#Política

La verdad, ¿tiene sus límites?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cada cierto tiempo, explotan en las plazas públicas verdades que incomodan. Son expresiones de una suerte de “consenso de masas”, que pugnan por salir adelante. Incomodan porque hieren intereses. Se las califica de “inoportunas”, porque no se habría esperado “el mejor momento” para esgrimirlas.


¿Cuándo será oportuna la verdad? ¿Desde cuándo el ocultamiento de la verdad sirve para la justicia social, el progreso social, la igualdad ante la ley y otros atributos y condiciones de una auténtica democracia?

Hasta allí, la “procedencia” o no de algunas declaraciones de altos personeros, parlamentarios, ministros de Estado, etc.

Pero, ¿y la verdad?

¿Es verdadero o falso que las desigualdades sociales se manifiestan de tan múltiples formas que para concluir en su vigencia no hay más que hacer un breve recorrido por algunos de los “temas” en boga?

Veamos algunos.

¿Es verdadero o falso que las mayores inversiones públicas en materia de infraestructura vial y servicios en general, se destinan a los barrios “acomodados”?

¿Y que en el Metro, por ejemplo, las estaciones son muy diferentes en cuanto a la comodidad de sus usuarios según sean las comunas que sirve?

¿Es verdadero o falso que muy distinto es el rasero de la ley cuando se trata de un delincuente de cuello y corbata que roba al Fisco o a una masa considerable de usuarios o clientes, que cuando se trata de un “ciudadano de a pie” que ha cometido un delito de baja o mediana monta? ¿Y que incluso las calificaciones de “delito” y “delincuente” están vedadas en el primero de los casos, en los que se da hasta la alternativa de un “arreglo” extrajudicial de manera que los o las honorables puedan seguir siendo llamados así?

¿Es verdadero o falso que en muchos casos la propia ley es injusta?

¿Es verdadero o falso que muchos empresarios –no todos, ¡por favor!- no cumplen lo que les manda la ley en el trato con sus trabajadores? ¿Y que la justicia, en muchos de esos casos, más bien calla que cumple?

¿Es verdadero o falso que todavía, después de tanto proceso y clarificación histórica, se sigue en varios sectores de las fuerzas armadas homenajeando, con monumentos y otras manifestaciones de “adhesión y respeto”, a probados autores de violaciones a los derechos humanos?

¿Es verdadero o falso que hechos tan notorios como la existencia en nuestro país de una suerte de “aborto de masas”, distingue con extrema crueldad entre quienes puedan pagarlo en buenas u óptimas condiciones, y quienes deban someterse a procedimientos clandestinos y, por lo mismo, de alto riesgo para la integridad física y emocional y aún la vida de miles de mujeres en edades que muchas veces confinan con la infancia, y todo ello por el imperio del poderoso Don Dinero?

Y la pregunta que es lícito hacerse, recae, precisamente, en los hoy dudosos o negados fueros de la verdad.

¿Cuándo será oportuna la verdad? ¿Desde cuándo el ocultamiento de la verdad sirve para la justicia social, el progreso social, la igualdad ante la ley y otros atributos y condiciones de una auténtica democracia? ¿Desde cuándo y desde dónde se puede hacer el diagnóstico y decidir las líneas de acción para enfrentar un grave problema, si se le pone límites a la verdad?

¿Cuándo se comprenderá que una verdad acallada equivale, simple y rotundamente, a una mentira?

¿Cuándo se concordará en que en el tratamiento público de un problema y sus soluciones, no son lícitas las invocaciones a dogma alguno, y que no se puede argumentar sobre la base de creencias particulares, por respetables y aun mayoritarias que ellas sean?

¿Cuándo, la verdad tendrá “su hora”?

TAGS: Sistema Político

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de enero

Que buena columna, realmente un deleite intelectual.
Ojalá hubiese una forma de responder, por momentos pienso que estamos mal de fábrica, por otro que nos faltan herramientas formativas, a veces sueño con clases de cívica y siempre término con la misma reflexión.

Los honestos debemos sangrar un poco para erradicar a los corruptos.

Aunque las vías armadas no son válidas, usando violencia intelectual podemos hacer lo imposible por reventar a los lastres.
Yo ya me decidí a darle tan duro como pueda escribir a Ignacio Urrutia, alguien tiene que abrir los ojos al electorado y hacer algo.

Así se hacen las cosas, desenmascarando…. Pentaboys están desahuciados, sigamos esta cruzada y Chile mejora.
Navarrin y Guido en la mira verborreica literaria

Pattos

09 de enero

A mí lo que me interesa de ésta entrada, es, sin desear creerme un santo, poner de relieve la existencia del bien y del mal; algo que, en la gente de izquierda y todos aquellos que reniegan de Dios, pareciera una contradicción vital.
Señores, amigos, hermanos, Dios existe, Dios Es, el Verbo está presente en nuestras vidas, siempre; por desgracia, el demonio también.
Entonces,…..¿ existe la mentira?….SÍ……¿ Existe la verdad?…..SI TAMBIÉN.
El demonio es el rey de la mentira; Dios Nuestro Señor….el Rey de la verdad y del Amor.
Ojalá, los no creyentes mediten ésta verdad que está presente todos los días de nuestra vida, hasta el final de ella, y crean, crean en Dios, el Altísimo, y en N.S. Jesucristo.
¡¡NO PIERDAN SU ALMA!!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El gran valor de las estudiantes universitarias, según mi manera de ver, es su acto de decir no a la situación en que se ven sometidas
+VER MÁS
#Género

Asociación libre: Mujeres universitarias

Las grandes multinacionales abaratan sus costes de producción saltándose cualquier control medioambiental y para evitar el costoso tratamiento que requieren las aguas residuales, las arrojan directamente ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

¿Estamos ad portas de una pandemia como la Peste Negra?

Es imperativo profundizar un proceso de conversaciones, que establezca un marco programático común unitario mínimo, en base a la realidad actual de Chile y a una proyección de aquí al largo plazo
+VER MÁS
#Política

Oposición y política de alianzas: de nostalgias, unidad y desafíos

La sociedad en su mayoría ve con preocupación los alcances de una situación que el no buscó y que la propia sociedad construyó, por que no es su culpa la precariedad de las condiciones en la que les ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Gendarme Héctor Palma y los custodios de la moral

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera