#Política

La resistencia a los cambios de la élite tercermundista

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Según un reportaje del semanario The Clinic una familia de clase alta puede llegar a gastar en la educación de un hijo, desde kínder a cuarto medio, $ 102 millones. El Estado durante el mismo período invierte en el mejor de los casos $ 8 millones por un niño chileno. En el primer caso, el estudiante sale del colegio con un alto capital cultural, mayor rendimiento académico y a esto se agrega una cartera de contactos que le allanará el camino en su exitosa vida laboral. En el segundo caso, el estudiante egresa de la educación con un bajísimo capital cultural, un rendimiento académico precario y, además, es posible, con una gran cantidad de problemas psicosociales.

En la actualidad somos testigos de la férrea e intransigente defensa que realizan sectores de derecha  del actual modelo educacional de mercado. ¿Por qué la derecha defiende con uñas y dientes un modelo que hace agua por todos lados? Si miramos a países como Finlandia  o Singapur, sociedades punta de lanza en materia educacional, con modelos abiertos, inclusivos e integradores, podemos observar que lo que caracterizó a esos países cuando iniciaron su proceso transformador, fue la capacidad de ponerse de acuerdo en el tipo de educación necesaria para las nuevas generaciones: una educación acorde a las demandas del mundo moderno. Los sectores más conservadores fueron capaces de ceder protagonismo al Estado para que realizara las transformaciones que se requerían en el momento. Hoy estos países destacan por su avanzado capital humano, innovación y producción de conocimiento. Sumado a altos estándares de vida y niveles de ingresos de sus trabajadores.

Una de las peculiaridades de la derecha política en Chile es que no le gustan los cambios. Nuestra élite latifundista y rentista, es temerosa de cualquier transformación que pueda significar disminución de la poderosa influencia que ejercen en las decisiones del país. Le cuesta la democracia, le cuesta la idea que el país debe construirse de acuerdo a las decisiones de la mayoría. Le gusta  más la idea del país como  latifundio, compuesto por peones al servicio de ella.  Y al momento de percibir vientos de cambio, difunde su batería de miedos.

Una de las peculiaridades de la derecha política en Chile es que no le gustan los cambios

Sabemos que la clase acomodada chilena nunca ha sido amiga de los libros, del conocimiento, prefiere el látigo y las espuelas. El rodeo simboliza la mirada frente al otro y la fascinación por el uso desmedido de la fuerza. Es conocido, también, por todos que este sector no hizo fortuna produciendo ideas al servicio del progreso, sino dominando grandes extensiones de tierra, explotando recursos naturales, transando en la bolsa y evadiendo impuestos. Todo  bajo el amparo de la ley. Porque la ley la hicieron  ellos y a su medida.

Como señala el economista Manuel Riesco, Chile es sólo un gran coto privado de caza donde unos pocos se apropiaron del país a expensas de recursos que pertenecen a todos. Y precisamente son esos privilegios los que no quiere perder la élite.

En un siglo de cambios vertiginosos, la élite económica chilena, se resiste a asumir que en la educación está la clave del desarrollo. El siglo XXI  requiere sociedades que tengan como base de crecimiento la producción de saberes e innovación, por consiguiente, la educación debe ir en esa dirección: formar personas con altos  niveles de confianza en sí mismas, autónomas, autodidactas y que contribuyan a esta idea de progreso. Y precisamente eso es lo que quiere evitar: que nuestro país de ese gran salto. Pues una sociedad con esas características se convierte en una sociedad muy difícil de manipular.

Por estos días la derecha anda saltona, incluso han usado a un sector de la clase media (bastante pocos, por lo demás) para salir a las calles a protestar en contra de los cambios.  Saben que el talento y las capacidades no tienen domicilio social, ni económico y que si estos se potencian en las nuevas generaciones en un futuro mediano perderán protagonismo y Chile dejará de ser el gran coto de caza del que siempre han usufructuado.

TAGS: #Reforma Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

02 de septiembre

La derecha duopólica que nos viene gobernando desde hace más de cuatro décadas no puede dar el brazo a torcer en relación a una profunda y radical reforma en el sistema educativo. No le es posible porque una educación planteada en esos términos reafirma la idea de los trabajadores entendidos como ciudadanos con derechos genuinos y no solo formales, autónomos, autodidactas, técnicos, profesionales, solidarios y comprometidos con el bienestar común, lo cual definitivamente atenta contra la dictadura del capital que ella sostienen en propio provecho.

La élite, ese par de familias que son las dueñas de nuestros recursos, esfuerzo, trabajo y vidas, del país en su conjunto finalmente, por lo mismo es conservadora y en ese sentido luchará contra cualquier cambio que altere esta situación política, social, económica y cultural que le favorece sobremanera. El problema no es que sean la minoría sino que sus intereses son contrarios a las necesidades de la mayor parte de la población. Y una de las urgencias a resolver para que Chile recupere su democracia es precisamente la construcción de un sistema educativo público, de calidad y no segregacionista, como en general lo exigen nuestros estudiantes.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?