#Política

La izquierda y el proceso constituyente: ni fraude ni fatalidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Pocos temas han generado más polémica en la discusión política actual sobre el proceso constituyente convocado por el Gobierno para alcanzar una nueva Carta Fundamental. La izquierda no ha estado ajena a este debate arribando a diversas hipótesis, algunas extremadas y otras intermedias, inclusive muchas de ellas contrapuestas entre sí. En definitiva, se trata de un debate de actualidad enmarcado en un momento constituyente originado por variados factores, pero que también se relaciona de forma problemática con nuestras últimas cuatro décadas de historia política.


Debemos escapar a la lectura tanto negadora como embellecedora del proceso constituyente y plantear una interpretación que asuma que éste implica tanto avances y oportunidades como retrocesos y contradicciones para una izquierda que debe levantar como línea política del período la conquista de una asamblea constituyente.

En términos muy generales podemos resumir la discusión de esta materia en dos enfoques muy difundidos en la izquierda. Por un lado, la tesis del fraude, vale decir aquella mirada que intenta explicar el proyecto constituyente como un simple engaño de la Nueva Mayoría, del que algún día despertaremos para descubrir la verdad que algunos ya conocen por no haber sido “coaptados”. Se trata de una mirada iluminista, moralizante y subestimadora del pueblo, que puede ser útil en ciertos ámbitos intelectuales, pero que es absolutamente impotente para la construcción política.

Por otro lado, aparece la tesis de la fatalidad, la cual asume este proceso simplemente como lo que pudo ser (“en la medida de lo posible”, a decir de Patricio Aylwin). Esta mirada reduce la política a la acción “desde arriba”, por lo que considera este proceso constituyente como una concesión graciosa de Bachelet, sin tener en cuenta los movimientos sociales que lo hicieron posible. Se trata también de una forma de subestimación del pueblo, pero no ya en su capacidad de comprensión como hace la primera visión, sino en su potencialidad como sujeto de transformación.

No descubrimos nada si señalamos que en el desarrollo de todo este proceso existen elementos que tomados aisladamente permiten sostener cualquiera de estas dos actitudes que han impregnado a buena parte de la izquierda. Sin embargo, debemos escapar a toda lectura tanto negadora como embellecedora del proceso constituyente y plantear una interpretación que asuma que éste implica tanto avances y oportunidades como retrocesos y contradicciones para una izquierda que debe levantar como línea política del período la conquista de una asamblea constituyente.

TAGS: #NuevaConstitución #ProcesoConstituyente Izquierda

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

En poco tiempo de mandato, el gobierno viene acumulando una cadena interminable de errores que hasta sobrepasa las peores previsiones que se tenían sobre él
+VER MÁS
#Internacional

Un país movilizado contra la barbarie

Los Recursos Educativos Abiertos aparecen como una oportunidad para democratizar la educación en Chile, entregar calidad en los procesos de enseñanza y aprendizaje, ampliar la cobertura de contenidos de a ...
+VER MÁS
#Educación

Recursos Abiertos Educativos: un lugar para el aprendizaje inclusivo

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles