#Política

La industria de la fe

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Durante siglos, tal vez miles de años, las religiones (hay 5.900 hoy y se calculan en 10.000 las pasadas) han sido mediante su institucionalización, o sea las iglesias, una herramienta del poder. La religión es política; una herramienta ideológica formidable de control y sumisión social al establishment de todos los tiempos. Su capacidad para adaptarse y reinventarse según las condiciones sociales de cada época y sociedad, no tiene parangón entre los constructos culturales creados por el hombre.


Una vez más, es la sociedad civil la que debe hacerse cargo de defender sus derechos y profundizar la democracia hacia una sociedad laica, libre y pluralista.

La globalización y la mundialización de la economía de libre mercado, le está dando una nueva oportunidad de desarrollo e impulso que pocos imaginaban hace solo unas pocas décadas. En esto, además ha colaborado la desintegración de los socialismos reales y sobre todo el declive y anemia perniciosa de las izquierdas de todo el mundo, cuyo proyecto de una nueva sociedad que estableciera en la tierra el reino de los cielos, se esfumó del imaginario colectivo.

En efecto, si hay auténticos emprendedores y nuevas empresas es en la industria de la fe. El producto que ofrecen (a través de miles de marcas de Dios) es el más anhelado por los humanos: la salvación, la superación de la muerte, la vida eterna, la aceptación de los sufrimientos e injusticias terrenales. El mercado: todos los habitantes de la tierra; es el más amplio que se conozca para la relación oferta/demanda. Para acceder al producto no se necesita educación especial, ni conocimientos, ni dinero, posición social ni linaje; bastar decir: sí, creo.

El desprestigio de las grandes marcas, las iglesias tradicionales, ha permitido junto con las facilidades que los Estados dan a la creación de nuevas iglesias, la proliferación de todo tipo de credos, nacionales e importados. Una vez constituidos, comienzan rápidamente hacer dinero con los feligreses, comprando templos, inmuebles, espacios radiales y televisivos, colegios y cementerios. El paso siguiente es la política. Allí han dominado por siglos los políticos de las iglesias tradicionales, pero ahora comienzan a tener como competidores unos sujetos torvos, con un posicionamiento agresivo y diferenciador. Tal es el caso de Brasil, donde la ‘bancada evangélica’ comienza a arrinconar al gobierno de Dilma Rousseff exigiendo la regresión en libertades civiles logradas a través de muchos años por la sociedad laica.

El debilitamiento de los Estados y la entrega al mercado de lo que antes eran políticas públicas, incluye comprometidamente a la industria de la fe. Allí donde hay ausencia de Estado surgen como hongos los fanáticos y fundamentalistas religiosos. Ejemplo palmario es el EI en Siria y Boko Haram en Nigeria.

¿Y en Chile? No esperemos nada de nuestra derecha, miope y enfangada en sus impúdicos negocios que ha sido por siempre su única vocación. Pero ¿y la izquierda? ¿Qué hace la izquierda? Socialistas, comunistas, están en otra. Estos temas no existen para ellos, habitan en otras esferas. Una vez más, es la sociedad civil la que debe hacerse cargo de defender sus derechos y profundizar la democracia hacia una sociedad laica, libre y pluralista.

TAGS: #PolíticasPúblicas Mercado Religión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Ricardo

10 de diciembre

Como siempre, claro y preciso, eres un guru, ” No te mueras nunca”

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad