#Política

La farándula del Joker

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Uno de los más elevados costos de la modernización capitalista, sumado a la ignominiosa desigualdad que ésta conlleva, es la delincuencia. Y que expone a toda democracia a enfrentar los más incómodos dilemas ético-políticos, más aún frente a una impaciente ciudanía que demanda del gobierno del Estado la mayor seguridad para su resguardo, al precio de sacrificar un ámbito importante de su libertad personal.


Mientras la farándula del Joker nos mantiene intrigados frente a las pantallas, autoridades del Estado como el gobierno, el congreso, la fiscalía y los tribunales de justicia, continúan pisoteándose los talones al precio de aumentar la impaciencia ciudadana

Una sociedad de mercado como la del Chile de las últimas décadas, se ha caracterizado por una creciente oferta de bienes de consumo, donde a mayor aspiración de los demandantes para adquirirlos, mayor es la frustración cuando ellos no logran ser obtenidos lícitamente. Frustración que acontece en todos los niveles socioeconómicos, desde los más indigentes a los más privilegiados.

Y en medio de esta transversal frustración, son cada vez más aquellos que se ven en la “necesidad” de recurrir a medios ilícitos o delictuales para satisfacer sus aspiraciones consumistas. Sobre todo, tratándose de sujetos provenientes de estratos medios, que por uno u otro motivo han sido o se han visto desplazados de la fuerza laboral y, por ende, de la oportunidad de satisfacer legalmente sus ambicionados bienes de consumo: automóviles todo terreno, ropas de marca, zapatillas de algún futbolista famoso, relojes de metales preciosos, fragantes perfumes de alto costo, televisores de alta tecnología, juegos tridimensionales, entre muchos otros.

En suma, la expansión del Joker, ese aterrador personaje de Batman que emerge de su propia frustración, bajo un entorno social que le ha sido canalla, es transversal a todos los niveles sociales. La delincuencia ya dejó de ser un problema vinculado exclusivamente a la pobreza y la marginalidad.

Hoy la delincuencia, pero sobre todo el crimen organizado, más bien se asocia a lo que Gilles Lipovetsky denomina “la estetización del mundo”, ese fetichismo estético subyacente en la globalización de los bienes de consumo, que perfectamente puede incluir a los medios de comisión que el delincuente profesional escoge para actuar. Mientras más ráfaga de fuego y más policías asesinados, más “viral” es la actuación.

Sin embargo, la impaciencia de la sociedad por su justificado temor a los actos perpetrados por este payaso armado, que parece no reconocer límites, sumado a la inoperancia de las instituciones del Estado por ponerle freno, han sido el caldo de cultivo para la emergencia de políticos faranduleros que, con pretensiones de comisionado Gordon, aplican soluciones simplistas e ineficaces (desde la óptica de los delitos perseguidos), pero que mediáticamente consiguen la glorificación popular (y la de algún columnista intelectual), y así logran dotar su legitimidad frente a los habitantes del territorio que dicen representar.

A esto se añade el fulminante bombardeo de los medios de comunicación social a través de lo que Agustín Squella denomina “la cadena nacional de la delincuencia”. Lo que potencia aún más la sensación de pavor ante la posibilidad de ser objeto de un asalto, un asesinato o un disparo casual.

Y mientras la farándula del Joker nos mantiene intrigados frente a las pantallas, autoridades del Estado como el gobierno, el congreso, la fiscalía y los tribunales de justicia, continúan pisoteándose los talones al precio de aumentar la impaciencia ciudadana.

¿Qué hacer? ¿Conformarnos con el efectismo ineficaz de esta ciudad gótica “farandulizada” y esperar que los ciudadanos hagan justicia por sus manos propias ante la ausencia de un Batman que los socorra?

Por ello, no basta con que las autoridades del Estado proporcionen “buenas señales”. Eso tal vez fue válido en los primeros años del retorno a la democracia, cuando la delincuencia no pasaba de ser un “lumpen proletariado”. Hoy, en cambio, la privatización de la vida ha permitido toda clase de gobernantes en su propio feudo, y el crimen organizado es uno de ellos, el que mayor peligro encierra cuando se convierte en un poder fáctico-mediático que nos gobierna en paralelo.

De ahí la necesidad de que el gobierno y el congreso evalúen la propuesta del nuevo fiscal nacional de crear, por ley, una fiscalía “transregional”, que a nivel nacional se dedique a la exclusiva investigación y persecución del crimen organizado, de modo que las instituciones policiales sirvan de apoyo directo a sus fiscales responsables.

Tal vez esta propuesta no satisfaga las expectativas de un Batman, pero al menos le brindaría mayores posibilidades a un fiscal Harvey Dent para combatir al Joker con mayor eficiencia y eficacia, lo comparamos con las “soluciones” que practican los faranduleros de la política, animados por el bombardeo sensacionalista.

TAGS: #Delincuencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

los propietarios podrán ejercer las acciones judiciales respectivas, exigiendo una justa indemnización, en contra de esa municipalidad por haber otorgado un permiso contrario a derecho y en contra del fon ...
+VER MÁS
#Ciudad

Los socavones en las dunas afectaron a edificios ilegales

En un contexto en que los discursos de odio van en aumento y continúan marcando aún más las desigualdades de nuestra sociedad, es de suma urgencia que Chile avance en esta materia, de lo contrario las co ...
+VER MÁS
#Justicia

Aprobar la reforma a la Ley Antidiscriminación puede salvar vidas

Estamos hablando de candidatos vencedores cuya cuna de independencia está enquistada racional y afectivamente a colectividades partidarias tradicionales (...) que decidieron dejar el carné de lado del partido
+VER MÁS
#Política

Primarias partidarias e independientes

La finalidad reeducativa y reintegradora de la pena debe ocupar un lugar central en la recuperación del recluso para la sociedad, que favorezca las condiciones para consolidar en este el respeto por las re ...
+VER MÁS
#Justicia

Rescate y reinserción social

Popular

Un Estado laico tiene la obligación de separar las creencias religiosas de las leyes, en el entendido que, las creencias son asuntos personales y de ciertos grupos que no representan a toda la sociedad, en ...
+VER MÁS
#Política

En un Estado laico legalizar el aborto y eutanasia es obligación

Se requiere, entonces, hoy más que nunca, la prudencia y sensatez del liderazgo político. No el griterío o altisonancia, de una minoría incondicional, sino la voz tranquila y con peso, de las grandes ma ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ecos de la cuenta

¿Porqué la molestia de tal diario? Debido a que se acordó incorporar nuevas inversiones que habrían obligado a retrasar la presentación de las ofertas, pero sin mencionar que esas obras tienen como obj ...
+VER MÁS
#Ciudad

A propósito de una autopista, se le aclara al diario El Mercurio

La seguridad pública y la justicia no solo se logran con la represión del delito sino también con prevención y la protección de los derechos de los ciudadanos
+VER MÁS
#Justicia

Cuenta pública 2024: un compromiso en justicia, seguridad social y derechos humanos