#Política

La violencia tiene agenda propia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El primer perjudicado en un atentado como el ocurrido el día lunes es la víctima, pues es quien sufre las consecuencias directas de un acto que afecta su integridad física y mental, mientras que el segundo damnificado, pareciera ser siempre la razón y como daño colateral, el debate. Precisamente ahí, radica el gran triunfo de los autores de este hecho, en que cualquier calificativo reprochable parece quedar pequeño. Terror, atrocidad, demencia, son sólo algunos de los epítetos que han abundado los últimos días para describir una acción -impresentable a todas luces – donde el sentido pareciera naufragar en un mar de opiniones, comentarios y declaraciones como consecuencias reactivas del suceso, pero es precisamente aquí, donde el inmutable rechazo,  debe dar paso a una actitud de reflexión que permita abordar el problema antes de que efectivamente el fuego, las esquirlas y el humo cobren una nueva víctima, permitiendo que la agenda de la violencia se imponga una vez más.

La semana pasada, los noticieros daban cuenta del ataque a un periodista que cubría la marcha en conmemoración de un nuevo aniversario del golpe de estado, más grave aún, fue que no contentos con los golpes, los atacantes rociaron de combustible al reportero intentando prenderlo –sin éxito-  cual pira humana, en una acción más propia de cavernícolas que no logra ensuciar el  homenaje realizado a las víctimas de la represión en este país, pero sí el sentido con que se presenta la noticia a la hora del recuento.

 La lógica se desvanece y florece la demostración de que la violencia una y otra vez vuelve a tomarse de la agenda pública, generando impacto y revuelo, provocando declaraciones de los mismos sectores que justifican o justificaron su implementación

Sin embargo, aparte del rechazo transversal a esta acción criminal, sale a flote la tremenda paradoja que representa un hecho de estas características, pues, si recordamos bien, el año 86 en el marco de las protestas contra la dictadura cívico-militar encabezada por Augusto Pinochet, se cometió uno de los crímenes más atroces ocurridos durante la década del 80, cuando una patrulla militar procedió a quemar vivos al fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri y a la estudiante Carmen Gloria Quintana, falleciendo el primero después de una agonía de 4 días y dejando a la segunda con graves quemaduras y el impacto emocional de haber sido víctima de un hecho que está más allá de cualquier grado de humanidad, es decir, la lógica se desvanece y florece la demostración de que la violencia una y otra vez vuelve a tomarse de la agenda pública, generando impacto y revuelo, provocando declaraciones de los mismos sectores que justifican o justificaron su implementación como forma de posicionar e imponerse, es decir, el hecho violento no sólo se convierte en causa y consecuencia, sino a un nivel simbólico, permite transmitir el mensaje de quien no tiene argumentos e ideas para legitimar y sustentar su proyecto.

En este último sentido, la violencia, provenga de la institucionalidad o se origine en el seno de la sociedad y su entorno, no puede dejar indiferente a nadie. Es más, las medidas reactivas en seguridad que se exigen de un sector, no sólo deben ser enfocadas al trabajo de una parcialidad, sino que deben nacer como fruto del trabajo conjunto, que más allá de las declaraciones pequeñas – y calculadas  –, las portadas sensacionalistas y las notas que buscan causalidad mezclando peras con manzanas haciendo eco y amplificando el efecto del hecho, busquen la intervención y las mejores herramientas para lograr aislar este tipo de conductas con políticas públicas de prevención y control eficientes, siempre con la mirada puesta en una reflexión crítica, que identifique las falencias de un sistema, que le ha permitido creer a un grupo de personas que la mejor forma para expresar su disconformidad y posicionarse, es mediante el daño hacia otros.

 

TAGS: Atentado

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Popular

El Estado no puede seguir avalando la inexistencia de protocolos, programas y leyes, que validen y aseguren la permanencia de nuestros hijos junto a nosotras
+VER MÁS
#Género

Maternidad en la discapacidad: Invisibles

El estatus de explotación de las especies ícticas económicamente importantes que intentan reproducirse entre Arica y Magallanes, es aterrador: 8 de ellas están sobreexplotadas, 5 están agotadas o colap ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Prolegómeno del mes del mar

García tenía claro que al condenársele, en ningún caso tendría que tomar clases de ética, ni prisión domiciliaria, sino que muy por el contrario, que tendría el mismo destino que Fujimori.
+VER MÁS
#Sociedad

El suicidio de Alan García

¿Por qué tan baja la participación de los estudiantes en las elecciones? ¿Qué se puede analizar de esos tres años en que se vive un desgobierno en la UTA?
+VER MÁS
#Política

Elecciones en la Universidad de Tarapacá: ¿que puede traer estas elecciones?

Popular

En 2018, 26 personas poseían la la misma riqueza que los 3.800 millones de personas que componen la mitad más pobre de la humanidad.
+VER MÁS
#Economía

La obscena concentración económica de los dueños de Chile: Capítulo 1

Toda esa legislación tiene como propósito proteger esas tierras, sin embargo, la Consulta Indígena, va en sentido contrario, busca desproteger las tierras indígenas para permitir el ingreso al mercado d ...
+VER MÁS
#Política

Consulta Previa de Piñera y el despojo legal de las tierras indígenas

Necesitamos más profesores, pero no cualquier profesor. Necesitamos profesores intelectuales y con capacidad de transformación. Necesitamos más Educación, pero no cualquier Educación. Necesitamos una E ...
+VER MÁS
#Educación

La vocación de profesor y el compromiso ético profesional

Se ve difícil que lo moral prevalezca sobre lo legal. Digo esto pues siempre existirían quienes socaven y derrumbasen una utópica sociedad solamente regida por valores morales, y estos son los inmorales ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tardes de Netflix: The Reader