#Política

La marcha de todas las marchas: Cuidado con las interpretaciones

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La autoridad debe ser ejercida con sabiduría, es lo que se espera de una segunda administración de la Presidente Bachelet y ello implica que no necesariamente se debe realizar una lectura lineal entre movilización social y la gestión de gobierno, la que se encuentra desde lo político sustentada por el programa de gobierno.

Asumido el nuevo gobierno lo que corresponde es ejecutar el programa por el cual fueron electos y como es sabido, ello involucra una serie de acciones que permitirán al ejecutivo avanzar en el diseño de las diferentes leyes que deben concretar los tres ejes comprometidos: reformas políticas (nueva constitución), educación (calidad y gratuidad en todas sus expresiones) y reforma tributaria. Junto con eso, otro significativo número de acciones – leyes orientadas a los temas de salud, energía, medio ambiente, pueblos originarios, entre otros, que debiesen avanzar para derrotar al único adversario que tiene Chile, según dijo la nueva Presidenta en su discurso de instalación en La Moneda, la desigualdad.

Las señales desde lo mediático – político apuntan a no perder un solo segundo en la gestión de estas acciones, por lo menos así lo indicó Álvaro Elizalde, vocero de gobierno, como el envío del primer proyecto de Ley referido al bono marzo, permanente en el tiempo.

Como es sabido la conformación de gobierno, junto con lo anterior, exige ocupar todas las plazas a lo largo del aparato del Estado, cuestión que no siempre es tan rápida, sin perjuicio de los mayores grados de experiencia y sensibilidad que se pueda tener. No sólo los jefes de servicio de confianza política, sino que también los asesores y profesionales, tienen que afiatarse prontamente para gestionar la tarea.

En este sentido, queda observar la instalación – gestión de los gobiernos subnacionales – regionales, que se inauguran bajo una modalidad legal diferente, no sólo por la elección directa de los consejeros regionales, sino que también por las nuevas funciones que tienen. El recambio de consejeros fue significativo. La acción del gobierno nacional ciertamente es fecunda en la medida que los niveles subnacionales tienen capacidad de gestionar agendas regionales de desarrollo, las que a su vez se optimizan con la buena coordinación local – municipal.

En fin, estas y otras circunstancias de gestión son las que con sentido de urgencia se deben concretar para activar el programa. Ello ya es complejo y por lo tanto es interesante detenerse en la afirmación que realiza la Presidenta respecto de lo que se viene, cuando de movilizaciones sociales se refiere.

La autoridad debe ser ejercida con sabiduría, es lo que se espera de una segunda administración de la Presidente Bachelet y ello implica que no necesariamente se debe realizar una lectura lineal entre movilización social y la gestión de gobierno, la que se encuentra desde lo político sustentada por el programa de gobierno.

No hay que perder de vista que la sociedad chilena tiene altos grados de desafección con el sistema político, esta circunstancia, y sin ánimo de colocar en tela de juicio la significativa legitimidad política del actual gobierno, se corrobora con los altos niveles de abstención que se lograron en las últimas elecciones. Pareciera ser que el abstencionismo en un porcentaje importante estaría circunscrito en aquellas expresiones ciudadanas que no votaron y que tienen expresiones geográfico-público a lo largo del país, denominadas calles.

En esa línea, estos movimientos, esta ciudadanía, esta geografía de la multitud, ¿está debidamente representada por la letra del programa?, sí así lo estuviera, ¿estarán de acuerdo con los tonos, direcciones y mecanismos que utilizará el gobierno para la toma de decisión?

Las anteriores preguntas parecen pertinentes dado el comportamiento que ha mostrado el movimiento social y  la geografía de la multitud, que se enmarca no sólo en una lógica de empoderamiento, esto es querer participar en la toma de decisiiones, sino que además en altos grados de desconfianza que permiten instalar la sospecha estructural, dando posibilidad a las ideas – acción’ de control, juicio y obstrucción, propias del sistema de contrademocracia que plantea Rosanvallón.

No basta con poner el acento en la necesidad de resolver los problemas, con tal o cual matiz, ya que hoy se ponen en tensión los matices, los alcances y mecanismos para resolver los problemas. No basta con indicar que hay que derrotar al único gran adversario, que es la desigualdad, ni medir el éxito de esta convocatoria en términos de números de manifestantes; lo que parece importante es que las relaciones lineales pueden llevar a equívoco. Pueden servir para un público, pero no necesariamente para enfrentar, gestionar, dialogar adecuadamente con estas expresiones ciudadanas, que cuando se es oposición se gestionan, promueven y defienden, pero cuando se es gobierno, la cuestión es siempre más compleja en el logro de su relación.

Finalizando esta opinión, se tiene un gobierno nacional y regional en instalación, sin tiempo y con las señales de trabajo que aquí se han consignado, más otras. Por otra parte, se encuentra ad portas una primera convocatoria a manifestarse, denominada  “la marcha de las marchas”, que no necesariamente se viene a presentar como apoyadora a priori,  del programa de gobierno de la Nueva Mayoría, liderada por la Presidenta, donde esta última establece una relación de linealidad entre los manifestantes y el programa que comienza a gestionar.

En esta relación entre gobierno y sociedad civil queda ver cómo operará la Nueva Mayoría, que debe actuar ahora como telón de fondo, no sólo desde lo electoral, sino que también desde lo político, hecho que exige tiempo en todas la expresiones del sistema político: congreso, aparato del Estado, gobiernos regionales, las expresiones internacionales (Venezuela, presenta un buen ejercicio para ver cómo la nueva coalición reacciona).

Pues bien, ello mismo debe estar referido a cómo operará con las movilizaciones. Junto con la frase de “estar con un pie en el parlamento y en la calle con el otro”, que han popularizado sobre todo los nuevos representantes políticos de la cámara de diputados provenientes del movimiento estudiantil, es relevante observar cómo las diferentes doctrinas políticas de la Nueva Mayoría se encuentran en un marco de negociación, pragmático o doctrinario y de qué manera se proyectarán.

——-

Imagen: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

Ojalá podamos retomar la escuela y todas las clases presenciales pero, pensemos bien. No somos los mismos, no podemos ser los mismos, nuestros niños y niñas son diferentes y tenemos que hacernos cargo de ...
+VER MÁS
#Educación

Los niños de la pandemia ¿Qué haremos en las aulas?

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

Las naciones que prosperan brindan derechos personales, nutrición y atención médica básica, sostenibilidad del ecosistema y acceso a educación avanzada, entre otros bienes
+VER MÁS
#Economía

Indice de progreso social

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza