#Política

La CELAC como espacio de reflexión democrática

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La gran política que apunta al desarrollo de una democracia real, debiera tener, en un espacio como la CELAC, un escenario para su consolidación. Sin rechazar otros procesos de integración que involucren otras regiones, la CELAC es una oportunidad para proyectar dinámicas de desarrollo económico y político, fortalecido con los caminos de integración, que hoy son ineludibles en la región para su proceso de desarrollo.

Quedan algunos ecos valiosos y del mayor interés, del significativo encuentro de la CELAC en Chile con la Comunidad Europea. Una cumbre rica en ideas, fuerte en algunas contradicciones y esperanzadora en su espíritu. En lo personal, quisiera recalcar algunas ideas y presupuestos implícitos en la Cumbre y en la carta de Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Sin duda, la CELAC como espacio para la integración económica y política, puede llegar a ser un hito importante en América Latina. No solo para el desarrollo y consolidación de su democracia, sino, que fundamentalmente para su integración política y económica. Como lo afirma la carta aludida, la gran política supone un aprendizaje permanente para convivir con las diferencias, aceptarlas y procesarlas. Este es un principio que funciona, no solo en la relación de países, sino que funciona también en la política interna y en la consolidación de nuestras democracias. La democracia no excluye, por naturaleza y esencia es. obviamente, inclusiva.

Nuestro desarrollo hasta ahora ha estado condicionado por nuestra dependencia de las grandes potencias al interior de América o extra continentales. “América Latina no se encuentra dividida porque es ‘subdesarrollada’, sino que es ‘subdesarrollada’ porque está dividida”. De alguna manera esto define formas de nuestro desarrollo capitalista dependiente, monoproductor básicamente en el siglo XIX y parte del siglo XX, y desintegrado por la acción misma del capitalismo de corte liberal clásico de la segunda mitad del siglo XIX hasta la crisis de los años 30.

Sin embargo, hoy los desafíos son otros. Frente a la debacle que ha producido la desregulación del capitalismo, del mercado y sobre todo del sistema financiero, no solo tenemos en Europa y en Estados Unidos profundas crisis, sino ausencia, por ahora, de soluciones. Esto, dentro de perspectivas democráticas que signifiquen algo más que el sacrificio, que siempre en estos casos hacen los trabajadores, los sistemas educativos y los recortes que llegan a la crueldad de los sistemas de salud y de protección social.

Estamos en el mundo de la diversidad y por lo tanto las soluciones no podrán venir desde la hegemonía económica, o cultural o social. Las respuestas serán también desde la diversidad de opciones, que caracterizan a todos nuestros países en América Latina. La democracia real, participativa, con poder ciudadano, con soberanía popular, no puede ser sacrificada en función de los intereses de las empresas y de un sistema que ha demostrado niveles de perversidad en la injusticia, a veces dramática, que se da en los sistemas de salud, de educación, de seguridad social y de tantos otros. En América Latina, nuestras sociedades son diversas, pero dentro de esta diversidad, todas pueden ser democráticas. El elemento central que las caracteriza no es solamente el que hayan elecciones libres, lo cual sin duda es importante, sino que hayan elecciones reales, que permitan expresar la voluntad popular. Hoy en Chile no hay un sistema de elecciones libres en plenitud, en la medida, que el sistema está concebido para perpetuar un modelo altamente favorable a un sistema económico, en muchos casos, inmoral e injusto. El voto del ciudadano en el actual sistema no puede cambiar nada absolutamente importante. Por lo tanto, no solo no es libre, sino que la gente ha llegado a entender que en este modelo votar o no votar muy poco decide. Lo peor que le pasa a esta democracia es que está controlada por un sistema que no le permite cambiar, ni mejorar permanentemente con la voluntad popular, que es la esencia de la misma.

De acuerdo a lo anterior, la gran política que apunta al desarrollo de una democracia real, debiera tener, en un espacio como la CELAC, un escenario para su consolidación. Sin rechazar otros procesos de integración que involucren otras regiones, la CELAC es una oportunidad para proyectar dinámicas de desarrollo económico y político, fortalecido con los caminos de integración, que hoy son ineludibles en la región para su proceso de desarrollo. Por lo tanto, el proyecto de la CELAC debiera ser, no solo, una oportunidad para el desarrollo económico, sino para el fortalecimiento de nuestras democracias, a partir de la diversidad de opciones que nos caracteriza, pero respetando todos los mecanismos de la democracia, sobre todo la expresión de la voluntad popular.

————

Foto: www.fotopresidencia.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

El logro para que Chile se ubique en ligas avanzadas de producción de patentes y propiedad industrial, es de urgencia, ya que el desarrollo depende de este contexto, considerando que es por todos sabido qu ...
+VER MÁS
#Tecnología

Día internacional de la propiedad industrial. La importancia estratégica que tienen las patentes para Chile

Debe pues acordarse un nuevo contrato social donde cada región administrará los recursos que genera y aquellas ciudades o regiones que no les alcance para su subsistencia, pues negocien con aquellos prés ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Chile debe impulsar una ley de regionalización pareja

Son más de 70 permisos viciados, con inversiones privadas del orden de unos cuantos miles de millones de dólares, con utilidades conjuntas aproximadas de 500 millones de dólares, teniéndose presente que ...
+VER MÁS
#Ciudad

Otros guetos verticales ilegales en Santiago

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado