#Política

La voluntad como obligación

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cada vez que los novios aceptan de manera voluntaria unir sus vidas, acometen la acción intrépida del todo o nada, tanto, que nadie sabe cuánto tiempo perdurará el enlace, ni mucho menos, conocen las causales del cese de convivencia; solo se comprometen a vivir juntos –siendo amantes fieles y sostenedores a manos llenas– y procrear, todo lo anterior cuando sea posible. Llevado a la política, el matrimonio es un buen ejemplo: sus respectivas promesas se sustentan en la buena fe, y sobre todo, se sostienen en un axioma que convierte lo voluntario en obligatorio.

Cuando en 2012 Chile decidió a pasar de la inscripción voluntaria y voto obligatorio, a la inscripción automática y sufragio voluntario, se invirtió otro axioma. Ahora lo que antes era una obligación cívica se rebajó a una decisión discrecional; todo un contrasentido para un sistema político que se valida en las urnas. Peor aún, el electorado se vio en medio de una encrucijada de la que no supo cómo salir. 


No vaya a votar si siente que su opción es no hacerlo, pero tampoco se quede en casa jactándose de su indiferencia; ejerza su derecho a decidir.

A partir de la publicación de la Ley 20.568 muchos asumieron que concurrir a sufragar tomaba ese carácter voluntario en el más amplio sentido de la palabra “voluntario”, y dejaron de hacerlo sin mayores cuestionamientos. En rigor, así como en el contrato matrimonial –con o sin documento– las cosas funcionan al límite de la coerción, sin que haya grandes quejas, pues, como se sabe, el que se compromete, se obliga, en términos de libertad electoral también debiese aplicarse un sentido “obligatorio” a la voluntariedad de cumplir con un deber cívico.

Es cierto que nadie está obligado a cumplir una obligación inexistente, pero, a la vez, tampoco está obligado a no votar. Más allá de concurrir a sufragar, hacerlo valida la opinión que se tiene del sistema electoral y de la democracia así establecida; también pone en valor la posibilidad de articular cambios. Quienes se quedan en su casa viendo en televisión cómo se resuelven los escrutinios están haciendo uso de su pleno derecho a no participar del proceso, pero también están siendo reemplazados por otros en decisiones que no dejan de afectarlos a ellos mismos.

No vaya a votar si siente que su opción es no hacerlo, pero tampoco se quede en casa jactándose de su indiferencia; ejerza su derecho a decidir. Si no le gusta cómo funcionan las cosas, haga algo para cambiarlas; tenga el valor de enfrentar sus miedos y sus rabias; su frustración y su desconfianza. No se reste de ese espacio catártico de la urna a oscuras, donde usted y una cartulina en blanco pueden quedar impregnados con algo más que una raya enfurecida, deje en ella sus lágrimas, escriba una grosería, haga un dibujo y salga ufano con su papeleta y deposítela con desprecio, si así fuere el caso.

Para mayor satisfacción, este año le darán tres cédulas en las regiones pares y cuatro en las impares. Tómese su tiempo y exprese sus sentimientos. Elija al que quiera, no deje que otros se arroguen para sí esa pertenencia suya. Anular su voto o dejarlo en blanco, es tan o más válido que marcar una opción de manera correcta. En cualquier caso, permítase ese placer liberador del acto íntimo de usted y su voto. Hágalo y regrese a su living a tomarse un té o una copa de vino. Se sentirá mejor.

TAGS: #Elecciones2017 #VotoVoluntario elecciones

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

17 de noviembre

No me prece muy lógico. Si su opción es no votar, o sea facultar a que el resto que vota decida por usted, es absurdo que alegue si no le gustan los resultados de eso, es reclamar de que lo dejan afuera de algo que usted mismo se restó.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

A los niños, niñas y adolescentes post estallido social en Chile les debemos mucho. Y, lo mínimo es alentarles, que no claudiquen en participar de lo social y utilizar su derecho a reclamo por lo que jus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

A los niños post estallido social

Si Calderón llegara a tener éxito en su gestión de lobbysta, obtendrá una jugosa remuneración y Chile será conocido en el mundo como el país en donde las sentencias de la Corte Suprema tienen un val ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿ El "Conde Negro" podrá dejar sin efecto un fallo de la Suprema ?

El poder local-regional importa siempre y, por lo tanto, siempre se debe cultivar tal situación, porque es desde ahí, desde los territorios, desde donde emerge la pertinencia de la acción y el pertinente ...
+VER MÁS
#Municipales

Poder local, poder sub-nacional y conciencia territorial

Podemos anticiparnos a la catástrofe medioambiental, si consideramos las lecciones de algunos países que optaron por desvincular el crecimiento económico del consumo de materiales y emisiones de gases de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sigamos hablando de impuestos para la justicia ambiental

Popular

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública