#Política

La democracia nueva

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

¿Qué hace que una democracia sea vitalmente activa?

El sistema democrático es una mixtura fina entre reglas y valores que conviven entre nosotros. Su aplicación cotidiana va configurando la percepción que tenemos de ella y con ello la intensidad de nuestra adhesión.

Hay personas en que esa adhesión es fluctuante, razón por la cual la democracia no constituye convicción. Otros, de modo ejemplar, como Jaime Castillo Velasco (fundador y presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos), señalaba que había que ser “extremistas del diálogo”, en una relación de fondo con la idea que tenía del sistema democrático.


El proceso constituyente significa una oportunidad para renovar el pacto social y para darle forma a la democracia nueva a través de una conversación sensata sobre el futuro de nuestro país, sin vetos.

El termómetro de respaldo de la democracia se desploma cuando se pierde la confianza en la eficiencia y eficacia que ofrece, como por ejemplo, cuando deja de ser proveedora de bienes comunes o no logra dar a cada uno lo suyo (Tomás de Aquino sobre la Justicia). Por el contrario, cuando ocurren eventos como el plebiscito constitucional del 25-O, o el anterior del 5 de octubre de 1988, la adhesión sube como un disparo de esperanza y se manifiesta como efecto simbólico en nuestras propias reflexiones, y hasta los más escépticos tienden a cuestionarse.

La democracia chilena tiene déficits, y de ahí, que los síntomas han terminado gatillando los sucesos políticos a los que asistimos. Es defectuosa en términos de reglas que se expresan en el contenido valórico, es decir, en la representación simbólica y estética que transmite. Si un sistema de convivencia que busca establecer mínimos comunes (A. Cortina) para relacionarnos, y no logra su propósito de conseguir mínimos civilizatorios (Bobbio), no será poco frecuente que la adhesión se torne débil.

En ese sentido, el proceso constituyente significa una oportunidad para renovar el pacto social y para darle forma a la democracia nueva a través de una conversación sensata sobre el futuro de nuestro país, sin vetos. Es cómo se dice en la vieja Inglaterra, un tiempo para la “discussion(diálogo razonado).

La nueva etapa que se abre, no se hace en un tiempo vacío. La intensidad del ritmo de la historia es especialmente particular por los efectos de la pandemia, pero también, por la influencia de la revolución tecnológica que ha visto pasar en la política y en la sociedad un modelo de fake news y de influencia de redes sociales que llama a volver a la retaguardia en un equivocado contrafactual del momento contemporáneo. Si contamos con una globalización instalada, una interconexión que cruza fronteras, y aún cuando derrame tensión por el diferencial generacional y de colisión de elites v/s ciudadanía, las “cosas culturales” sigue desplegándose rápidamente, enfrentando los aires de nacionalismo.

Es por ello que resulta importante reafirmar en este debate  los valores asociados al bien común, a la justicia, a la igualdad ante la ley, al acceso a ciertos bienes públicos y a un sistema de reglas para la toma de decisiones. Cuando la comunidad mayor, el pueblo, observa que esos principios tienen pertenencia en su vida cotidiana, la democracia refuerza la idea de paz y cohesión social y puede encarnar, de esa forma (y través de la política), los valores que promete.

Byung – Chul Han, coreano alemán formado en Friburgo, la cuna de Heidegger y a escasos pasos de la vieja Heidelberg, en el límite con Francia, ha desarrollado en su imprescindible libro “La salvación de lo bello”, un capitulo que denomina “Política de lo bello”, donde señala  de un modo elocuente en una de sus partes: “La política de lo bello es una política de la libertad. La falta de “alternativas”, bajo cuyo yugo trabaja la política actual, hace imposible la acción genuinamente política. La política actual no actúa, sino que trabaja”.

Entonces, hay que ir por el juego limpio, por el juego ético, por no confundir  los intereses de grupo y pensar en grande. No trabajar, sino que actuar. Uno modestamente esperaría que los 155 constituyentes, sean aquellas y aquellos mejores que van a debatir sobre el fondo y van a entrar en un trance particular proyectando los próximos 40 años de Chile, con renovada convicción sobre lo que representarán y con la firme determinación de dar a la política un lugar para lo bello, dejándose impregnar por un ideal de aquella que actúa cuando hay una necesidad histórica.

Triste sería, en los albores de una democracia nueva, que se hiciera carne el viejo poema de Vicente Huidobro en este proceso: “Eramos los elegidos del sol y no nos dimos cuenta; fuimos los elegidos de la más alta estrella y no supimos responder a su regalo…”.

Nuestra tarea, como país, es responder al regalo posible de reencontrarnos y ser extremistas del diálogo hasta hacer nacer un Chile para las próximas décadas, una democracia nueva.

¿Qué hace que nuestra democracia sea vitalmente activa?

Nuestra capacidad de conversar y de construir esa “casa de todos” de la que venimos hablando desde hace ya una década.

TAGS: #Democracia #NuevaConstitución diálogo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Para algunos la gradualidad en la implementación de la Nueva Educación Pública era necesaria para su mejor y segura implementación; para otros, fue la aspiración de que en el camino se truncara, y se s ...
+VER MÁS
#Educación

Chile necesita una nueva Educación Pública y debe implementarse

La construcción de una alternativa de gobierno, qué ofrecer al país, requiere generar unidad de las fuerzas progresistas. Unidad con contenido. Unidad de forma y de fondo
+VER MÁS
#Política

Un resultado memorable

Ahora la clasificación se nos pone cuesta arriba, pero ello no debe hacernos caer en un pesimismo deprimente.
+VER MÁS
#Deporte

Chile en las cuerdas

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Nuevos

Para algunos la gradualidad en la implementación de la Nueva Educación Pública era necesaria para su mejor y segura implementación; para otros, fue la aspiración de que en el camino se truncara, y se s ...
+VER MÁS
#Educación

Chile necesita una nueva Educación Pública y debe implementarse

La construcción de una alternativa de gobierno, qué ofrecer al país, requiere generar unidad de las fuerzas progresistas. Unidad con contenido. Unidad de forma y de fondo
+VER MÁS
#Política

Un resultado memorable

Ahora la clasificación se nos pone cuesta arriba, pero ello no debe hacernos caer en un pesimismo deprimente.
+VER MÁS
#Deporte

Chile en las cuerdas

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social