#Política

La falacia de una mayor competencia electoral

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Es evidente que son positivas para el país varias de las regulaciones que se establecen en los textos legales, que ordenan el financiamiento a la política; las campañas y el funcionamiento de los partidos. En su conjunto el sistema de partidos requiere de una precisión y límites que terminen con los abusos y posiciones dominantes.


En consecuencia, el discurso de más competencia será solo entre incumbentes, pues los partidos nuevos no tendrán acceso al 80% del financiamiento público. Es decir un partido nuevo- de tres regiones- puede pasar casi 4 años recibiendo solo alrededor de 1 millón de pesos mensuales.

Sin embargo, es bajo estos principios que durante el trámite legislativo se ha escondido un peligroso afán de limitar nuevamente la emergencia y competencia de nuevos actores en el sistema político, como si tuviéramos un binominal 2.0.

En efecto, se aumentan nuevamente las barreras para la creación de nuevos partidos y para la continuidad legal de estos. Ahora, de no obtener un 5% de votación de diputados en a lo menos 3 regiones contiguas o de lo contrario elegir 4 diputados en dos regiones distintas, la colectividad pierde automáticamente su vigencia como partido político, incluso sin la posibilidad de fusionarse con otra tienda. Cuatro diputados para un partido de 3 regiones, al ojo humano parece excesivo.

Lo aún más injusto, por decir lo menos, es la concentración de recursos fiscales que ostentarán los partidos que tienen representación parlamentaria gracias al binominal. Del presupuesto total (6.000 millones de pesos), el 80% se distribuye entre los partidos que tienen representación parlamentaria, en virtud del sistema binominal, según el número de escaños obtenidos. Solo el 20% del presupuesto total es de carácter basal y se prorratea entre todos los partidos, según el número de regiones en las cuales se encuentran inscritos.

En consecuencia, el discurso de más competencia será solo entre incumbentes, pues los partidos nuevos no tendrán acceso al 80% del financiamiento público. Es decir un partido nuevo- de tres regiones- puede pasar casi 4 años recibiendo solo alrededor de 1 millón de pesos mensuales. A dividir entre 15 regiones, solo por no tener una elección a su haber y, más aún, con el fantasma de la disolución. Claramente es una situación muy difícil de soslayar y ciertamente genera una desigualdad y pésimas reglas de competencia electoral.

Una legislación con real voluntad de cambios se hubiese hecho cargo de esta transitoriedad que tendrán que vivir todas aquellas expresiones políticas que deseen insertarse en la vida institucional, menos ellos, que se autoasignaron ese 80% del financiamiento público. ¿Que criterio primó? Usted concluya.

TAGS: #PartidosPolíticos Financiamiento de Campañas financiamiento partidos políticos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
La incontenible codicia de esta elite es la causal del profundo malestar acumulado por el resto de la población, esa que no forma parte de la elite, esa población que paga la fiesta pero que no es invitad ...
+VER MÁS
#Sociedad

La rebelión de [email protected] [email protected]

Nos encontramos en un momento de impolítica, cuando el sistema político no logra acuerdos suficientes y adecuados para asegurar la participación paritaria de las mujeres y los pueblos originarios, entre ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Geografía de la Multitud y el otro orden contra-democrático: hacia nuevo contrato social

La violación de los Derechos Humanos “desordena” en vez de ordenar, atiza el fuego, asume que el orden se impone por terror, mediante el amedrentamiento
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: ¿de qué estamos hablando?

En este tipo de casos no existe una prescripción, es decir, en caso de que efectivamente sea en este contexto no existe un plazo para que la víctima pueda demandar,
+VER MÁS
#Justicia

Demandas al Estado por violaciones a Derechos Humanos, el estallido que se viene

Popular

La incontenible codicia de esta elite es la causal del profundo malestar acumulado por el resto de la población, esa que no forma parte de la elite, esa población que paga la fiesta pero que no es invitad ...
+VER MÁS
#Sociedad

La rebelión de [email protected] [email protected]

Nos encontramos en un momento de impolítica, cuando el sistema político no logra acuerdos suficientes y adecuados para asegurar la participación paritaria de las mujeres y los pueblos originarios, entre ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Geografía de la Multitud y el otro orden contra-democrático: hacia nuevo contrato social

La violación de los Derechos Humanos “desordena” en vez de ordenar, atiza el fuego, asume que el orden se impone por terror, mediante el amedrentamiento
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: ¿de qué estamos hablando?

En este tipo de casos no existe una prescripción, es decir, en caso de que efectivamente sea en este contexto no existe un plazo para que la víctima pueda demandar,
+VER MÁS
#Justicia

Demandas al Estado por violaciones a Derechos Humanos, el estallido que se viene

Popular

Tomémonos las calles con nuestras pañoletas moradas y verdes. Porque juntas somos más fuertes. Porque, como dice Rebeca Lane “Yo no elegí la guerra pero nací guerrera”
+VER MÁS
#Género

Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía

¿No sabían quién era? ¿No habían leído sus columnas? ¿No han visto sus intervenciones en otros programas de televisión? Era extraño. Estaban todos muy escandalizados de algo que era evidente que pa ...
+VER MÁS
#Política

El evitable show de Hermógenes en Bienvenidos

Vivimos en un país que no aprecia la ciencia, ya que el gobierno la ajusta y le corta las aristas necesarias para que esta funcionen en su realidad ficticia, lo que convierte a Chile en un país que no cre ...
+VER MÁS
#Ciencia

Las ciencias chilenas bajo un régimen de Procrustes

El escándalo, el grito, las marchas y la represión muestran la verdad dura de una sociedad que se quiso domesticar y mantener en la conformidad de la aceptación y del silencio.
+VER MÁS
#Sociedad

Estallido social en Chile: El infierno de la desigualdad