#Política

La teoría del todo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Ad portas de vivir un proceso constituyente, como no hay registros en nuestra historia republicana, resulta pertinente preguntarnos, qué esperamos de una nueva Constitución, qué expectativas tenemos puestas en ella, qué necesitamos que esta regule. En este contexto, y en concordancia con nuestra surrealista pretensión de que la Ley, o la Constitución, puede y debe resolverlo todo, se acumulan a diario definiciones, temáticas, instituciones y un interminable listado de Derechos individuales y colectivos que, en opinión de algún personaje político, o grupo de interés, debe estar en la nueva carta magna que construiremos en los próximos años.


Que sea un marco institucional moderno y flexible que deje espacio para el desarrollo del proceso político natural de una democracia, que enriquezca esa democracia y la fortalezca, no con normas inmutables, sino con principios generales e inspiradores

Si bien es cierto, la neutralidad constitucional no existe más allá de las discusiones académicas, la experiencia de las democracias estables demuestra que las Cartas Fundamentales más exitosas son aquellas que fijan un marco institucional y valórico para el desarrollo de las corrientes políticas que inspiran sucesivos gobiernos que no necesiten refundar todo en cada elección, evitando así casarse con definiciones pétreas que traben el debate político y lo constitucionaliza innecesariamente. La formalmente vigente Constitución de 1980 está en las antípodas de ese ideal, pues es un texto profundamente militante, y confesional, estrictamente apegado al dogma del credo neoliberal impuesto por la dictadura cívico militar y, además, fiel a la tradición nacional, intenta abordar la mayor cantidad de materias posible; regula las Fuerzas Armadas, el Poder Judicial, órganos autónomos y hasta el sistema electoral, en un coherente intento de consagrar en un texto constitucional, la refundación del país que impulsó el régimen dictatorial.

La reacción, casi natural, a esta realidad, es intentar construir una constitución que sea un opuesto completo a la actual, es decir, una Constitución también militante, pero de una ideología que sea un verdadero negativo de la actualmente impuesta, y que, consecuentemente, incorpore la mayor cantidad de materias posibles a objeto de refundar las bases de la institucionalidad completa y grabar a fuego un modelo de desarrollo específico… un error a mi juicio.

Chile lleva décadas entrampado en una eterna discusión constitucional que, crisis social mediante, desemboca finalmente en un proceso constituyente y, al margen del obvio cuestionamiento a la legitimidad de origen de la actual constitución, el debate político en nuestro país ha estado constitucionalizado precisamente porque nos rige, al menos en el papel ahora, una carta fundamental que intenta resolverlo todo y francamente no parece razonable que se cometa el mismo error para perpetuar la discusión constitucional por otras 4 décadas más.

La tentación de querer regular y resolver todo en la Constitución es atractiva, permitiría aceptar las peticiones de un sinnúmero de grupos organizados, o no, que desean incluir sus definiciones en la Carta Fundamental, así, animalistas, ecologistas, agrupaciones de diversidad sexual, organizaciones civiles de múltiples áreas, además por cierto de los actores políticos tradicionales, esperan incluir en la nueva Constitución un interminable listado de definiciones y regular casi todo el ámbito de desarrollo humano y medioambiental, y considerando que nuestra política se ha limitado los últimos años a ser una especie de vocera de la calle, parece probable que se termine cediendo a esas presiones (legítimas por cierto), y acabemos con una Constitución llena de declaraciones de principios, derechos consagrados y, en definitiva, un texto aspiracional y que terminará siendo la semilla de nuevas divisiones e inestabilidades institucionales.

Qué hacer entonces…?

La opción alternativa es pensar en una Constitución que regule los aspectos esenciales de nuestra institucionalidad, nuestro sistema de gobierno y la organización del Estado, pero que no abarque más allá de lo estrictamente indispensable, que no se case con un sistema o modelo económico en particular, que no intente agotar todas las discusiones y fijar por décadas un modelo determinado de desarrollo, sino que sea un marco institucional moderno y flexible que deje espacio para el desarrollo del proceso político natural de una democracia, que enriquezca esa democracia y la fortalezca, no con normas inmutables, sino con principios generales e inspiradores.

Chile necesita oxigenar su sistema político, y para ello debemos ser capaces de construir una estructura institucional acorde al siglo XXI y los desafíos de la democracia moderna, y para ello debemos evitar cometer los mismos errores del pasado y abandonar las falsas tradiciones que nos tienen atrapados en la teoría del todo… del todo o nada.

TAGS: #Democracia #NuevaConstitución Derechos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Es urgente que las autoridades locales se despierten y tomen medidas decisivas. Valparaíso puede y debe convertirse en un faro de desarrollo digital, no solo para Chile, sino para toda América Latina
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Valparaíso: la paradoja del internet más rápido del mundo versus la pobreza y subdesarrollo

Estaremos atentos a lo que resuelva Cooper, si no detecta nada comprometedor en la operación comercial de Sierra Bella, tendrá que archivarla y la municipalidad de Santiago, con paciencia musulmana, tend ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Hubo delito en el episodio de la Clínica Sierra Bella?

Aunque la intervención de la Ministra Toro puede parecer confusa y difícil de entender, detrás del lenguaje críptico hay un mensaje bastante claro respecto del trabajo domestico y las labores de cuidado ...
+VER MÁS
#Política

Entender para debatir. El planteamiento de la Ministra Toro

Entré al cité de calle OIivos (Recoleta) y Payo Grondona, ebrio, me sonrió desde un camarote desde una de las piezas de techo bajo y oloroso. Jorge tenía unos tecitos que humeaban y un libro abierto sob ...
+VER MÁS
#Cultura

Un poeta chileno del siglo XXI cumple 71 años

Popular

Aunque la intervención de la Ministra Toro puede parecer confusa y difícil de entender, detrás del lenguaje críptico hay un mensaje bastante claro respecto del trabajo domestico y las labores de cuidado ...
+VER MÁS
#Política

Entender para debatir. El planteamiento de la Ministra Toro

Entré al cité de calle OIivos (Recoleta) y Payo Grondona, ebrio, me sonrió desde un camarote desde una de las piezas de techo bajo y oloroso. Jorge tenía unos tecitos que humeaban y un libro abierto sob ...
+VER MÁS
#Cultura

Un poeta chileno del siglo XXI cumple 71 años

Es fundamental desarrollar y aplicar planes de ordenamiento territorial que promuevan un crecimiento urbano sostenible, garantizando el acceso equitativo a servicios básicos, protegiendo áreas de valor am ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Desafíos urbanos en Los Lagos: hacia una región sostenible y equitativa

Es urgente que las autoridades locales se despierten y tomen medidas decisivas. Valparaíso puede y debe convertirse en un faro de desarrollo digital, no solo para Chile, sino para toda América Latina
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Valparaíso: la paradoja del internet más rápido del mundo versus la pobreza y subdesarrollo