#Política

La historia de lo no sucedido

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La reflexión que se hace desde diferentes sectores de la ciudadanía, de los grupos y partidos políticos son coincidentes en que este año debiera ser difícil social y políticamente hablando. En el por qué de esta afirmación, hay diferencias de expectativas y percepciones distintas.

Me inclino a pensar que la diferencia entre un grupo y otro, fundamentalmente radica en la forma como se entiende que estamos frente a un proceso global de cambios y de significaciones. Que los supuestos valores tradicionales, que han cimentado la democracia en nuestro país y en gran parte del mundo, están cambiando profunda y rápidamente de significación y contenido.
 
Se está percibiendo de una manera distinta el tema de los derechos fundamentales en una sociedad en la cual, se están resquebrajando modelos y conceptos que fueron tradicionales. Ya no es fácil sostener que la democracia funciona con legitimidad, con exclusiones raciales, religiosas, sexuales, culturales como todavía sucede. Por supuesto, a manera de ejemplo, sigue habiendo racistas confesos, aunque piden disculpas; sigue habiendo formas de fe excluyentes, manejando las ideas del bien y del mal, a partir de una dogmática que a muchos se les hace insostenible; aunque ya por decreto se haya eliminado el limbo, se acepte que la tierra gira alrededor del sol y que la llegada al cielo no es un pasaporte que pueda otorgar una sola confesión religiosa en exclusividad.
 
También se percibe que todos los valores políticos y sociales, y por lo tanto las diferentes alternativas de los modelos democráticos, que tienen que ver con los derechos fundamentales de la persona, no pueden estar condicionados o al servicio del éxito de los modelos económicos. Es decir una democracia y una sociedad al servicio de la creación de riquezas y por lo tanto al servicio de lo que en definitiva constituye el poder real en el mundo contemporáneo. La convicción de muchos humanistas de diferente cuño va exactamente por la vía contraria: la creación de un modelo económico, al servicio de un nuevo modelo democrático y no una democracia mutilada para servir al poder económico.
 
El problema detonado en Aysén es un ejemplo de lo que decimos. Una situación social, política y económica que quiere manejarse desde las esferas de gobierno a través de un concepto autoritario de la ley y el poder. No hay capacidad para bajar a entender el respeto a la dignidad humana y solo se pretende imponer un criterio de gobierno y de política con rasgos claramente autoritarios. Se desconoce en definitiva, que el poder real es de la ciudadanía.
 
En el mundo, en la actual situación histórica, hay un rechazo a un modelo ético y político, que se fundamenta en la conquista del poder económico, y por lo tanto pone al servicio de ese poder, las fuerzas vivas de los seres humanos, que son obligados a participar de esa estrategia.  Por lo tanto se explican claramente, la presencia de dos polos que se confrontan: los que buscan una sociedad nueva, con un desarrollo de lo humano, de sus derechos y de sus deberes, en un proceso nuevo de humanización y democracia, versus los que creen, o nos quieren hacer creer, que el tema se resuelve sólo con mas creación de riqueza y una mejor distribución.  
 
Preocupa de alguna manera que muchos aún perciban que el tema de la educación es fundamentalmente una cuestión económica: ampliación de los accesos a la universidad, mayor responsabilidad del Estado, con mejores financiamientos; gratuidad en lo posible y otros beneficios indudablemente importantes, que tienen que ver con las oportunidades reales. Pero no está – al menos mayoritariamente – la discusión sobre el tipo de educación que queremos, para el país que queremos, para una nueva sociedad mas humanizada. Qué Escuela queremos tener, qué Universidad queremos tener y para qué país.
 
En esta última percepción, de alguna manera, coinciden los conservadores de izquierda, de centro y de derecha. Los que no tienen la flexibilidad para pensar en la posibilidad de un proyecto-país, que apunte en la dirección correcta, de lo que perciben las grandes mayorías ciudadanas. Y que no obedecen necesariamente a la estructura de un pensamiento partidario. 
 
Estamos frente a una gran posibilidad, de pensar creativamente desde los partidos, desde la ciudadanía, desde las instituciones públicas y privadas, desde todo lugar en que se encuentre el ser humano en alguna forma de organización, en un proyecto nuevo. Coherentemente histórico, racionalmente político, pero profundamente humano, en una nueva sociedad, en un nuevo país que de respuestas a las inquietudes de una ciudadanía nueva, en un sistema, que como el actual, de alguna manera se despedaza y comienza a desmoronarse. A veces silenciosamente, otras con mayor ruido pero que son los síntomas del agotamiento de una forma de concebir la sociedad.
 
Estamos entrando a una etapa en que la historia será definida por la calidad del ser humano que emerge y no por las formas como se llenan las arcas de un sistema, que sin duda (y solo mirando alrededor de nuestro mundo), se derrumba dramáticamente, pero que también engendra expectativas que nos hacen mirar el futuro con esperanzas.
 
* Luis Pacheco es director de la Escuela de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?