#Política

Las lecciones de España, Francia, Libia, Egipto, Túnez, Islandia…

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En las últimas dos décadas, la derecha ha repetido hasta el cansancio que la historia se acabó, que se impuso una sola forma de ver el mundo, y que toda idea distinta a la suya no solo no es deseable sino imposible y anacrónica. En ese lapso de tiempo, cada vez que se encendió un movimiento social (los pingüinos, los sub-contratistas del Cobre, Magallanes, Punta de Choros, HidroAysén…), alguna izquierda pretendió que ya venían las transformaciones profundas y que, ahora sí que sí, la chispa encendería la pradera. Lástima para ellos: las dos sentencias fueron más la expresión de un cierto voluntarismo que la constatación de un hecho.

En pleno 2011 y a 21 años del término de la dictadura, la historia está cada vez más lejos de acabarse. Por el contrario, crisis de acumulación del neoliberalismo mediante, la historia toma caminos diferentes al impuesto en estos años. A estas alturas ya no es un misterio para nadie: la alegría nunca llegó, la arquitectura institucional de la dictadura sigue vigente, ningún movimiento social ha logrado una transformación profunda. El conflicto social se ha quedado sólo en promesas incumplidas. Como un Piñera cualquiera…

Pero, ¿a qué viene todo esto?

Algo distinto tienen los tiempos que vivimos. Si bien el entramado institucional diseñado por Guzmán, Pinochet y los boys de Chicago se consolidó en los 20 años concertacionistas, su crisis es cada vez más evidente.

Las fronteras del desencanto son cada vez más amplias y claras. La rabia, -como señalan el Manifiesto del 18M en España y el manifiesto "¡Indignaos!"de Stéphane Hessel en Francia-, no se dirige contra el gobierno de turno, sino contra el sistema y la clase política que manga de la ausencia de democracia.

Los pueblos se están rebelando para recuperar su soberanía. Frente a gobiernos de distintos tipos, el reclamo es el mismo: Democracia verdadera y restitución de su soberanía al pueblo. ¿Cuarta ola democratizadora? Hay quienes pensamos que es la primera. Desde que hay voto universal sin cortapisas hay democracia representativa. ¿Por qué será?

Los españoles del 18M dicen con claridad lo que piensan: "La Democracia Real se opone al descrédito paulatino de las instituciones que dicen representarlos, convertidas en meros agentes de administración y gestión, al servicio de las fuerzas del poder financiero internacional".

¿Están hablando de Chile? Uno lo piensa cuando lee lo que sigue: "Es preciso construir un discurso político capaz de reconstruir el tejido social, sistemáticamente vulnerado por años de mentiras y corrupción".

El manifiesto del 18M prosigue: "(…) los ciudadanos hemos perdido el respeto a los partidos políticos mayoritarios, pero ello no equivale a perder nuestro sentido crítico. Antes bien, no tememos a la ”Política”. Tomamos la palabra ”Política”. Buscar alternativas de participación ciudadana es ”Política”".

Yo no creo que Hidroaysén sea la chispa que va a encender la pradera en Chile. Tampoco la educación superior, ni la cuestión Mapuche, ni el rechazo natural que produce Piñera. No soy adivino, apenas un actor político, un ciudadano. Las revoluciones ocurren cuando un pueblo sabe lo que ya no quiere, aun cuando no sepa muy bien lo que le espera. Nadie puede escribir la historia del futuro. Lo más probable es que la chispa esté constituida de la suma de estas y otras intolerables indignidades. Lo que sí me queda claro es que el ciclo político del binominalismo está acabado.

La composición generacional de estos nuevos movimientos, su radicalización, el hastío ciudadano generalizado como nunca antes y la incapacidad de respuesta del sistema político, hacen que la represión de las aspiraciones libertarias sea cada vez más difícil. De una u otra forma, la eyección de la Concertación del poder suprimió un tapón social en Chile.

Hay que seguir aprendiendo de lo que pasa y hacerle caso a los españoles cuando dicen: "Democracia Real significa poner nombres propios a la infamia que vivimos: Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo, OTAN, Unión Europea, (…), Partido Popular, PSOE, pero hay muchos más y es nuestra obligación nombrarlos".

Cumpliendo con nuestra obligación, en Chile hay que nombrar a los infames: Concertación, Coalición por el Cambio, la banca, OEA, Familia Matte, Familia Luksic, Angelini, ¿Quién más?

———–

Foto: Carlos Aragon

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de junio

Tienes razón Salvador. El cabreo de la gente no es con Piñera, ni con la derecha. Es contra el sistema político en su totalidad, y no es sólo el cabreo nuestro en Chile. Es en todas partes.
Ya llegamos al límite de las posibilidades de este sistema económico y político. Es tiempo de pensar en algo mejor para cambiarlo.

07 de junio

Concuerdo contigo, aunque creo que aún no llegamos al límite de este sistema, sino que estamos empezando a llegar apenas.

06 de junio

¿Esta todo tan mal en Chile y en Latinoamerica para castigar por igual a la Concertacion, a la Derecha, a la OEA y a las familias multimillarias de Chile?
Sin duda que el ESTADO DE BIENESTAR avanzó en Chile en los ultimos 20 años, pero LA LIBERTAD ECONOICA avanzó mas rápido. Es cierto que los ENCLAVES AUTORITARIOS han disminuido fuertemente, pero la LIBERTAD POLITICA siendo ejercida solo las élites. La OEA es un instancia diplomatica, pero UNASUR puede ser una instancia politica mucho mas eficaz.
Entonces, dimensionemos las cosas, en España están indignados, porque no pueden mantener el boom que han tenido los ultimos 10 años, pero no se puede decir los mismo de Chile, donde 1990 es ciertamente irreconocible.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

¿Cómo podremos entender que el camino que se ha tomado no nos llevará a otra realidad que no sea una en que la derecha y el verdadero abuso sigan triunfando? No lo sé.
+VER MÁS
#Política

El nuevo progresismo sacerdotal no es de izquierda

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia