#Política

La UDI y el binominal

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si el análisis lo hacemos en el largo plazo vemos que el subsidio de la UDI llega a 15 Diputados y el de RN a 19. Sólo en las dos últimas elecciones ha sido la UDI el partido de la derecha más beneficiado. Incluso, en el largo plazo –seis elecciones- fue la DC el partido que más subsidio binominal tuvo a nivel de los Diputados.

La reforma del sistema electoral avanza. Las condiciones políticas para dar luz verde a esta reforma se deben a que un sector de la derecha manifiesta disposición para avanzar. Con este hecho, por primera vez, en 20 años estarían los votos para modificar el binominal. En esta coyuntura, es la UDI el único partido que hoy se niega. Sin embargo, no todo está dicho ni hecho.

Surgen tres preguntas; ¿es la UDI el partido más beneficiado con el binominal? ¿Por qué se opone a su modificación? ¿Por qué ahora RN quiere cambiar el sistema electoral? 

Hay razones de convicción democrática –“ideológicas”- y de cálculo político para apoyar y/o frenar una reforma electoral. El primer caso se refiere a que debe existir correspondencia entre los votos y los escaños. El cálculo político también es una variable a considerar a la hora de cambiar el modelo electoral y se relaciona con evaluar si conviene –política y electoralmente- su modificación.

Las declaraciones y los datos empíricos muestran que en la derecha prima el cálculo político para modificar y/o mantener el binominal. La UDI es hoy el partido más beneficiado con el subsidio que genera el sistema. Sin embargo, hay que advertir que no siempre fue de ese modo. De hecho, en el largo plazo RN y la DC han sido más beneficiados que el gremialismo, por lo menos, a nivel de los
Diputados.

En el ’89 la UDI obtuvo el 9,82% de las preferencias y 11 diputados. En un sistema proporcional puro de cálculo nacional debió sacar 12 representantes; es decir, tiene un representante menos.

En las parlamentarias del ’93 vemos que la UDI no es un partido beneficiado –a  nivel de los diputados-. De hecho, con el 12,11% de los votos logra 15 asientos. En un orden proporcional, sus representantes electos debieron ser 15; no hay ganancias ni pérdidas. A su vez,
RN obtiene un subsidio de nueve escaños.

En el ’97, la UDI nuevamente no tiene subsidio binominal. Con el  14,45% de los votos obtiene 17
Diputados. Con esos votos en un sistema proporcional la cifra debió ser la misma; cero pérdidas, cero ganancias. RN vuelve a ser el partido del sector más beneficiado con un subsidio de tres escaños.

Desde las parlamentarias del 2001 la correlación electoral de fuerzas al interior de la derecha cambia profundamente. Desde esta elección la UDI  se convierte en el partido más grande del sector y del país. Entre otros, este cambio implica que el gremialismo comienza a beneficiarse con el subsidio que produce la exclusión binominal. De hecho, en esta elección logra el 25,18% de los votos y una representación de 31 diputados. Con esa votación, sus asientos debieron llegar a 30 diputados; es decir, tiene un subsidio de un representante. Por su parte, RN también logra un diputado de subsidio binominal al obtener 18 escaños y el 13,77% de las preferencias.

En el 2005 el subsidio de la UDI llega a seis y el de RN a dos. Beneficio para ambos. El gremialismo con el 22,36% de los votos logra 33 representantes; debiendo sacar, en la lógica binominal 27 escaños. RN con el  14,12% obtiene 19 diputados.

Con las parlamentarias del 2009 se abre un nuevo escenario. Es la primera vez que RN obtiene menos escaños de los que le correspondería en un sistema proporcional. De hecho, con el 17,81% logra 18; debiendo obtener 21. La UDI, obtiene 37 Diputados y el 23,05% de los votos; debiendo, haber tenido una representación de 28 escaños. Un subsidio de nueve.

Los datos muestran que sólo desde las parlamentarias del 2001 la UDI comienza a tener beneficio binominal a nivel de los Diputados. De hecho, en el ’89 tuvo un escaño menos del que le hubiese correspondido con una fórmula proporcional. Luego en el ’93 y en el ’97 no tuvo pérdidas ni beneficios. El subsidio lo inaugura en el 2001 cuando logra un escaño más; luego, ese beneficio político-electoral sube a seis en el 2005 y a nueve en la última parlamentarias.

Si el análisis lo hacemos en el largo plazo vemos que el subsidio de la UDI llega a 15 Diputados y el de RN a 19. Sólo en las dos últimas elecciones ha sido la UDI el partido de la derecha más beneficiado. Incluso, en el largo plazo –seis elecciones- fue la DC el partido que más subsidio binominal tuvo a nivel de los diputados.

Cada partido tiene razones para cambiar el binominal. La UDI se opone hoy al cambio. De hecho, es el único partido que no ve con buenos ojos esa modificación. ¿Por qué?

Surge la hipótesis de que en términos de cálculo político se beneficia con el sistema. Hemos visto que a nivel de los diputados no ha sido un partido que haya disfrutado del subsidio electoral; sólo en las dos últimas elecciones se ha convertido en el más beneficiado. Sin embargo, a nivel senatorial ha sido un partido que siempre ha tenido subsidio.  Y con otra fórmula electoral el partido se debilita. No quieren perder esa posición; que no sólo les da peso político-parlamentario, sino también fuerza negociadora y “poder de veto” al interior del oficialismo.

El cálculo político también prima cuando se analiza a nivel del pacto. En ese contexto los subsidios para el sector –“derecha”- han sido considerables a nivel de los diputados y del senado. Por ello, el peso del sector en el parlamento se vería debilitado. En una fórmula proporcional se debilita el pacto y la UDI. No sólo hay pérdida de escaños, sino también se debilitan los impulsos para mantener la actual “política de alianzas”.

En segundo lugar, esta la tesis –muy difundida en la UDI- de que el binominal genera un cuadro político dominado por dos fuerzas; un bipartidismo de pacto y/o de partidos. En ese escenario, las fuerzas políticas están obligadas no sólo a buscar acuerdos para generar gobernabilidad, sino también a formar parte de una muy rígida política de alianzas que contribuye a consolidar el “empate artificial” que genera el binominal. La UDI esta cómoda con el binominalismo por razones de “cálculo político”  e “ideológicas”.

A su vez, RN necesita crecer y en este esquema electoral esta anulado. Necesita, un sistema proporcional que, además, genere las condiciones para una nueva y flexible política de alianzas. Por ello, los liberales de la nueva generación son los más interesados en que la reforma electoral avance; pero, ¿tendrán el coraje para entregar los votos en esta legislatura y cambiar el sistema electoral?

——

Foto: José María Moreno / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores