#Política

La batalla de Wikileaks

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Julian Assange, el fundador de Wikileaks, está detenido pero podría ganar la guerra, ya que sus oponentes no han calibrado bien cuál es la naturaleza de los contendientes, ni el escenario de operaciones ni las armas. Esta batalla la puede ganar un ejército anónimo y global capaz de hacer frente a quien pretenda impedir la libertad en internet. En realidad, el combate que se está librando no es sobre la libertad de Assange ni sobre su moral, sino sobre el control en la red. Y Wikileaks está ganando, de momento, la guerra de la información. La respuesta de los internautas no se ha hecho esperar, con una amplia y variada gama de reacciones.

La descentralización. La página de Wikileaks ya ha pasado de los 1.000 mirrors (copias exactas del sitio), lo que hace descentralizada su presencia y dificulta la extirpación judicial, política o técnica.

La solidaridad. Los usuarios de Twitter y Facebook están en plena ofensiva contra cualquier intento de estas redes que pretenda minimizar -y mucho menos censurar-la respuesta de los ciberactivistas. Los hashtags a favor de Wikileaks han conseguido el Trending Topics mundial. No hay quien pueda callar el grito digital global.

El hackeo. Algunas organizaciones han ido más allá y han lanzado ataques a las páginas o las instituciones que se han añadido a la ofensiva contra Wikileaks. La capacidad de organizar un ataque simultáneo a los servidores de estas compañías, hasta bloquearlos y dejarlos fuera de servicio, es una respuesta contundente que notarán en términos de resultados económicos o imagen pública.

La contrainformación. Wikileaks ha contratacado, ayer mismo, revelando curiosas coincidencias diplomáticas y comerciales del Gobierno de EEUU con Visa y Mastercard, las mismas compañías que han bloqueado las fuentes de financiación independiente de la organización.

La simpatía. Puede que Assange sea un tipo fascinante o perturbador. Es igual. La justicia o su reputación pública ya decidirán y emitirán su veredicto. Pero a ojos de millones de ciudadanos en el mundo es un símbolo de la libertad. Un Robin Hood digital que roba información a los poderosos para dársela al pueblo. Encabeza también la votación popular en Times como personaje del año.

Alguien no ha entendido que la fuerza, el poder, el dinero o el tamaño ya no ganan las batallas de la libertad y la información en la sociedad-red. Seguramente, nada es casual y esta ciberguerra global entre David y Goliat tiene otros beneficiarios que no dan la cara. Pero no importa. La libertad va a ganar, aunque Assange siga detenido, acusado y finalmente condenado. Ningún presunto delito suyo podrá tapar la gran verdad: la información libre se abre paso a pesar de intereses y poderes. El mundo obediente y cautivo (y censurado) se acabó. Esto es solo el principio.

* Antoni Gutiérrez-Rubí, Asesor de comunicación.

———————–

Foto: Wikileaks rally – Adam Flix Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de diciembre

Simpática fábula.

11 de diciembre

El espanto y grito en el cielo q ha puesto EEUU y sus aliados por las filtraciones de Wikileaks son sorprendentes debido a su desparpajo moral. Los gobiernos norteamericanos, sin importar su color, han criticado la censura y control de Internet en China o Cuba, pero cuando se sacan sus trapitos al sol, se cometen “atentados contra la comunidad internacional”, que lo dejan “mal” ante sus aliados, ahí mueven todas sus influencias para bloquear y boicotear Wikileaks, tanto a sus servidores como a los sitios q le brindan financiamiento. Si eso no es censura, no sé qué es. Más aún, forzando o simplemente inventando casos penales a su fundador, sólo sumarán otro preso de conciencia a sus cárceles repartidas en el mundo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Kast y la derecha están preparando al futuro ciudadano, carente de aquellos modelos, y buscan asemejar identidades sin dimensiones políticas, ciudadanos no interesados en las transformaciones sociales
+VER MÁS
#Política

El triunfo de la inmediatez en la guerra de José Antonio Kast

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado

Popular

En Chile el apellido tiene un poder predictivo relevante en los ingresos. La estratificación social es persistente. En otras palabras, hay una cierta movilidad social, pero con techo.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Meritocracia chilena ABC1: Perpetuidad de privilegios

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado