#Política

Jorge Burgos y el regreso del partido del orden

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Una vez instalado Jorge Burgos en el ministerio del Interior, muchos tuvimos una sensación inmediata: llegó el partido del orden. Es cierto, el ex diputado y ministro de Defensa es claramente un hombre con mucha más experiencia en la política visible y concreta que Rodrigo Peñailillo, pero real es también que tiene otra manera de ejercer cargos públicos que gira más en torno a una percepción del relato democrático que creíamos olvidado.


El problema de este nuevo orden es que: se confunde conversar con transar sin antes plantear ideas. Sin antes entender que el debate consiste en llegar a un acuerdo real y no entregarse sin antes haber instalado sus visiones de manera potente, inteligente y-por su puesto-democrática. Siempre democrática.

Ya lo vimos en portadas de La Segunda: todos creen que llegó el centrismo. La moderación y la tranquilidad para algunos, cuando lo cierto es que solamente -aún no se sabe muy bien- volvió  una lógica que creíamos que podríamos superar luego de más de dos décadas ejerciéndola.

Burgos representa el salvavidas para quienes creen que toda una institucionalidad se estaba yendo al despeñadero. Su cara, su semblante y su tono meloso pero enérgico algunas veces -es extraño conseguir esa variación en la voz-  nos recuerda a una Concertación que se acostumbró al miedo a la democracia real e inventó una que le quedara ajustada a Pinochet, la UDI y todo quien los presionara. Pero sobre todo nos plantea que Bachelet no entendió cuál era el problema principal de su gabinete anterior, el que consistía en no saber explicar cosas simples y convertirlas en un gran problema y un gran material para los medios opositores.

Lo que hizo caer a Peñailillo, Arenas y Elizalde fue que manejaron un gobierno como una campaña presidencial. Se olvidaron de que estaba a cargo de un Estado y lo condujeron como si fuera un comando. Por lo mismo se dieron gustos poco prolijos que terminaron por hacer caer la conducción política -y económica- de La Moneda.

Fue solamente eso, porque las reformas iban por buen camino y estaban siendo conducidas de manera certera. Era una nueva manera de enfrentarse a la democracia que era la necesaria para un país que ya no soportaba otra vez la excusa del consenso en pro de un relato que solamente conviene a los que tienen el poder real. Sin embargo, hoy podemos pensar que el partido del orden ha llegado y junto con eso limpiará toda secuela del pasado gabinete, incluso los avances y las formas que parecían violentas al empresariado por el sólo hecho de que no estaban acostumbrados a una democracia con contrapeso.

Con Burgos a la cabeza, la política del gobierno será cada vez centrada en no molestar, en no enfrentar ideas y en no hacer que lo democrático funcione. Las conversaciones llegarán solamente a una conclusión de estabilidad que ronda por las cabezas de quienes manejan la supuesta realidad de este país a su antojo.

Se dice que el nuevo ministro será más dialogante, entendiendo el significado del diálogo en estos últimos veintitantos años. Es decir, una persona que sea capaz de dar garantías solamente a un sector, a una manera de concebir Chile sin así poder hacer posible que dos formas se enfrenten y lleguen a una  conclusión democrática.

Es precisamente el problema de este nuevo orden: se confunde conversar con transar sin antes plantear sus ideas. Sin antes entender que el debate consiste en llegar a un acuerdo real y no entregarse sin antes haber instalado sus visiones de manera potente, inteligente y -por su puesto- democrática. Siempre democrática.

TAGS: Cambio de Gabinete Ministerio del Interior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Tomás Tapia

12 de mayo

Simple. No estoy de acuerdo con tu análisis.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

A los niños, niñas y adolescentes post estallido social en Chile les debemos mucho. Y, lo mínimo es alentarles, que no claudiquen en participar de lo social y utilizar su derecho a reclamo por lo que jus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

A los niños post estallido social

Si Calderón llegara a tener éxito en su gestión de lobbysta, obtendrá una jugosa remuneración y Chile será conocido en el mundo como el país en donde las sentencias de la Corte Suprema tienen un val ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿ El "Conde Negro" podrá dejar sin efecto un fallo de la Suprema ?

El poder local-regional importa siempre y, por lo tanto, siempre se debe cultivar tal situación, porque es desde ahí, desde los territorios, desde donde emerge la pertinencia de la acción y el pertinente ...
+VER MÁS
#Municipales

Poder local, poder sub-nacional y conciencia territorial

Podemos anticiparnos a la catástrofe medioambiental, si consideramos las lecciones de algunos países que optaron por desvincular el crecimiento económico del consumo de materiales y emisiones de gases de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sigamos hablando de impuestos para la justicia ambiental

Popular

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública