#Política

Lagos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Recuerdo cuando te vi por primera vez. Tenía 13 años y observaba el programa de Raquel Correa. Me sorprendió tu audacia y quedé prendada de ti, cual adolescente viendo a una estrella de rock. Bueno, yo era adolescente.

Pasaron los años y me tocó votar para la elección presidencial de 1999.

Ni en primera ni en segunda vuelta voté por ti. Aquello que me hizo admirarte se desvaneció conforme se construía la “democracia”. Mucha palabra, mucho discurso, mucha formalidad. En fin, el mundo “corporativo” que se comenzó ha dibujar desde 1989.

Pero ganaste.

Durante los seis años que estuviste en el poder, terminé por desconocer al hombre que me había invitado a "cantar sus canciones". O, tal vez, comencé a eliminar de mi mente esa imagen que construí en torno a ti. Ya sabes, las adolescentes tendemos a fantasear.

Aún así, mientras gobernabas, te busqué en las palabras que decías frente a los empresarios. Frente al ciudadano que, desesperado, se desnudó frente a ti para protestar porque el MOP le expropiaría su casa. Te leía en la prensa tratando de imaginar que tal vez enviabas señales entre líneas para esos-as ciudadanos-as que esperábamos un nuevo despertar. Más amable, alegre, comprometido.

Pero no estabas.

Desapareciste del sueño que nos compartiste e invitaste a vivir, aunque prefiero pensar que te fuiste de viaje para cumplir un anhelo personal.

El día 17 de enero te observé. Tuve la sensación de que no esperabas esa derrota y de pronto te escuché recordando el NO que Chile dio a la invitación para atacar a Irak. Me pregunté: ¿por qué nombrar algo así ahora?

¿Pero sabes qué creo?, Que la derrota te recuperó. Te hizo volver, tal vez de golpe, irónicamente.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador