#Política

Karl Marx y su Bicentenario redescubrimiento

21 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La crisis global del capitalismo, que causa estragos en la economía mundial desde 2007, hizo resurgir la crítica que Marx hace respecto de la inestabilidad de este sistema económico. A continuación revisaremos algunos de los principales planteamientos del filósofo de Tréveris, que actualmente tienen renovada fuerza y vigencia, para conmemorar su obra en el bicentenario de su natalicio.

La recurrencia de las crisis económicas

Marx cuestionó la idea de que el capitalismo se autorregulaba. Para él no había unamano invisible” que ponía en orden las fuerzas del mercado, como había postulado Adam Smith en La Riqueza de las Naciones.


Sin Estado radicalmente democrático, sin socialización del poder, sin autogobierno de masas, no hay revolución socialista alguna.

En cambio, Marx sostenía que el sistema estaba condenado a periodos de crisis recurrentes que eran inherentes a él. El crash bursátil de 1929 y las subsecuentes crisis alcanzaron su punto culminante en 2007-2008, cuando el mundo vivió un colapso financiero nunca antes visto en cuanto a su gravedad, impacto y persistencia.

Aunque, al contrario de lo que predijo él, las crisis no han ocurrido en la industria pesada, sino en el sector financiero.

Ganancias desmedidas y monopolios

La plusvalía es el valor que un trabajador crea por encima del valor de su fuerza laboral. El problema, según Marx, es que los dueños de los medios de producción se adueñan de la plusvalía e intentan maximizar sus ganancias a expensas del proletariado. Así, el capital tiende a concentrarse y centralizarse en unos pocos acaudalados y, como contrapartida, conduce al desempleo y a una depreciación de los salarios de los trabajadores.

Esto puede verse hasta nuestros días. Por ejemplo, un reciente análisis de la revista británica The Economist muestra que en las últimas dos décadas el sueldo de los trabajadores en países como Estados Unidos se ha estancado, el salario de los máximos ejecutivos ha aumentado significativamente, han pasado de cobrar 40 veces más que el promedio a embolsarse 110 veces más.

La teoría económica asume que la competencia se mantendrá de forma natural; Marx notó que el poder del mercado se centralizaría en compañías monopólicas que se depredarían entre sí; como por ejemplo: WalMart y otros gigantes de industrias tecnológicas, comunicacionales, etc., cuya presencia e influjo abarcan todo el orbe.

La globalización y la inequidad

En el Manifiesto Comunista se plantea que la expansión global del capitalismo se convertirá en la principal fuente de inestabilidad del sistema internacional, como lo demostrarían una serie de crisis financieras en el siglo XX y XXI.

La necesidad de constantemente expandir mercados para sus productos persigue a la burguesía sobre toda la superficie del globo. Debe anidar en todas partes, establecerse en todas partes, establecer conexiones en todas partes. Obliga a todas las naciones, so pena de extinción, a adoptar el modo burgués de producción“.

De acuerdo al profesor de Historia Económica Albrecht Ritschl, de la London School of Economics, hoy constantemente hay destrucción de mercados locales, inseguridad laboral y pérdida de empleos.

Desigualdad

La Fundación Oxfam en su informe Economía para el 99% de la población (2017) señaló que tan solo ocho personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, es decir, 3.600 millones de personas.

Bajo el capitalismo las diferencias de ingresos varían en cada etapa, difieren significativamente entre países y están condicionadas por las conquistas populares o la correlación de fuerzas entre opresores y oprimidos. Pero en todos los casos el capitalismo tiende a recrear y ensanchar las brechas sociales.

Además, Marx atribuyó la reproducción de la desigualdad, a la dinámica de un sistema asentado en ganancias derivadas de la plusvalía extraída a los trabajadores.

Apetitos imaginarios

Marx ya había detectado la tendencia del capitalismo, en búsqueda del crecimiento infinito, de crear falsas necesidades la extensión de los productos y las necesidades se vuelve una especie de calculada y confabulatoria servidumbre a sofisticados apetitos imaginarios, inhumanos e innaturales. Un ejemplo patente de esto es la constante fiebre consumista por la adquisición de diversos productos tecnológicos.

Revolución no es Totalitarismo

Su modelo de gobierno es la Comuna de París de 1871. El rasgo principal de este tipo de gobierno es que la fuente del poder no es la ley previamente discutida y votada en el parlamento, sino la iniciativa directa, local, que arranca desde abajo, de las masas populares. Muy en boga actualmente por la eclosión mundial de los nuevos movimientos sociales.

Marx no planteó revoluciones de “minorías conspirativas”, o “revoluciones desde arriba”. Allí hay una radical diferencia entre Lenin y él.

La revolución socialista siempre ha debido ser  una revolución democrática de multitudes. Por lo tanto, nada de veneraciones al Estado, a su maquinaria burocrática, a sus funcionarios y capas administrativas:

La libertad consiste en convertir al Estado de órgano que está por encima de la sociedad en un órgano completamente subordinado a ella” (Crítica del Programa de Gotha, 1875).

El Estado es un órgano subordinado a la sociedad, que debe ser radicalmente democrático aun en las fases de transición, y que depende enteramente del control de la inmensa mayoría para el interés de la mayoría inmensa. Sin Estado radicalmente democrático, sin socialización del poder, sin autogobierno de masas, no hay revolución socialista alguna.

La conclusión es sencilla: los promotores del Socialismo de Estado, del Socialismo burocrático, despótico y acrítico podrán autodenominarse “marxistas”, pero a la luz del pensamiento marxiano, se comprende por qué Engels los criticó y por qué Marx llegó a decir: “Yo no soy marxista”.

Toda la concepción de Marx no es una doctrina, sino un método. No ofrece dogmas hechos, sino puntos de partida para la ulterior investigación y el método para dicha investigación” (carta de Friedrich Engels a Werner Sombart; 11 de marzo de 1895).

La derecha política no ha reparado en la explicación del resurgir del marxismo y de los nuevos movimientos sociales que toman las banderas de esta filosofía política. Se quedaron en una crítica, por lo demás justa, hacia los genocidios cometidos arbitrariamente por las dictaduras socialistas que maliciosamente tergiversaron la metodología marxista, como si esa fuese la quintaesencia de esta ideología; su ceguera intelectual no les permitió reparar en el tipo de gobierno popular, permanentemente renovado, autocrítico, antidogmático y participativo que Marx y Engels  plantearon, y que actualmente cobra nuevos bríos entre una ciudadanía más empoderada.

Finalmente, como cavilaba Frei Betto “El escándalo de la Inquisición no hizo que los cristianos abandonaran los valores y las propuestas del Evangelio. Del mismo modo, el fracaso del socialismo en el este europeo no debe inducir a descartar el verdadero espíritu del socialismo del horizonte de la historia humana”.

Esta columna fue coescrita por Jorge Molina y Patricio Mery.

 

TAGS: #Marx Capitalismo Socialismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de mayo

Pero, qué mierda, wn, jajaja….

Esta tontera que plantea éste tal Marx es un sin sentido. (Disculpado, pensador del milenio pasado)…

Pareciera que combate al capitalismo y lo hace el culpable del desempleo y de bajos salarios. No sé si pensó qué pasaría con el desempleo y los salarios si desaparece el capitalismo (un extremo teórico de la situación que permite contemplar .. “el borde del comportamiento del sistema”)

Segunda cosa, no sé si pensó en qué pasaría si el capital fuera igual en todos (otra situación extrema) ¿Quién trabajaría en determinados trabajos y qué pasaría con la variable depredación ambiental?

Tercero, de jiles la gente es pobre. De jiles dejan que los abusadores del sistema, albergados en el Estado, repartan a su gusto, lo que sea, sin que intervenga mayormente la ciudadanía. (Si fuera un contra ejemplo la educación, imagina a todos educados. ¿Qué pasaría con el mercado del empleo?)

Ningún poder radica en la ciudadanía, tal como imagina éste caballero. La ciudadanía es la pisoteada del aparato estatal, económico y financiero. Pero, no es de jiles, sino que por falta de entendimiento y organización, la ciudadanía no toma el poder y crea nuevos mecanismos financieros que nivelen en el largo plazo la concentración de riqueza hasta .. “otros puntos”.

Pero, esto revolución no tiene por qué llamarse socialismo. El socialismo jamás pudo hacer lo que digo que podría hacer hoy la ciudadanía si se reúne digitalmente a pensar, plantear

17 de mayo

Rolando, primero, en ninguna parte de los textos de Marx y Engels se plantea que porque se implante el comunismo la gente dejará de trabajar.

Segundo, cada individuo recibirá de acuerdo a sus necesidades, ergo… todas las personas tienen las mismas necesidades?

Tercero, cultura y educación son pilares para q el pueblo más pobre, e inconsciente de la hegemonía cultural capitalista, se organice y luche por sus derechos. Es inaceptable que usted los trate tan pedestremente de “jiles” en circunstancias que muchas de estas personas jamás han tenido oportunidades de surgir educacionalmente en su vida, por tener muchas carencias materiales.

Cuarto, sus párrafos quinto y sexto son una flagrante paradoja.

05 de mayo

“5 cosas que Karl Marx hizo por nosotros y por las que no le damos crédito”

“¿Te gusta no tener que trabajar 24 horas al día, los siete días de la semana?
¿Y tener una pausa para el almuerzo?
¿Te gustaría poder jubilarte y cobrar una pensión en la vejez?

Si tu respuesta a estas preguntas es sí, puedes agradecérselo a Marx.”

http://www.bbc.com/mundo/noticias-43975162#

05 de mayo

El artículo que esta en el link es propaganda, lo penoso es que se le quita el mérito a personas que sí postularon esas ideas. Respecto a Marx, la humanidad le debe cobrar, como a tantos otros oscuros personajes, los millones de muertos que deja su ideología, mal entendida o no, pero que ha sido perversa y brutal para la humanidad toda.

07 de mayo

En Chile se sigue trabajando 9, 10 horas al día, incluso los sábados y domingos. Sin seguridad social, sin pensiones, sin horario de colación o con apenas media hora. Igual que en muchos otros países, especialmente de America Latina y el tercer mundo. Donde si se logró fue en Europa, y gracias no al liberalismo ni a Marx, sino a Edouard Bernstein, que fue el teórico de la socialdemocracia.

09 de mayo

Don Fernando, de acuerdo a los griegos del periódico clásico, filosóficamente hablando hay una diferencia entre tiempo libre y ocio, siendo el segundo el q se emplea d manera correcta y sabia para el ser humano en el cultivo del saber. Ya Aristóteles en su Ética a Nicómaco había planteado la relación entre el trabajo y el ocio. En cuanto a las 8 d horas d trabajo, esta idea fue planteada por el “socialista utópico” Robert Owen y la seguridad social, pensiones d por medio, llevada a cabo por el canciller Bismarck a partir d 1883, como reacción y contención al marxismo d línea dura. Muchas gracias por sus observaciones.

09 de mayo

Don Fernando, de acuerdo a los griegos del período clásico, filosóficamente hablando hay una diferencia entre tiempo libre y ocio, siendo el segundo concepto el que se emplea de manera sabia y correcta cultivando el saber en sus distintas áreas. Ya Aristóteles en su Ética a Nicómaco había planteado la relación entre el ocio y el trabajo. En cuanto a las 8 horas laborales, esta idea fue planteada por el “socialista utópico” Robert Owen. La seguridad social, pensiones de por medio, fue llevada a cabo por el canciller Bismarck a partir de 1883, como reacción y contención al marxismo de línea dura. Muchas gracias por sus observaciones.

06 de mayo

La columna devela, entre muchas cosas, los errores conceptuales e interpretativos que cometieron los totalitarismos socialistas. Además da en el clavo en la explicación acerca de los actuales movimientos sociales.

10 de mayo

Eduardo, muchas gracias por sus comentarios y palabras. Saludos.

Andrés Moreno Ibarra

06 de mayo

El penúltimo párrafo, sobre las diferencias entre lo que proponía el marxismo y su tergiversación por los regímenes socialistas y el nacimiento y adquisición de esta filosofía por parte de los movimientos sociales, es una buena comprensión sociológica de la actualidad. Marx y Engels tuvieron mucha clarividencia sobre lo que le ocurriría a la sociedad.

10 de mayo

Andrés, ese penúltimo párrafo es uno d los más importantes d la columna. Muchas gracias por su comentario. Un abrazo.

María Huerta

07 de mayo

El texto es una renovada manera de leer a este filósofo que, en compañía de Engels, buscó el bienestar de los trabajadores y más desposeídos del mundo.

09 de mayo

Exactamente María. Muchas gracias por su comentario.

09 de mayo

Gio, el sistema de seguridad social europeo surge en Alemania con Bismarck en 1883 debido al temor que éste tenía a la corriente marxista ortodoxa, no al reformismo de Bernstein. Respecto a las 8 horas de trabajo, esta idea fue concebida por Robert Owen y años más tarde fue proclamada como una de las demandas principales de la I Internacional (Marx-Engels) en su Congreso de Ginebra de 1866. Un abrazo.

09 de mayo

Cierto en ese punto, pero en general la socialdemocracia se le debe a Bernstein. De hecho, segun entiendo, han existido sistemas de seguridad o algo parecido en fechas anteriores, por ejemplo en la Reública de Venecia. También en el imperio Incaico existía algo parecido a un socialismo. De hecho, en la Edad Media, la Iglesia asumía ciertas labores sociales, como crear y mantener hospitales para pobres. Si uno asume que en esa época existía una unidad entre la Iglesia y el Estado, se puede pensar que era el Estado quien acometía esas tareas. Nunca ha estado muy alejado de la realidad el que el Estado se ocupe de temas sociales, por ej. los romanos construian baños públicos, por un asunto de salud y de higiene social. Por mucho que los liberales digan que es una tendencia innata del ser humano comerciar y “ser libres”, tambien es una tendencia innata y no forzada del ser humano organizarse para que el Estado o algo parecido a el se ocupe de temas comunes. En todas las culturas la autoridad, los que gobiernan, se han preocupado del interés común, de una forma u otra. La realidad lo va exigiendo. Por lo mismo, me parece más normal de lo que se cree exigir y preocuparse por la educación pública, la salud, etc. No soy marxista. Saludos

09 de mayo

Gio, concuerdo plenamente, sin olvidar a Blanc, Lasalle, Bebel, Kautsky y Liebknecht. Muchas gracias por sus excelentes comentarios y aportes.

10 de mayo

Gracias a ti, saludos.

Marta Muñoz

09 de mayo

Interesante visión e interpretación del denominado socialismo científico, la cual le transmite nuevos aires y fuerzas a esta ideología.

10 de mayo

Marta, muy agradecido por su comentario. Saludos.

14 de mayo

Javier, es difícil considerar a esta ideología como perversa, a la luz d plantear la emancipación de los trabajadores más humildes d la sociedad; más aún cuando su esencia es un socialismo no sectario, crítico y diverso. Otra cosa es la mistificación -crímenes de por medio -que de ella hicieron una gran cantidad de jerarcas comunistas. La responsabilidad penal es individual.

21 de mayo

Jorge, muchas intenciones son loables, buscar la justicia social es sin duda una de ellas, sin embargo hay que diferenciar entre aquellos líderes que nos enseñaron a conversar, dialogar, buscar la no violencia, en último término apelar a nuestra humanidad para avanzar, y aquel que pregona « acabar » con una clase social definida por él mismo, por ello es bastante maligno considerar que nada es posible sin la revolución, además de equivocar la dirección de la evolución social humana, de la capacidad humana de entendimiento, esa directriz generó y sigue siendo responsable de genocidios. Este hombre diseñó una ideología perversa, postuló la muerte como solución de los conflictos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

¿Qué vínculo directo puede existir entre las múltiples exigencias a las mujeres y la violencia machista? La relación es mucho más estrecha de lo que parece; los machos que abusan viven en una cultura, ...
+VER MÁS
#Género

Chile alerta. Violencia machista

El Gobierno ha perdido el control de la Agenda y extrañamente su demora en retomarlo le está golpeando bajo su línea de flotación
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Piñera y oposición imaginaria

Chile no cuenta con una política ambiental que haya sido debatida en regiones, de manera participativa, donde se plasmen diversas opiniones que definan la orientación definitiva que el país debe tener no ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Algunas cuestiones ambientales y la política ambiental que nos falta

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes