#Política

La derecha chilena y el neo-despotismo ilustrado

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Luego de una espera de dos décadas y tres derrotas electorales seguidas, la derecha regresó a la Moneda para manejar los hilos del país. Si bien, en general este Gobierno bien podría considerarse un quinto periodo de la Concertación, la resistencia transversal que existe hacia la gestión de Sebastián Piñera nos lleva inevitablemente a cuestionar el modelo que con tanta dificultad intenta imponer la derecha chilena.

El oficialismo enfrenta una oposición que trasciende de la mera diferencia de opinión. Es ideológica, en el caso de la Concertación, y oportunista, en el caso de sus “aliados”, UDI y RN, ya que dependiendo del tono del tema en cuestión, brindan apoyo irrestricto o se transforman en fuerte obstáculo para el Gobierno. En torno a tópicos de corte liberal, la UDI le da la espalda al Gobierno, pero son los primeros en aplaudir de pie y apoyar cualquier decisión conservadora que provenga desde la Moneda. Cuando se discutía la derogación del sistema binominal, por ejemplo, apareció Jovino Novoa a poner paños fríos con una soberbia escalofriante: «cambios profundos al sistema político no va a haber durante este período». Inmediatamente después de esta declaración, los ánimos reformistas fueron decayendo. En torno a la discusión del salario mínimo, nuevamente apareció la UDI a golpear la mesa mediante un apoyo absoluto al Gobierno que le pasó por encima incluso a Carlos Larraín.

Constatar esto último no sólo nos confirma algo evidente – que la UDI controla la agenda del Gobierno –, sino que también nos permite esclarecer una de las ideas de Gobierno centrales de la derecha: Creer que su proyecto de país es una suerte de panacea universal capaz curar todos los males. Esta tesis la refuerza Pablo Longueira cuando expresa que “lo mejor que le puede pasar a los chilenos es que tengamos un gobierno de ocho años”.

A diferencia de lo ocurrido en 1973, esta vez la derecha llegó al poder mediante la vía democrática, pero conserva aquel espíritu arbitrario de creer que en sus manos está la salvación de Chile. Este neo-despotismo ilustrado es probablemente la explicación del transversal y masivo rechazo al Gobierno y a esta ideología, ya que cuando se está en presencia de una ciudadanía despierta y demandante de más diálogo, no existe peor bandera que la de “por el pueblo, pero sin el pueblo”. Claramente esta idea de creer en el proyecto propio como la mejor alternativa no es monopolio de la derecha, es natural en cualquier partido o coalición política con aspiraciones de poder. Lo que no es natural es creer que este modelo debe imponerse al país basándose en la adjudicación arbitraria de una superioridad moral-ideológica no dialogante. Y es ahí donde radica el problema de la derecha chilena, o al menos del sector más duro de ella.

El daño democrático que genera esta idea de superioridad de la derecha es letal, ya que la aleja de la real problemática de las personas y la incentiva a hacer cálculos políticos para perpetuarse en el poder. La UDI “popular” hoy se preocupa de su candidato presidencial – candidato que, sorpresa, se escogerá entre cuatro paredes – y se niega a un aumento significativo del salario mínimo.

Mientras La Moneda siga secuestrada por el neo-despotismo de la derecha, la tensión de la relación con la sociedad se irá incrementando. La gente quiere más humildad y diálogo con la clase gobernante, no la imposición de un modelo ideológico inspirado en una pseudo-superioridad que, para colmo, no soluciona estructuralmente los problemas del país.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?