#Política

La guerra de las drogas en Chile

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En la contradicción esencial de las políticas de drogas actuales, entre la demanda de drogas por una parte significativa de la población y una oferta ilícita dispuesta a satisfacerla, está el origen la violencia que marca el mundo de las drogas.

Dos componente caracterizan a la guerra de las drogas: la sobre criminalización de los usuarios y la corrupción de las fuerza policiales y del poder judicial. Estos aspectos indeseados de la actual política de drogas, han sido recogidos como argumentos para proponer regularizar el consumo y la provisión de drogas por el reciente informe de la OEA a los presidentes de las Américas.

La sobre criminalización de los usuarios de drogas está claramente documentada con  los 85.000 detenidos al año por infracciones a la ley de drogas, más de cuatro veces los 20.000 detenidos que había al promulgarse en 2005 la Ley 20.000, de los cuales 74.000 son llevados a los tribunales de justicia, entre estos 55.000 por porte y consumo de drogas. Varias veces más que la capacidad de atender  personas que tienen problemas con las drogas. Esto ha sido denunciado por diversas organizaciones y la Iglesia Católica entre otros por el capellán del Hogar de Cristo padre Pablo Walker

Sobre la corrupción de los agentes encargados de perseguir el narcotráfico ya tenemos señales preocupantes en el país. Que un mayor, un capitán, dos sargentos y dos informantes del OS7 de Carabineros de Arica hayan sido formalizados en estos días por tráfico ilícito de drogas debido a incautaciones ilegales y entregas vigiladas fraudulentas, son  hechos típicos de “quitadas” o “mejicanadas” de drogas. A aquellos hechos se agrega que en octubre del año pasado fueron imputados diez detectives de la PDI pertenecientes a la BICRIM de Pudahuel. Los involucrados son tres subcomisarios, un inspector, dos subinspectores, tres detectives y un asistente policial, que organizaban allanamientos para realizar quitadas de drogas, además de extorsionar a personas inculpadas para que entregaran información de narcotraficantes. Sus cargos son por allanamientos ilegales, obstrucción a la investigación y apremios ilegítimos.

Los narcotraficantes aceptan que sus drogas sean incautadas y ellos  puestos a disposición de la justicia como parte de los costos operativos de su negocio ilícito, pero lo que no están dispuestos a aceptar es que las fuerzas del orden les quiten las drogas y sus ganancias, los torturen, secuestren a sus parientes o asociados para obtener información y exigirles recates y pagos por su libertad, sobre todo que la droga incautada aparezca como competencia desleal en los mercados ilícitos. En esos caso ellos desatan toda la violencia que pueden organizar y financiar: esa es la  esencia de la guerra de las drogas. Como es sabido tanto en Colombia, como en México y Centroamérica la mayor parte de las víctimas de esas guerras no son ni policías ni narcotraficantes, son sus parientes, relacionados o allegados, personas que estaban en el lugar inadecuado, simples testigos casuales, pasajeros o peatones, clientes de un local atacado, etc., cuando no periodistas o estudiosos del tema.

Es obvio que se necesita un mejor control interno de las fuerzas policiales para evitar su corrupción, pero en la contradicción esencial de las políticas de drogas actuales, entre la demanda de drogas por una parte significativa de la población y una oferta ilícita dispuesta a satisfacerla, está el origen la violencia que marca el mundo de las drogas. Lo que tenemos aquí es una demanda por drogas ansiolíticas en una sociedad ansiógena,  no solo por motivos  “viciosos”, también por  razones “médicas”, de salud mental, o simplemente para sobrellevar el cansancio o el dolor de la vida cotidiana, mientras por otra se trata de controlar la oferta mediante el control penal, que si bien es el uso lícito de la violencia, siempre tendrá otra violencia dispuesta a confrontarla si el negocio está asegurado por una creciente demanda social. Bien sabemos que el sistema penal no sirve para controlar costumbres que no afectan ningún derecho de terceros. Eso pasó con el adulterio, la homosexualidad, las relaciones sexuales prematrimoniales, el consumo de café, tabaco o de alcohol.

————

Imagen

TAGS: #Legalización #Marihuana Drogas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Carlos

05 de diciembre

Opinión. Sesgada, lo bueno es malo y lo malo ahora es bueno????

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no