#Política

La izquierda y el proceso constituyente: ni fraude ni fatalidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Pocos temas han generado más polémica en la discusión política actual sobre el proceso constituyente convocado por el Gobierno para alcanzar una nueva Carta Fundamental. La izquierda no ha estado ajena a este debate arribando a diversas hipótesis, algunas extremadas y otras intermedias, inclusive muchas de ellas contrapuestas entre sí. En definitiva, se trata de un debate de actualidad enmarcado en un momento constituyente originado por variados factores, pero que también se relaciona de forma problemática con nuestras últimas cuatro décadas de historia política.


Debemos escapar a la lectura tanto negadora como embellecedora del proceso constituyente y plantear una interpretación que asuma que éste implica tanto avances y oportunidades como retrocesos y contradicciones para una izquierda que debe levantar como línea política del período la conquista de una asamblea constituyente.

En términos muy generales podemos resumir la discusión de esta materia en dos enfoques muy difundidos en la izquierda. Por un lado, la tesis del fraude, vale decir aquella mirada que intenta explicar el proyecto constituyente como un simple engaño de la Nueva Mayoría, del que algún día despertaremos para descubrir la verdad que algunos ya conocen por no haber sido “coaptados”. Se trata de una mirada iluminista, moralizante y subestimadora del pueblo, que puede ser útil en ciertos ámbitos intelectuales, pero que es absolutamente impotente para la construcción política.

Por otro lado, aparece la tesis de la fatalidad, la cual asume este proceso simplemente como lo que pudo ser (“en la medida de lo posible”, a decir de Patricio Aylwin). Esta mirada reduce la política a la acción “desde arriba”, por lo que considera este proceso constituyente como una concesión graciosa de Bachelet, sin tener en cuenta los movimientos sociales que lo hicieron posible. Se trata también de una forma de subestimación del pueblo, pero no ya en su capacidad de comprensión como hace la primera visión, sino en su potencialidad como sujeto de transformación.

No descubrimos nada si señalamos que en el desarrollo de todo este proceso existen elementos que tomados aisladamente permiten sostener cualquiera de estas dos actitudes que han impregnado a buena parte de la izquierda. Sin embargo, debemos escapar a toda lectura tanto negadora como embellecedora del proceso constituyente y plantear una interpretación que asuma que éste implica tanto avances y oportunidades como retrocesos y contradicciones para una izquierda que debe levantar como línea política del período la conquista de una asamblea constituyente.

TAGS: #NuevaConstitución #ProcesoConstituyente Izquierda

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia