo mismo con el PC, que se aprovechará de los movimientos sociales, para llegar al parlamento, así como lo hizo la Concertación en los ‘80?

La pregunta encierra un juicio y una tesis sobre la forma en que la Concertación, como bloque, llegó al poder político yal Parlamento. La pregunta está diciendo: “la Concertación se aprovechó de los movimientos sociales, para llegar al poder”.

La Concertación no surgió de ningún movimiento social, si se entiende como movimiento social, organizaciones espontáneas de personas que luchan por sus intereses, al margen y sin organización partidaria; y a quienes, supuestamente, no les motiva el poder político. Porque los partidos políticos, estrictamente hablando, son movimientos sociales, también. Y  los movimientos sociales, como las redes sociales los están entendiendo, también buscan poder político.

La Concertación fue el resumen de 17 años de lucha y organización desde los partidos políticos tradicionales y que han forjado la historia política del país. Los jóvenes en ese entonces militamos de forma natural, en partidos que tenían sus orgánicas, su historia y experiencia política. Es más: la dictadura programó y ejerció el exterminio de los partidos políticos y de la clase política de la Unidad Popular, primordialmente, y no el de supuestos “movimientos sociales”.

¿De dónde podrían  haber surgido movimientos sociales por sobre los partidos políticos, para organizar la resistencia? ¿Qué identidad y responsabilidad política podrían haber tenido esos supuestos movimientos sociales para que la dictadura los persiguiera y desarticulara? ¿Dónde están los caídos de esos movimientos sociales castos y puros? No los hay porque no existieron. Lo que existió siempre, fueron partidos políticos.

En la lucha contra la dictadura, fueron las organizaciones existentes las que estaban confrontadas contra ésta, las que dieron la pelea e hicieron el trabajo político de mantener en alza la moral, resistir y buscar conexión con la organización en el exilio.

En la Escuela de Ingeniería de la Universidad de  Chile, donde inicié mis estudios universitarios, en una reunión de célula, un militante importante propuso la creación de una organización cultural, desde donde lograr cierta legitimidad e inmunidad. Dicha organización fue la Agrupación Cultural Universitaria, ACU, que jugó un rol fundamental en la organización estudiantil. Pero la ACU era un organismo, controlado y dirigido por el Partido Comunista, no por “movimientos sociales”. (se entienden las comillas, supongo).

Y en esa lucha de 17 años, en la conquista de espacios de diversa índole, fuimos torciéndole la mano a la dictadura, con el costo de militantes muertos, y dirigentes sindicales asesinados. Fue necesario formar el Frente Patriótico Manuel Rodríguez  para hacerle frente a una dictadura demasiado cruel y exterminadora. Si no se la confrontaba en su terreno, lisa y llanamente era bajar los brazos, aceptar la derrota, quebrantar nuestra moral. Pero el FPMR, surgió, otra vez, desde el Partido Comunista. No era un movimiento social independiente, ni mucho menos sus militantes eran románticos jóvenes. Eran treintones, cuarentones y hasta cincuentones.

A medida que ya el miedo se nos fue diluyendo, a medida que tuvimos revistas como Hoy, Mensaje, periódicos como la Época y Fortín Mapocho, nuestra capacidad de maniobra fue creciendo y tuvimos más agallas y seguridad para enfrentar a la dictadura, hasta que Ricardo Lagos E. tuvo la asertividad de apuntar con el dedo al dictador. Fue un gesto simbólico purgador. Ricardo Lagos tuvo la espontaneidad y claridad para captar que eso era lo que tenía que hacer. Con ese dedo acusador, se confrontó el saber contra la bota militar. Un simple dedo pudo más que una bala. Sentimos esa noche que comenzábamos a sacarnos un peso de encima. El remate, para que no se perpetuara el dictador, fue formar una coalición única, que aglutinó a 17 partidos políticos, en sus inicios, no movimientos sociales, con el sentido que Alison Vivanco da a entender en su pregunta.

Fue la organización partidaria la que pudo hacer frente, porque como organizaciones no murieron, a pesar de los intentos de exterminios, porque los partidos políticos chilenos son parte del paisaje y de nuestra historia y gracias a su sobrevivencia y existencia con base ideológica, no con ímpetus mesiánicos y románticos espontáneos, pudimos derrotar a la dictadura.

Sugerir, dar a entender, que la Concertación es un grupo de carcamales que se juntaron en una cantina para programar cómo colgarse de “movimientos sociales” (que nunca existieron), para hacerse del poder político de la noche a la mañana aprovechando una coyuntura, es una desprolijidad e irresponsabilidad intelectual e histórica.

—–

Fuente de fotografía 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de Septiembre

Muchas cosas pasaron y 17 años es imposible resumirlos en una frase o como respuesta a una pregunta, o describirlos en una página, y también es cierto que los jóvenes más rebeldes en las universidades por ejemplo o como tu mismo describes, el rol que tuvo de manera directa e indirecta o al alero del PC y de las Juventudes Comunistas las diversas formas de lucha o manifestarse en contra de la dictadura, y que representaba el sentir de una inmensa mayoría postergada y abusada (no necesariamente la postura del PC), que finalmente siguió siendo postergada y abusada, junto al PC o distante ya del PC por la forma en que fué tomando el incipiente poder de la oposición al final de la dictadura, apartando a los grupos ¿violentistas? más radicales o en contra del modelo económico cuando ya se hacían finalmente del poder. Importantes grupos de gentes que finalmente no fueron tomados en cuenta y hoy ya desencantados con la élite política instalada en el amplio espectro de partidos, partidos políticos paralizados ante una economía basada en el crecimiento, el abuso, legislación laboral muy débil que garantiza flexibilidad laboral, la falta de seguridad social, la necesidad de Salud como un derecho, la educación como un medio para desarrollarnos y no como una inversión empresarial.
Un importante opositor ayer en dictadura militar como hoy en dictadura económica es la rebeldía de los estudiantes, que tienen la capacidad, valentía y arrojo que les da su juventud de ver y reconocer los problemas y las soluciones antes que los ya desprestigiados y anquilosados partidos políticos instalados en el poder. Necesario recambio generacional que se negará a ocurrir sería un gran paso para la solución de nuestros problemas hoy.

13 de Septiembre

Me da la impresión que se está defendiendo la tarea realizada por los partidos políticos durante la dictadura, y me resulta preocupante que lo que origina el disgusto fuera una frase formulada por una “twitternauta”, de un universo indefinido de personas conectadas a la red, que pareciera ofendió a quien suscribe este artículo.
Primero que nada, aplaudo la tarea de “la resistencia” durante la dictadura.(Espero se entiendan las comillas)
Muchos próceres actuaron durante el ’73 y el ’90, y lograron mantener en parte viva la llama de democracia.
Lo que a mi juicio está detrás del reclamo de la Señorita Vivanco, es que efectivamente hubo un “cuelgue”, tal vez mal enunciado, pero lo hubo. La política partidista se instaló en los escaños del congreso, con gran pompa y nostalgia, celebrando el retorno a la democracia con Aylwin a la cabeza.
De ahí en más, lo que se defendió durante los años de dictadura, al parecer sólo era el ideal de poder votar, porque la realidad es que el sistema (educacional, de salud, constitucional, económico) se mantuvo prácticamente igual. Mientras, cada político gozaba (Y goza) de un generoso sueldo, incluso de un contexto fértil para beneficiar a sus círculos cercanos de colaboradores. Si no es el caso de quien escribe el artículo, me alegro mucho, pero eso no es la realidad general. El disgusto de la señorita Vivanco y del país está más cercano, seguro, al hecho que en todos estos años, tanto políticos de izquierda como de derecha han dejado atrás las necesidades de la ciudadanía, y se han dedicado a administrar los beneficios que se les entregaron junto con el voto en el congreso, y el poder consignado en diversos cargos administrativos chorreados por ministerios, municipios e Intendencias.
La clase política mantuvo viva la llama de la democracia. Sin embargo, la apagó apenas se sentó en un edificio en Valparaíso, en asientos elegidos con cuidado por un dictador a quienes todos dicen despreciar. Al parecer la tarea estaba cumplida. Y sabemos que no. Y que estamos a años luz de cumplirla.

13 de Septiembre

Se equivoca Boris al atribuir el retorno de la democracia en Chile solo a los Partidos Políticos. Los movimientos sociales, la que entonces llamábamos “educación popular” desde ONGs como el CIDE, el PIIE, SUR y muchas otras reconstituimos el tejido social de este país, junto a las comunidades de base comprometidas con el pueblo y sus luchas, en las poblaciones, animadas por el ejemplo y la prédica del mártir Andrés Jarlan, el cura Aldunate, el movimiento contra la tertura Sebastían Acevedo y tantas organizaciones. Y para que decir del rol de las iglesias, de la Vicaría de la Solidaridad, de la Comunidad Teológica y de nuestro pastor, el Cardenal Silva Henriquez que nos llamó en una jornada inolvidable en la que Chile dijo “Basta”, a detener las torturas y el asesinato de Estado.
Y que decir de las mujeres, que en una de sus jornadas del 11 de marzo logró parar a Santiago.
La Concertación, el gobierno de Aylwin, sistemática y planificadamente destruyeron esa inmensa riqueza cívica y ciudadana que fue la que le devolvió la democracia a Chile.

14 de Septiembre

Alfredo: no me equivoco. Las organizaciones sociales de las que hablas, no son ni fueron organizaciones con gran capacidad de convocatoria, ni eran los que daban las directrices del proceso.
Si lees bien mi artículo y te sitúas en la historia, la primera tarea de los partidos políticos, perseguidos, era asegurar su sobrevivencia. Una concepto que tienes que manejar es que la Dictadura perseguía el exterminio de los partidos políticos, en particular los de la UP, y obvio, a exterminar a sus militantes.
Algunas organizaciones sociales, como las que mencionan, fueron espacios que surgieron después, al ir conquistando espacios.
Las vinculaciones internacionales para lograr apoyo, no corría por la organizaciones que mencionas, sino por los partidos existentes, porque contra ellos era la confrontación.
La Vicaría de la Solidaridad, la menciono en mi artículo, y no operaba desvinculada de los partidos, como lo planteas, como si era ajena a la existencia de partidos. Es más Parada, militante comunista, trabajaba y/o colaboraba con la Vicaría; y fue degollado. ¿por qué no degollaron a un miembro directo de la Vicaría?.
Además en la iglesia católica, sí hay una vertiente izquierda =teología de la liberación. Es decir, no niegues la concepción ideológica partidaria.
Y no creo, que las organizaciones que tú mencionas, no tenían su componente ideológico de izquierda, y por tanto, tb, creo había en ellos, militantes de partidos.
Una cosa, los movimientos sociales, que fueron emergiendo, es porque los partidos (que eran los confrontados a la dictadura), fueron los que despejaron el camino.
Los movimientos estudiantiles, ojo, fueron universitario. Los liceanos no existieron nunca como organización bajo dictadura. Estuvieron totalmente controlados.
Y los universitarios,la Fech, siempre han sido votaciones partidarias, como tb en la CUT. Los dirigentes de la FECH, de esos tiempo, eran PC, DC, tanto en la PUC como en la FECH de la Chile.
Yo entiendo, el ímpetu joven, porque de lo que te hablo, es cuando fui joven y me ligué a la lucha. Lo entiendo. Pero no se enceguezcan en ese espíritu y en darle un carácter épico a los movimientos, porque los lleva a errores de análisis a la hora de actuar y definir estrategias.
Más aún, los partidos, a pesar del exterminio programado, sobrevivieron.
Las organizaciones que tú mencionas, ya no existen, y no por razones de exterminio, sino, porque fugazmente cumplieron su misión, porque no tienen orgánica partidaria.
La Vicaría, hace como 15 años, decidió cerrarla, porque ya cumplió su rol. No se justificaba habiendo recuperado la Democracia.
Una cosa te pido, Alfred: no niegues que los que luchamos (muy jóvenes en ese entonces) y los no tan jóvenes tampoco, no merecemos ser exterminados por los ímpetus de ustedes, de la historia política de este país.
De este modo puedes vencer, tu anti cuerpo a los partidos políticos, y a la Concertación, que parece a veces estuvieran coludidos con el fantasma del Dicatador, por querere hacerla desaparecer y acuasarla de todos los males, como el fascismo acusó a la UP de todos los males.
A ustedes, parece, les produce más fruición destruir a la Concertación y negar nuestra institucionalidad partidaria, que derrocar al fascismo.

Attre.-

18 de Noviembre

Gracias por darle a mi pregunta (la cual te corrijo) “¿Pretende el PC usar los movimientos sociales como puente para llegar al poder, como lo hizo la concertación en los 80’s?” , la importancia que se merece.

Primero que todo, si usted no es capaz de hacer un análisis minucioso, no emita opiniones a menos que quiera ser pasado a llevar por una pila de argumentos.

Los movimientos sociales surgen a mediados de los 80’s, desde el 84 tomando fuerza en el 86, para ser más exáctos. ¿Por qué no hay muertos? porque para ese entonces los grandes casos de genocidio habían terminado en consecuencia de la presión internacional que se ejerció sobre Chile.

A raíz de esto, es que se pueden juntar los partidos políticos y formar el bloque concertacionista sin temor de que pueda costar la vida de algunos, porque los movimientos sociales ya habían limpiado el camino y abierto paso a que se pudieran establecer en 1987 cuando Pinochet entre la presión internacional y los movimientos sociales permitió la creación de partidos políticos.

A Pinochet no le convenía seguir en el poder porque el mismo se hubiese visto amenazado a ser víctima de un golpe de Estado.
_________________________________________
Por otra parte, tiempo al tiempo, pasó lo que yo dije aunque a muchos le moleste aceptarlo, el PC se colgó firmemente de los movimientos sociales y hoy ya se postularon como precandidatos a diputado Karol Cariola, Camilo Ballesteros y la misma señorita Camila Vallejo, la cual respondió en esa ocasión que el PC no tenía interés en usar los movimientos sociales como puente para llegar al poder.

Gracias por dar la importancia y el espacio ante la pregunta.

Un Abrazo !

Andrés Pérez

18 de Noviembre

Me parece que tanto el autor de esta columna como Alison Vivanco tienen en parte razón pero confunden peras con manzanas.

Es indudable que la organización de partidos y movimientos políticos durante la Dictadura dio el pie para la resistencia más importante y fiera, son en sí también legítimos movimientos sociales. El ejemplo del Frente Patriótico Manuel Rodríguez es incuestionable: bastión fundamental de la resistencia, fue patrocinado por el Partido Comunista y muchos de sus miembros eran también militantes del partido. Que el Partido Comunista actual sólo avergüenza y no honra la memoria de lo que fueron durante la Dictadura, es harina de otro costal.

Es verdad también que hubo una masa social importante que se movilizó en la Dictadura, y que legitimó como mayoría toda esa resistencia y organización que se formaba desde referentes de movimientos y partidos políticos. Sin estos grupos masivos de ciudadanos, no se podría haber legitimado la resistencia y por ende la Dictadura se hubiese tardado mucho más en desestabilizarse.

Toda organización política es social, y tiene el Derecho a ejercer las acciones que estime convenientes para llevar adelante sus ideas. El problema es que gran parte de los partidos políticos chilenos de “izquierda” están sumidos en la corrupción como ocurre en la Concertación, o en un pragmatismo que los hace aliados de lobos con piel de oveja, como le pasa al Partido Comunista.

Por otro lado, los “movimientos sociales” sin orgánicas claras logran levantar luchas, pero no programas de acción que den a conocer una visión de sociedad distinta, y que permitan generar una unión transversal en la comunidad que nos permita avanzar hacia una meta común.

El pueblo y la comunidad esperan hoy integración, democracia real, poner fin a las injusticias que aquejan a gran parte de la gente. No sólo partidos con olor a naftalina sosteniéndose en sus viejas glorias, ni movimientos sociales que no son capaces de superar el rol de “oposición a”, pero que no logran proponer proyectos que nos identifiquen como comunidad.

Sería esperable que desde ambos mundos aparezcan referentes que puedan generar una unidad definitiva y aplastante, que logre lo que finalmente todos esperamos: una sociedad justa, pacífica y con suficientes recursos para el desarrollo de toda la humanidad.

nicolas andres navarro palacios

29 de Abril

El artìculo se parece mucho a la pelìcula NO, por su reduccionismo y sesgo institucional-gremial, en este caso, institucional-partidista. Me parece dentro de todas las mentiras dichas en el artìculo, el decir que no habìa movimientos sociales resistiendo la represiòn en Dictadura, es la peor de todas. Me gustarìa saber si Boris tenìa alguna relaciòn con las organizaciones populares que surgìan en las poblaciones y las cuales resistìan a piedras y balazos a los pacos en las tomas de terreno. Los hermanos Vergara toledo son el reflejo de aquella organizaciòn libertaria que tuvo màrtires y que al parecer hoy en dìa no son reconocidas por lo burguesitos que se vendieron al sistema capitalista y administaron el modelo durante 20 años¡¡

Ver todos
Ocultar

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Estas restricciones limitan la posibilidad de contribuir, desde la comunidad académica y científica, a una maduración real de nuestro sistema científico, sembrando dudas sobre el alcance real de este pr ...
+VER MÁS
#Ciencia

La política científica y el problema de las restricciones

¿Por qué no se habla de la violencia de las colusiones, los fraudes, las evasiones, sino que de la violencia física que hemos estado viviendo?
+VER MÁS
#Sociedad

Conversaciones en torno a la violencia

Lo cierto es que cuando la derecha promueve una medida coercitiva, lo mínimo es actuar con prudencia y leer y analizar lo que se lee.
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: Yo no fui

El rechazo a la admisibilidad de la Acusación, a pesar de cumplir con todos los requerimientos constitucionales para ser admitida, ha negado la posibilidad de que analizar la cuestión de fondo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El malestar con la élite política y la falta de representación

Popular

Estas restricciones limitan la posibilidad de contribuir, desde la comunidad académica y científica, a una maduración real de nuestro sistema científico, sembrando dudas sobre el alcance real de este pr ...
+VER MÁS
#Ciencia

La política científica y el problema de las restricciones

¿Por qué no se habla de la violencia de las colusiones, los fraudes, las evasiones, sino que de la violencia física que hemos estado viviendo?
+VER MÁS
#Sociedad

Conversaciones en torno a la violencia

Lo cierto es que cuando la derecha promueve una medida coercitiva, lo mínimo es actuar con prudencia y leer y analizar lo que se lee.
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: Yo no fui

El rechazo a la admisibilidad de la Acusación, a pesar de cumplir con todos los requerimientos constitucionales para ser admitida, ha negado la posibilidad de que analizar la cuestión de fondo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El malestar con la élite política y la falta de representación

Popular

Tomémonos las calles con nuestras pañoletas moradas y verdes. Porque juntas somos más fuertes. Porque, como dice Rebeca Lane “Yo no elegí la guerra pero nací guerrera”
+VER MÁS
#Género

Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía

¿No sabían quién era? ¿No habían leído sus columnas? ¿No han visto sus intervenciones en otros programas de televisión? Era extraño. Estaban todos muy escandalizados de algo que era evidente que pa ...
+VER MÁS
#Política

El evitable show de Hermógenes en Bienvenidos

La violación de los Derechos Humanos “desordena” en vez de ordenar, atiza el fuego, asume que el orden se impone por terror, mediante el amedrentamiento
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: ¿de qué estamos hablando?

Para esos 24 muertos, heridos y varios con pérdida ocular, incluso completa, no hay familia, no hay historias detrás
+VER MÁS
#Sociedad

La televisión volvió a su lógica